El convenio de la Banca     
 
 Madrid.    14/02/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

El convenio de la Banca

En el terreno laboral, la marcha del convenio de la Banca privada se ha

convertido, por ana serie de circunstancias, en una de las cuestiones mas

interesantes. Viene dado este interés porque no sólo se hallan en juego unas

reivindicaciones .salariales y económicas en general, sino también una serie de

factores internos que tienen aún mayor importancia y consideración, que, de

momento, han hecho ponerse de luto a los empleados de una entidad de Vigo, y han

producido una protesta silenciosa por disconformidad con la Comisión del

convenio.

La negociación colectiva exige dos condiciones fundamentales: igualdad de fuerza

y representatlvidad de las partes para negóciar.

¿Como se cumplen estas condiciones en el convenio de la Banca privada? Por loa

resoltados de la negociación quiza s« puedan extraer conclusiones.

La. negociación colectiva, cuanoo existe igualdad de fuerza entre los

contendientes, se ha mostrada basta la fecha en todo «i mundo como uno de los

medios más encaces para equilibrar capital y trabajo, tero en el convenio de la

Banca, este mínimo de equilibrio indispensable, al parecer no se ha producido.

Desde el año 1965 hasta la fecha, los porcentajes de aumento en los beneficios

de los Bancos y los de aumento en los sueldos de los empleados guardan una

desproporción notable.

El trabajador de Banca, que .suele estar muy bien informado del terreno que

pisa, empieza a sospechar que su posición es bastante endeble, sobre todo si

examina ios íes altados prácticos en los últimos convenios. Según el Instituto

Nacional de Estadística, en el capitulo referente a las mejoras conseguidas por

medio de convenios colectivos, la Banca ocupa el penúltimo lugar, con un 6,34

por 100 de aumento salarial.

Es lógico que, ante esta situación, el empleado de Banca vuelva la vista a

quienes han negociado en su nombre el convenio y exijan de éstos

representatividad, que se tengan en cuenta las peticiones de los empleados. Para

ello, hace unos meses, en un escrito acompañado de unas diecisiete mil firmas se

solicitaban una serie de mejora» que consideran imprescindibles para que los

trabajadores no tengan necesidad de realizar jornadas agotadoras a base de

pluriempleo y horas extraordinarias, o de ambas cosas a la vec. Según los

resaltados de una encuesta, en una Empresa bancaria, el 85 por 100 de los

cabezas de familia ejercen pluriempleo a hora* extras, y el 50 por 100 no pueden

prescindir del anticipo.

 

< Volver