Autor: Fernández-Cuesta Illana, Nemesio. 
 Al aire de la calle. 
 Una Asamblea de interés     
 
 ABC.    24/07/1969.  Página: 55. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

AL AIRE DE LA CALLE UNA ASAMBLEA DE ÍNTERES

La pequeña y la mediana empresa—de las que ya hablé la pasada semana—constituyen

una realidad biológica de Ja economía española. La existencia de estas unidades

empresariales de limitada dimensión, frente a los complejos colosales que

tienden a polarizar las actividades en diferentes sectores básicos, representa

ana peculiaridad que, lejos de significar una remora estructural, encierra

posibilidades dinámicas de excepcional Interés económico, social y humano. Todos

los países procuran alentar una» Iniciativas que, aparte de configurar un

colchón sociológico muy útil, son el yunque empresarial donde se forman unos

hombres representativos del mejor activo de las economías normales. Claro está

que en un mundo de gigantes, en una competencia internacional marcada por el

signo del colosalísimo planetario, las pequeñas -y medianas empresas necesitan

un adecuado caldo del cultivo para subsistir en una contienda desigual, donde la

medición de fuerzas Implica un reto a nivel mercantil, tecnológico y financiero.

En definitiva, de nada sirve afirmar que estas empresas de reducida dimensión

son interesantes desde el punto de vista nacional, sí luego rio hacemos nada por

ayudarlas en su desarrollo. Por ello, me alegra comprobar que, por encima de los

buenos deseos y de los simples alientos de boquilla, hoy comienza en Madrid una

Asamblea nacional de pequeñas y medianas empresas para estudiar su problemática

y, me imagino, para proponer soluciones concretas. Leo los títulos de las cuatro

ponencias a debatir en torno a las P.M-E. (nueva sigla Introducida), y me

parecen sugestivos; sólo resta confiar en que el jueves 26, cuando concluyan los

trabajos, la Organización Sindical pueda proponer, sobre bases absolutamente

serias, objetivas y justas, una linea de política económica racional encaminada

a fortalecer esa realidad empresarial que es un patrimonio, envidiable para

cualquier país, y especialmente para los de estirpe iberoamericana,. Echo de

menos quisa el estudio de esta posibilidad concreta de la proyección exterior de

nuestra pequeña y mediana empresa más allá del simple acceso al mercado

internacional en el aspecto exportador. Todos sabemos que las economías de

escala y las integraciones de mercado, que las alimentan, Imponen las

concentraciones, pero no dudamos que las pequeñas y medianas empresas no son un

anacronismos nt una romántica secuela de otras épocas, sino un fermento vivo que

puede ser fundamental en el auténtico desarrollo socio-económico, cuyo secreto

no discurra lejos de esa regionalízación que cada vez, como contraste lógico de

las integraciones multinacionales, se nos aparece como una vía racional, que

merece ser explorada seriamente.—Nemesio FERNANDEZ-CUESTA.

 

< Volver