Veinticinco procuradores pidienron votación nominal. 
 El pleno aprobó la modificación de Impuestos  :   
 Espinosa San Martín: "el impuesto debe transformar la estructura social". 
 Madrid.    30/06/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 37. 

CORTES El Pleno aprobo la modificación de Impuestos

Veinticinco procuradores pidieron votación nominal

La tercera sesión plenaria del año en curso de las Cortes Españolas—y novena de

la actual legislatura, que es también la novena—comenzó esta mañana, a las once

menos diez, bajo la presidencia de don Antonio Iturmendi Báñales.

En el estrado se encontraban también los vicepresidentes primero y segundo de la

Cámara, don Dionisio Martín Sanz y el conde de Mayalde, respectivamente;

secretarios, señores Romojaro, Zamanillo, Dávila y Lapiedra, y el oficial mayor,

señor De la Rica.

En el banco azul se encontraban la totalidad de los miembros del Gobierno, y en

los escaños inmediatos, los presidentes de las distintas Comisiones de la

Cámara.

El primer secretario, don Tonas Romojaro, dio lectura al .cta de la sesión

anterior, a las :xcusas de asistencia de los probadores y a las modificaciones i

las listas de éstos por fallecinientos o ceses.

A continuación, y con la soemnidad de costumbre, juraron sus cargos los

procuradores siguientes: don Fernando Abril Martorell, presidente de la

Diputación Provincial de Segovia; cion José Luis Alvarez de Cascro, de la de

Cuenca; don Angel Casas Carnicero, de la de Palencia, y don Fernando Gutiérrez

Marti, de la de Cáceres.

Gibraltar

Seguidamente el presidente de las Cortes, don Antonio Iturmendi Báñales, dijo:

"Una vez más he de traer a la consideración de la Cámara, este tema palpitante y

de perrnanente actualidad para:la conciencia española que es la rentegración a

España de la plara de Gibraltar.

En esta ocasión motiva mis palabras la llamada Constitución para Gibraltar del

Gobierno británico, que como todos sabemos y se ha hecho público supone un

desconocimiento de las recomendaciones de la Asamblea General de las Naciones

Unidas, un refuerzo de la situación colonial gibraltareña, una vulneración del

artículo 10 del Tratado de Utrecht y la creación de un instrumento político

artificial al servicio exclusivo de los intereses británicos."

Esta presidencia propuso al Pleno de las Cortes el acuerdo ´de su compenetración

con esas legítimas y necesarias medidas de nuestro Gobierno ante una

Constitución que encubre una actitud- imperialista, y frente a la cual debemos

dar una prueba más, en nombre de nuestro pueblo, de nuestra identificación con

la justicia de nuestra causa, en relación con nuestros legítimos derechos a la

recuperación de Gibraltar.

Derechos que por justicia reconocida y declarada por el más alto Organismo

internacional han de acabar con la situación colonial gibraltareña que las

Naciones Unidas vienen pidiendo desde 1964, restableciéndose así nuestra

soberanía sobre la plaza, y con ella la unidad nacional y la integridad

territorial española.

La Cámara aprobó unánimemente la proposición formulada por el presidente, quien

a continuación habló también sobre la reciente catástrofe registrada el pasado

día 15 en la urbanización de Los Angeles de San Rafael (Segovia), que arrojó un

balance de 59 muertes y más dé 120 heridos.

A continuación, el presidente dijo que iba a darse cuenta del dictamen de la

Comisión de Hacienda sobre modificaciones parciales en algunos conceptos

impositivos y que dada la extensión de este dictamen, si la Cámara así lo

acordaba, se suprimía su lectura. Con la aprobación del Pleno, pasó seguidamente

en nombre de la Comisión de Hacienda, a defender el dictamen el procurador don

Antonio Gómez Picazo.

Espinosa San Martín: «El impuesto debe transformar la estructura social"

Habló a continuación el ministro de Hacienda, quien en su discurso, refiriéndose

a la cuota proporcional de la Contribución Rústica,, dijo que, pese a los buenos

deseos del legislador de 1964, no había producido el fruto esperado y de hecho

su aplicación se había convertido cu un semillero de discordias entre la

Administración y los agricultores.. El proyecto enviado por el. Gobierno optó

por suprimirla, inclinándose por un sistema, a nuestro juicio más simple y

práctico, que se elaboró previa consulta con el ´ministro de Agricultura y el

presidente de la Hermandad Nacional de Labradores y Ganaderos.

JUSTICIA DISTRIBUTIVA

"Voy a daros ahora mismo dos cifras que estimo significativas: en 1968 la

recaudación por Contribución Territorial Rústica fue sólo de novecientos

veintiséis millones de pesetas, mientras que la bonificación en el precio del

gas-oil para el campo en dicho año ascendió a cuatro mil cuatrocientos cuarenta

y nueve millones de pesetas.

Lo que al ministerio de Hacienda le importaba sobre todo era que los grandes

propietarios tributaran por impuesto general sobre la renta mediante estimación

directa, y no porque con sus cuotas esperemos resolver ningún problema

fundamental del Presupuesto del Estado, sino por un elemental principio de

justicia distributiva.

La Comisión deliberó ampliamente y optó por conservar la cuota proporcional, si

bien estableció en cuatrocientas mil pesetas de base imponible el límite a

partir del cual se puede estar sometido en´ esta contribución a estimación

directa, cuyo resultado servirá de base en el impuesto general sobre la renta.

Con ello, aunque por otro camino,-se alcanzará también la finalidad propuesta.

REPARTO MAS EQUITATIVO

En el mismo orden de aproximar cada vez más a la realidad la base del impuesto

general sobre la renta, se establece ahora la posibilidad de que, en el impuesto

a cuenta sobre los rendimientos del trabajo personal, se puedan fijar también

por estimación directa las bases correspondientes a los profesionales a partir

de determinados niveles de ingresos.

Estas medidas representan un paso importante para qué la tributación se acomode

a la verdadera capacidad económica de cada contribuyente y permitirán al mismo

tiempo fortalecer la eficacia de la imposición directa.´

Con la misma finalidad de conseguir un reparto más equitativo de la carga

fiscal, se pro curó que 1 a obtención de los nuevos ingresos que se necesitan

para la nivelación del Presupuesto se efectúe, a través de una elevación

selectiva de tipos del impuesto sobre el lujo e impuestos especiales, sobre

consumos mer.os necesarios.

LUCHA CONTRA EL FRAUDE

Sin embargo, creo que es importante subrayar que el proyecto ha reforzado los

medios legales de que dispone la Administración para luchar contra el fraude.

Se han modificado por ello dos artículos de la Ley General Tributaria, que

afectan a responsabilidades y sanciones y que no alteran los principios

fundamentales de la misma. Con todo ello-simplemente se adapta la ley a las

exigencias de una acción más enérgica contra el fraude.

Cuando ti fraude fiscal puede ser privilegio de unos pocos: cuando se aprovechan

más de] fraude quienes han resultado también más favorecidos en ¡a distribución

de rentas y riquezas; cuando las llamadas a la solidaridad social y a la moral

individual no resultan suficientes, nuestro deber primordial es reforzar el

marco legal que permita eliminar este cáncer que afecta a nuestra estabilidad

económica, al funcionamiento de los servicios públicos, a la financiación de

nuestro desarrollo y, sobre todo, a la justicia. Y porque el sistema fiscal es

algo que nos pertenece en común quiero otra vez más apelar a todos para

fortificar en la intimidad de cada conciencia lo que hay de deber colectivo y de

expresión de solidaridad en el pago del impuesto. Nuestro pueblo debe superar su

instintiva resistencia frente al tributo.

Apelo a los maestros, para que en su labor diaria asienten en ´la conciencia

infantil, con esa impronta que no se borra, el sentido del deber fiscal; apelo a

los intelectuales, que meditan sobre el ser de nuestro pueblo y que están

preocupados por su futuro, para que introduzcan dentro de las categorías de

solidaridad social la que se expresa en el pago de los impuestos; apelo a los

moralistas, para que mediten cómo entre los deberes colectivos que hoy les

aparecen como deslumbrantes, está la puntual y exacta satisfacción de la

obligación tributaria; apelo a vosotros, representantes de nuestro pueblo en

esta histórica Casa, que hacéis y rehacéis las leyes fiscales, para que cerca de

vuestros representados subrayéis su valor como fórmula de convivencia. Son éstas

leyes como las demás; pero son justamente las que hacen posible que las otras

vivan y se realicen.

Entiendo que la Justicia fiscal significa que el impuesto debe cumplir una

función de transformación de la" estructura social. Este es el efecto de la

llamada progresividad impositiva, que .es un instrumento técnico para promover

una sociedad más igualitaria cuando la distribución de rentas y riqueza no se

considera correcta.

CIEN MIL MILLONES

En el sistema español hay una serie de factores que, con independencia del

fraude, erosionan su suficiencia. Me refiero, entre otros, al crecido número de

exenciones y bonificaciones fiscales.

Sobre los ingresos públicos han confluido las. necesidades, por supuesto

justificadas, de muchas políticas diversas, pero que están minando gravemente

las posibilidades recaudatorias. En un primer intento de estimación del coste de

las exenciones fiscales, elaborado por la Secretaría General Técnica del

ministerio, incluyendo, desde luego, los mínimos exentos, el importe aproximado

de las exenciones rebasa ampliamente los 100.000 millones de pesetas anuales.

Esta realidad debe hacernos reflexionar.

Es decisivo para que el sistema fiscal cumpla el objetivo de suficiencia, que

las bases fiscales correspondan exactamente a la realidad. En este sentido se

están mejorando las técnicas de comprobación y • valoración de bases. Y .a,

esta, preocupación corresponde también la tendencia a someter • a estimación

directa un número cada vez mayor de contribuyentes.

Como instrumento de política económica, la Hacienda de hoy debe contribuir al

desarollo de"´ país y a su estabilidad. Pero su contribución al desarrollo ha de

entenderse rectamente. No debe identificarse con la concesión de incentivos

fiscales, ni puede servir de apoyo para la petición de ventajas a favor de

aquellos sectores o contribuyentes que no las necesiten, dada su situación

económica. Sólo se justifica la disminución de la carga fiscal cuando de ella se

derivan notorios y evidentes beneficios para toda la comunidad.

Hay que tratar de evitar a toda costa que los Incentivos fiscales sirvan sólo

para alentar Empresas que no sean verdaderamente rentables y que subsistan

únicamente merced al oxígeno fiscal.

INFORME SOBRE EL SISTEMA FISCAL

Para hacer compartir al país esta-preocupación que siento como ministro de

Hacienda he encargado al Instituto de Estudios Fiscales la preparación de un

informe completo sobre la realidad del sistema fiscal español y sus perspectivas

de futuro.- Este informe será ampliamente difundido y espero que. vosotros, que

lo conoceréis en primer término, me ayudéis a crear un estado de opinión y a

preparar una conciencia fiscal más responsable. Os pido ya vuestra atención

para este informe, asi como vuestra crítica y vuestro juicio.

No se trata de elaborar un proyecto de reforma fiscal. Creemos sinceramente que

la evolución futura de nuestro sistema está marcada por las líneas maestras de

la ley de 1964.

El informe que- acabo de anunciaros no será una exposición dogmática, ya que, en

definitiva, si los problemas son únicos, las soluciones son múltiples. Tampoco

contendrá un recetario de propuestas legislativas. Lo que pretente ante todo es

crear un estado de opinión debidamente sensibilizado que prepare el camino hacia

posibles modificaciones. Será fundamentalmente una reflexión hecha en voz alta

sobre el futuro de nuestro sistema fiscal. Y, en este sentido, quiero hoy

anunciaros que las puertas del Instituto de Estudios Fiscales están abiertas de

para en par para vosotros. . .

En los años próximos, nuestro, país, como todos los -del mundo occidental,

tendrá que medir el grado de participación del sector público que puede aceptar

su economía. Esta primera cuestión—de cuya respuesta penden !as demás -habrá de

ser abordada por el informe. Habrá de considerar a la vez el ritmo de

crecimiento del gasto público, sin olvidar que la capacidad dé financiación de

cualquier sistema tributario es forzosamente limitada y que pretender alcanzar

metas demasiado ambiciosas puede suponer, introducir un factor de perturbación

en el sistema productivo.

PROGRESIVIDAD

Habrá que examinar el grado de progresividad que el sistema Fiscal en su

conjunto debe poseer; habrán de plantearse las exigencias que van a imponer una

gestión moderna y mecánica de los impuestos sobre su actual grado de

complejidad; habrá de estudiarse que técnicas son las más adecuadas, dada

nuestra estructura social y económica, para lograr rápidamente un acercamiento

de la valoración fiscal a las bases reales; habrá de preocuparse por proponer

las medidas precisas para evitar la existencia de desigualdades tributarias;

habrá de considerarse o no la conveniencia o no de una tificación penal de .

determinadas conductas defraudatorias manifiestamente antisociales.

No se agota aquí el conjunto de problemas que h a b r á n de abordarse, pero la

anterior enumeración ilustra suficientemente acerca de la ambición y del

realismo de los propósitos que nos animan. Espero que este informe sirva de

catalizador de las ideas, opiniones y juicios que laten en todos los sectores de

la sociedad española dé la que vosr´ros sois cualificados portavoces.

E1 ministro terminó diciendo: "Me consta la comprensión que sienip.´e habéis

demostrado por , ayudar al Gobierno en la obtención de los recursos precisos

para atender a los gastos públicos de la nación. Sé por eso, que acogeréis de

manera afirmativa la petición que, en nombre del Gobierno, os hago ahora: la

aprobación de este- proyecto de ley."

VOTACIÓN NOMINAL

Terminado el discurso del ministro de Hacienda, el presidente de las cortes

anunció a la Asamblea que firmado por veinticinco procuradores, encabezados por

el señor Vilalta Caralt, se había presentado en la Mesa un escrito pidiendo para

la aprobación del proyecto de ley, votación-nominal. De acuerdo con lio, a las

doce y veinte se cerraron las puertas del salón de sesiones en su acceso al

hemiciclo y comenzó la citada votación a base, en primer lugar, de los miembros

del Gobierno situados en el Banzo Azul.

A la hora de serrar nuestra información continuaba la votacíón.

 

< Volver