Programa económico para 1975  :   
 No se adoptarán medidas para reducir el consumo de gasolina. 
 Informaciones.    26/10/1974.  Página: 9-10. Páginas: 2. Párrafos: 44. 

INFORMACIONES ECONÓMICAS

Sábado 26 de octubre de 1974

PROGRAMA ECONÓMICO PARA 1975

No se adoptarán medidas para reducir el consumo de gasolina.

El suministro de fuel-oil doméstico se reducirá un 20 por 100.

La temperatura de calefacción en locales y edificios públicos será de 20 grados.

Los programas de televisión concluirán a las once y treinta, y los espectáculos,

a las doce.

EL programa, económico del Gobierno para 1975 fue aprobado ayer en el Consejo de

ministros reunido en el palacio de El Pardo bajo la presidencia del Jefe del

Estado. Este programa se basa en tres grandes objetivos, que son otros tantos

«compromisos políticos», según afirmó el ministro de Hacienda en la ampliación

de la referencia del Consejo, que por vez primera presidió: junto con el titular

de la cartera de Información y purismo, señor Cabanillas Gallas.

Los tres «.compromisos politicos, del Gobierno para 1975 son los siguientes:

1 Asegurar el nivel de empleo y lograr que el paro no supere el 2 por 100.

2 Reducir sustancialmente el ritmo de inflación hasta cuatro puntos, sin

renunciar a un crecimiento del producto nacional bruto en el próximo año del

orden del 4,5 por 100.

3 Contener el desequilibrio de nuestras cuentas con el exterior y hacer posible

que la economía en el consumo y el esfuerzo exportador contengan la disminución

de nuestras reservas de divisas.

No habrá limitaciones salariales Plan de urgencia de regadíos.

Aceleración de los programas de construcción de viviendas Los productos

envasados y con marca consignarán, su precio en origen.

El ahorro de energía es una de las bases del nuevo programa económico.

Según comenzó diciendo don Antonio Barrera de Irimo, desde finales de 1973, el

mundo se encuentra en una situación de crisis económica de una gravedad

universalmente reconocida. Esparta, cada vez mal Integrada en la economía

mundial, no puede evitar todas las repercusiones que directa o indirectamente

resulten de esta situación.

Durante los meses transcurridos del ano 1974, el Gobierno ha tratado de

contrarrestar los electos negativos que en nuestra vida económica han ido

produciendo el aumento del precio del petróleo y de las materias primas, la

escasez mundial de alimentos, la Inflación, la menor emigración, el descenso del

turismo y el enorme Incremento de nuestros pagos e1 exterior.

La gravedad de la situación persiste y las medidas hasta ahora adoptadas —añadid

el señor Barrera de Irimo— tienen que ser reforzadas o complementadas. Muchas de

las actitudes de España ante la presente crisis deben ser revisadas para a

justar con firmeza nuestra marcha a un ritmo que asegure la prosecución en los

propósitos básicos de la comunidad nacional.

Por eso, el Gobierno estime conveniente hacer llegar al conocimiento de los

españoles cuales son los objetivos a los que encamina su acción en el futuro

Inmediato, para dar prueba del alcance y sentido coherente de la tarea de todos

sus órganos, siguiendo las consignas de su presidente, y para desvanecer,

mediante una Información adecuada, cualquier Incertidumbre que pueda pesar en el

animo de los empresarios, de los trabajadores o de los consumidores, y vencer

asi los peligros de la vacilación n de la conjetura.

LA ECONOMÍA, HOY

A lo largo de 1974 se na desarrollado una fuerte política de compensación Lde

las perturbaciones de la economía: acudiendo a los mayores gastos del Estado, a

la reducción considerable de algunos ímpuesto» y al poner en Juego nuestro

elevado nivel de reservas de divisas, para que el mercado Internacional o el

sector publico absorbieran aumentos de precio atenuaras la escasez de muchos

productos y en todo caso, hicieran mas soportable, en especial para los mas

necesitados, las súbitas perturbaciones en sus condiciones de vida.

Esta politica ha permitido que la actividad económica se mantuviera en términos

tales que al fin del año va a registrarse un crecimiento superior al 3,6 por

100, mientras que en el mundo desarrollado se habra reducido a poco mis del 1

por 100. Nuestro nivel de empleo, pese a una emigración cada vez mas reducida,

se encuentra en cutas ajn elevadas, semejantes a las de 1971. El coste de

la.vida . a fin de septiembre supone un. aumento del 11,7 por 100, casi como en

el año anterior porcentaje elevado, pero comparable con ventaja al

comportamiento medio de los países europeos. Estos resultada nan permitido, no

obstante, un numento, mayor aun que en otros años, de la retribución media por

hora trabajada y un mantenimiento de nuestras reservas, bien por encima de los

6.000 millones de dolares.

Todo esto no altera el reconocimiento realista de las Importantes dificultades

que aparecen en el horbonte de nuestro quehacer inmediato y que ea necesario

abordar con animo resuelto.

Al trazar las directrices de nuestra politica para el futuro, es necesario

constatar que el consumo se ha mantenida muy por encima de las posibilidades de

un pais que como tantos otros, se ve seriamente afectado por el mayor coste de

sus abastecimientos esenciales. Por otra parte, el nueva escenario económico del

mundo limita en medida Importante las posibilidades del desarrollo y las

politicas de estabilizacion muchos paises contribuyen aun mis a reducir el nivel

de actividad mundial.

De ahi la necesidad de que al gobierno proponga los objetivos que la comunidad

española debe perseguir, no sólo para ordenar su propia actuación, sino para

pedir la colaboración consciente ce los españoles en una tarea ambiciosa, y

difícil que alcanza a toda la comunidad nacional.

El hecho de que encierre esfuerzos y sacrificios no debe ensombrecer este

quehacer, cue debemos abordar con confianza y con segundad de que nuestra

capacidad como país y el fruto de la colaboración

de todos harán posible el superar con garantía esta situación, preservar la

justicía social y mantener la trayectoria de progreso en todos los órdenes de la

vida nacional.

El Gobierno —segün añadio el ministro de Hacienda— se propone tres objetivos

fundamentales de cara al aña 1975: primero, asegurar el nivel de empleo, tomando

cuantas medidas esten a tu alcance para Impedir que el paro pueda luperar el 2

por 100 de la población activa; segundo, reducir sustancialmente el ritmo de

Inflación basta cuatro puntos, .sin renunciar a un crecimiento del orden del 4,5

por 100; tercero, contener el desequilibrio de nuestras cuentas con el exterior,

al hacer posible que la el la economia en el consumo y el esfueno exportador

contengan la disminución de muestras reservas de divisas.

Estos objetivos deben permitir reafirmar ademas un mayor esfuerzo redistributivo

y de equilibrio social, e Incluso ana mayor participación del trabajo en

la renta nacional.

Estas afirmaciones no contienen la formulación de un deseo, sino un cuadro

realista da lo que resulta posible ante Jas limitaciones que entre si se Imponen

la Inflación, el crecimiento, el déficit exterior y el nivel de ocupación.

PROGRAMA DE MEDIDAS

Para asegurar la conquista de estos obJetivos el Consejo de ministros, en la

sesion celebrada ayer, acordó poner en practica un programa de medidas, cuya

ejecución, a través de las normas adecuadas, sera objeto de tu trabajo urgente e

Inmediata.

Con ellas se trata de abordar la política de empleo, el aseguramiento del ritmo

de desarrollo, la moderación en el consumo —en especial, en materia

energética—, la suficiencia de nuestro comercio exterior y de nuestros

abastecimientos, a política de precios y, naturalmente, el conjunto de medidas

sociales que Introduzcan en este cuadro la dimensión humana de las

responsabilidades colectivas.

Los estimulos a la Inversión privada, la certidumbre en la política de

financiación y un conjunto de actuaciones de distintos organismos públicos,

habrán de permitir la creación de los puestos de trabajo que con mayor ahinco

que otros años hemos de procurar, en la coyuntura presente.

Para hacer realidad el mantenimiento de en ritmo suficiente de desarrollo sera

necesaria con invencion y su selección escrupulosa ya que en el año próximo

habremos de anteponer a cualquier otra preferencia la que merecen aquellas

novedades que permitan mayor exportación.

sustituir Importaciones, ahorrar energía, aumentar los rendimientos y, en todo

caso, proporcionar esos nuevos puestos de trabajo. Este esfuerzo de creación

debe Ir acompañado en empresarios y trabajadores por la responsabilidad de esa

mayor productividad que España necesita para hacer posible que, en un año

difícil prosiga la mejora de nuestros niveles.

MENOS CONSUMO

La moderación del consumo es Indispensable, por su efecto en las Importaciones y

para atenuar la presión sobre les precios, y debe manifestarse especialmente en

relación con aquellos productos mas encarecidos en el mercado mundial y, sobre

todo, con la energía, sobre la cual el Gobierno dispone un conjunto de

limaciones en distintos usos. Por su reducida contribución a la solución del

problema y por las dificultades que comporta el consumo de gasolina no se veri

limitado, si la moderación de los últimos meses continuara.

Nuestra estrategia exterior requiere asimismo, medidas que potencien esa

dimensión trascendental de la economía española que es la actividad de exportar

a la que todos los empresarios están muy apremiantemente convocados. Otras

acciones del Gobierno han de procurar del cubrir y aprovechar al máximo los

recursos de nuestro suelo, para prevenir nuestra suficiencia ante las graves

dificultades

de aprovisionamiento.

RENTAS Y PRECIOS

También dijo don Antonio Barren. Irimo que la política de rentas y precios debe

contribuir, con tu adaptación a las circunstancias reales de la economía 1975, a

esa moderación Indispensable para abreviar esta situación de emergencia y

asegurar el cumplimiento de nuestros objetivos prioritarios. En materia de

precios, y con el proposito fundamental de asegurar el poder adquisitivo de los

salarlos, el Gobierno de previsto un conjunto de actuaciones que permitirán no

solo mayor rigor en su intervención, sino también una mayor competenda en todas

las actividades de producción y comercio, de la que debe tambien esperarse una

vigorización en el que hacer de muchos sectores económicos.

 

< Volver