La reforma de la justicia en marcha. 
 Unidad jurisdiccional con excepción de los asuntos militares y eclesiásticos     
 
   28/06/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 24. 

La reforma de la Justicia, en marcha

LOS ASUNTOS MILITARES Y ECLESIASTICOS

Unidad jurisdiccional, sin más excepciones qne en los asuntos propiamente

militares o eclesiásticos, es la principal nota que contienen las bases para una

ley orgánica de la Justicia, que, elaboradas por la Sección tercera de la

Comisión General de Codificación, recoge en su último número la revista

"Información Jurídica", del ministerio de Justicia.

Los tres objetivos básicos de dicha reforma, anunciada en su día por el ministro

de Justicia, son la renovación de estructuras orgánicas de la Administración de

Justicia, el perfeccionamiento de los procedimientos civil y criminal y la

racionalización de los métodos de trabajo.

En las bases de la reforma se mantiene el principio tradicional de la

territorialidad. Se atribuye a los Tribunales el conocimiento de todos los

juicios en los cuatro órdenes judiciales: civil, penal, contencioso

administrativo y social, así como los demás que se establezcan, sin más

excepciones que las dos citadas, y se regula la organización de los Juzgados y

Tribunales.

Los Tribunales

El Tribunal Supremo actuará en pleno y en salas, cada una de las cuales podrá

dividirse en secciones. La principal modificación consiste en fijar en cuanto,

en lugar de seis, el número de salas:

La Sala primera conocerá de los procesos de responsabilidad civil de magistrados

y fiscales, recursos de casación y revisión en materia civil, cuestiones de

competencia, resoluciones de Tribunales extranjeros y recusación de magistrados.

La Sala segunda conocerá de las mismas materias que la primera, pero en el orden

penal, y en única instancia, de los procesos por delitos o faltas de

subsecretarios, directores generales, gobernadores civiles, procuradores en

Cortes, oficiales generales de los tres Ejércitos cuando deba conocer la

jurisdicción ordinaria, magistrados y fiscales de las audiencias y otras

autoridades que señale la Ley.

La Sala tercera conocerá de las mismas materias que la primera en el orden

contencioso administrativo, y en única instancia de los recursos contenciosos

contra disposiciones de carácter general de la Administración del Estado u otros

actos que se dispongan.

La Sala cuarta conocerá de las mismas cuestiones que la primera en el orden

social y de los recursos que procedan contra disposiciones generales del

ministerio de Trabajo en materia de trabajo o seguridad social, cuando así se

establezca.

El Tribuna] Central que se cree estará constituido por las Salas de Justicia

precisas, no siendo más de una por cada orden judicial, o por los Tribunales

Centrales que se creen, que no podrán ser más de cuatro, uno por cada orden

Judicial.

El o los Tribunales Centrales conocerán de los recursos contencioso -

administrativos en materia de personal procedentes de la Administración del

Estado, de materia fiscal, expropiación forzosa, responsabilidad civil de los

funcionarios de la Administración del Estado, recursos contra resoluciones del

ministerio de Trabajo en materia laboral o seguridad social no atribuibles al

Supremo — expedientes de crisis, clasificaciones profesionales, recursos de

alzada contra Organismos autónomos, infracciones y sanciones, etcétera—y otras

cuestiones que les sean atribuidas.

Audiencias Territoriales

Las Audiencias Territoriales, que tendrán cuatro Salas—civil, criminal,

contencioso y laboral—, conocerán en pleno de las competencias entre Audiencias

Provinciales de su territorio, recusaciones contra su presidente, presidentes de

su sala y de las provinciales y contra dos o más magistrados de una Sala.

La Sala de lo civil conocerá en segunda Instancia de los procesos que hubieren

conocido los Juzgados de Primera Instancia de su territorio.

La Sala de lo criminal conocerá en única instancia del juicio oral y público de

las causas por delitos graves en la provincia de su sede.

La Sala de lo contencioso administrativo conocerá de los recursos contenciosos

contra actos de la Administración de competencia no extendida a todo el

territorio nacional si se trata de resoluciones de recurso de alzada,

recusaciones y responsabilidad civil de funcionarios que no sea de la

competencia del Tribunal central.

La Sala de lo laboral conocerá en segunda instancia de los procesos atribuidos a

las Magistraturas de Trabajo en los casos que se determina, así como de las

quejas, competencias y recusaciones.

Se sustituirá el actual sistema de confesión

Se sustituirá el actual sistema de confesión por el interrogatorio de las

partes, acordado tanto a instancia de la contraria como de oficio por el

juzgador, según se establece en una de las bases para el Código Procesal Civil,

que publica "Información Jurídica", revista del ministerio de Justicia.

El Código regulará la carga de someterse al interrogatorio en forma similar a

como se configura en la ley vigente la carga de la- confesión. Cuando los

órganos representativos de las personas jurídicas manifiesten que no conocen los

hechos propios de tales personas, sobre las que fueron interrogados, para no ser

tenidos por confesos deberán manifestar la persona o personas que puedan

responder al interrogatorio.

El interrogatorio se formulará verbal y directamente, tanto por las partes como

por el juzgador, pudiendo este último acordar careos entre los litigantes o

entre cualquiera de éstos y los testigos.

El Código Procesal Civil, según las bases establecidas, constará de cuatro

libros, relativos a disposiciones generales, juicios declarativos, ejecuciones

procesales; y procesos especiales, respectivamente. Los cuatro

libros se desglosarán a su vez en un total de doce títulos.

 

< Volver