Autor: Velasco Puente, Miguel Ángel. 
 Ayer, consistorio en el Vaticano. 
 Monseñor Oliver Domingo, titular de la diócesis de Tarazona     
 
 Ya.    21/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

RELIGIOSA

AYER, CONSISTORIO EN EL VATICANO

21-XI1-76

Monseñor Oliver Domingo, titular de la diócesis de Tarazona

Era actualmente obispo auxiliar de Madrid 0 Monseñor Alvarez Martínez pasa a

ocupar la sede de Calahorra-Logroño-La Calzada O El 23 de enero, canonización de

la beata Rafaela María del Sagrado Corazón de Jesús O En su alocución a los

cardenales, el Papa trazó el balance del año • Subrayó los signos de vitalidad

de la Iglesia y la fecundidad del Concilio O Puntualizó que la libertad

religiosa se funda en la dignidad de la persona humana

CIUDAD DEL VATICANO

20. (Crónica por télex de nuestro corresponsal, Miguel Ángel Velasco.)

Monseñor Francisco Alvarez Martínez pasa de la diócesis de Tarazona a la de

Calahorra Logróno La Calzada; monseñor Victorio Oliver Domingo, obispo auxiliar

de Madrid-AIcalá pasa a la diócesis de Tarazona como titular.

La canonización de la beata Rafaela María del Sagrado Corazón de Jesús,

fundadora de las esclavas del Sagrado Corazón, será el 23 de enero próximo.

Estas tres son las noticias más importantes, de cara a España, que el Papa ha

dado a conocer en el consistorio celebrado esta mañana en el palacio vaticano,

al que han asistido 35 cardenales.

La canonización del beato Neuman será el 19 de junio. El Papa, además de los dos

obispos españoles,, han preconizado otros cinco para diversas diócesis del mundo

católico. Desde el último consistorio han sido provistas 105 iglesias

diocesanas. Pablo VI ha anunciado haber concedido la "eclesiástica communio" a

S. B. Pedro XVII Ghedighian, elegido patriarca de Alicia de los Armenios

Al final del consistorio, el cardenal Confalonjeri, vicedecano del Colegio

Cardenalicio, ha presentado al Pontífice las felicitaciones navideñas, y el Papa

ha pronunciado la tradicional alocución—balance del año—, cuyos párrafos

esenciales son los siguientes:

El Líbano y Rodesia

"No podemos esconder nuestra preocupación por ciertas inquietudes que podrían

poner en peligro la tranquilidad, si no general, sí al menos de algunos

territorios. Con profundo sentimiento de alivio—aunque oscurecidos por temores

todavía no del todo disipados—hemos visto el comienzo del fin de los combates

que han ensangretado el líbano.

Los. esfuerzos de buena voluntad de todos deben ahora dirigirse a la solución de

los problemas que originaron el conflicto y a la obra de reconstrucción material

y también espiritual y moral.

- La crisis libanesa ha puesto de relieve la urgencia de resolver el ya viejo

problema del Oriente Medio, con espíritu de justicia y equidad que supere la

peligrosa tensión que permanece en la región. Opiniones autorizadas Juzgan

particularmente propicio el momento presente para la búsqueda de una composición

negociada Nos no podemos menos de recordar una vez más la exigencia por el

respeto debido al derecho y por la solidez de la paz, de que sea hallada una

adecuada solución al problema, de los Santos Lugares cristianos´, asi como

musulmanes y hebreos, y, en primer lugar, al problema de Jerusalén. No queremos

omitir, aunque sea en breve alusión, -la cuestión de Rodesia " Y aquí el Papa ha

recordado la figura de monseñor Lamont. comprometido, hasta el sacrificio de la

pronia vida, en la reivindicación de los derechos de la población alóctona.

EL CONCORDATO

Ha pasado el Papa a hablar de Italia, "no tiara referirnos a los problemas de su

vida nacional, que seguimos cnn particular interés v no sin temblor. Queremos

aludiral trabajo de la revisión del Concordato, al que la Santa Sede Se ha

prestado voluntariamente.El correcto y amigable trato entre la Iglesia v el

Estado PS más necesaria que en otros sitios en un país como Italia, donde

historia y realidad presente existen que ambos señan no sólo reconocer.

Ipalmente los respectivos espacios de competencia sino mantener, además—salvada

la mutua autonomía e indenondencia—, el camino de la armonía v de la buena

cooperación para la paz religiosa. No hay ánimo alguno por parte de la Iglesia

de reivindicar privilegios ni sed flp nrpdnminio. romo se ha querido insinuar

por algunos.

Vitalidad de la Iglesia

Tras recalcar los hechos salientes del año eclesial (canonizaciones. Conarreso

Eucarístico de Filadelfia, creación de 20 nuevos cardenales, reunión del Celam,

reeptruchifación de la Curia. etc ), el Pana se ha referido a la vitalidad de la

Iglesia "hoy, especialmente, cuando se multiplican los signos inquietantes de

una sociedad que parece usar del don estupendo y frágil de la libertad para

convertirse en" esclava de ideologías pervertidoras, a las que sucumbir sin

resistencia. El terrorismo fríamente organizado por oscuras fuerzas que se

esconden vilmente y siembran la muerte consternando la conciencia de la mayoría

Inerme y desorientada; en no pocos países las instituciones penitenciarias se

han convertido en escuela de delincuencia. La Iglesia ante esto manifiesta su

vitalidad en la defensa del patrimonio de la fe, que custodia como la pupila de

sus ojos; proclama el derecho a la vida, la indisolubilidad del matrimonio, las

normas sanas ascéticas y liberadoras de la vida sexual y de la fecundidad

espiritual, la conciencia comunitaria, el alegre y sorprendente resurgir de las

vocaciones sacerdotales y religiosas.

Continuamente enriquecida

Es indudable la inmutabilidad del depósito de la fe, que no está absolutamente

en contraste con, la vida que pulula de sus raíces? al contrario, es la vida la

que asegura la inmutabilidad esencial de un ser viviente. La Iglesia permanece

inmóvilmente fiel a sí misma, pero al mismo tiempo se enriquece continuamente.

De aquí la fecundidad del Concilio, que corno-todos los anteriores ha dado una

respuesta clara, dogmáticamente Irreprochable, pastoralmente prudente e

innovadora a las instancias de los hombres de nuestro tiempo. Aquí el Papa,

aludiendo sin duda al caso Lef´^vre, ha señalado: "No se pueden poner

racionalmente en duela sus resultados positivos, aunque, como siempre ha

sucedido, ha podido haber penosas desviaciones que, aun procediendo de

sentimientos nobles quizás, provocan en la Iglesia consecuencias bastante

graves: de una parte, el desarrollo de la Iglesia, entendido de tal modo que no

se acierta a ver los límites de tanto que se pierde la noción originaria; de

otra parte, un malentendido motivo de fidelidad lleva a la ´ negación de todo

desarrollo, contra la evidencia misma de tradición viva de la Iglesia. En uno y

otro caso, el mal nace fundamentalmente además de una verdadera falta de

humildad y obediencia, del ignorar de hecho la garantía asegurada al desarrollo

en la continuidad por el autor mismo de la Iglesia.

Ciertamente, ¡a inmutabilidad de la fe es hoy puesta en peligro por el

relativismo en que algunos han caido. Pero en oposición a tal actitud. Nos hemos

recordado firmemente que la revelación divina tiene ´un sentido preciso y

determinado y hemos avisado que ninguna interpretación tiene el derecho —para

adaptar la buena nueva a mentalidades que difieren según épocas y ambientes—de

sustituir a este significado original otros pretendidos significados

equivalentes, por más que parcialmente opuestos o funestamente .reducidos. Y,

sin embargo, se nos objeta—y lo decimos con gran pena—que varias doctrinas o

directrices del Concilio, por Nos confirmadas, se apartan de la fe tradicional.

LA LIBERTAD RELIGIOSA

Queremos a) menos mencionar el punto de la libertad religiosa. .Se trata de un

derecho respecto a la autoridad humana, en particular la del Estado; y de un

derecho que es al mismo tiempo, más aún, un grave deber moral que tiene por

objeto la búsqueda de la verdadera religión, asi como la opción y el compromiso

a que tal búsqueda va dirigida. El Concilio en modo alguno funda este derecho

sobre el hecho de que todas las religiones y todas las doctrinas, aun erróneas,

tendrían un valor más o menos Igual. Lo funda sobre la dignidad de la persona

humana, que exige no ser sometida a forzamientos exteriores que tienden a

violentar la conciencia en la búsqueda de la verdadera religión y en la adhesión

a ella."

EL TERRORISMO

Tras estos párrafos densísimos d« doctrina magisterial, el Papa ha recordado,

como lo hiciera ayer en el "Ángelus", la "dulcísima fiesta de la Navidad",

fiesta de humanidad, y ha felicitado a los presentes, para terminar impartiendo

la bendición apostólica.

Pablo VI ayer, en el "Ángelus", tuvo palabras de gran dureza contra el

terrorismo que estos días atenaza Italia y otras partes. Hablaba de los

marginados estos días de la Navidad: los pequeños, ios necesitados, enfermos,

encarcelados, prófugos y otros a quien sentimos la necesidad de llamar hermanos,

las víctimas del terrorismo, las poblaciones golpeadas por terremotos, los

desocupados, los sin hogar. "Son—dijo—los mismos delincuentes por sí más

merecedores de castigo que de piedad."

Los nuevos obispos

• Monseñor Francisco Alvarez Martínez nació en Santa Eulalia de

Ferranes (Oviedo) en 1925. Cursó los estudios eclesiásticos en el

seminario de Oviedo y en la Universidad Pontificia de

Salamanca, en donde obtuvo la licenciatura en Derecho canónico. Fue

ordenado sacerdote en 1950. Ha sido canciller-secretario del Arzo bispado de

Oviedo, vicario episcopal de curia y canónigo arcediano de la santa iglesia

catedral. En 1973 fue nombrado obispo de Tarazona, y en 1975,

administrador apostólico sede plena de la diócesis de Calahorra, La Calzada y

Logroño.

• Monseñor Victorio Oliver Domingo nació en Mezquita de Jarque (Teruel)

en 1929. Cursó los estudios eclesiásticos en el seminario menor de Teruel y

en la Universidad Pontificia de Comillas, licenciándose en Filosofía y

Teología. Más tarde obtuvo la licenciatura en Sagrada Escritura en el

Pontificio Instituto Bíblico de Roma. Ordenado sacerdote en 1954

desempeñó, entre otros, los cargos de superior, profesor y prefecto de

estudios del seminario de Teruel. En 1972 fue nombrado obispo titular de

Limisa y auxiliar del eminentísimo señor cardenal arzobispo de Madrid-Alcalá.

Un total de once nombramientos

Con los dos nuevos nombramientos asciende ya a 11 el número de los

efectuados en los últimos meses, a partir de la firma del acuerdo parcial entre

la Santa Sede y el Gobierno español, acuerdo por el que el Gobierno renunciaba a

su intervención en la elección de los candidatos al Episcopado.

Los nombramientos han afectado a las diócesis de Guadix, Ibiza, Palencia, Ciudad

Real, Zamora, Avila, Tuy-Vigo, Calahorra-La Calzada-Logroño y Tarazona. También

se han nombrado obispos auxiliares para Santiago de Compostela y Bilbao.

De estos nombramientos, cinco han afectado a obispos y e) resto han sido

consagrados ahora. Estos que han entrado a formar parte del Cuerpo episcopal son

los monseñores Noguer (Guadix), Villaplana (Plasencia) Poveda (Zamora),

Fernández (Avila), Roneo (auxiliar de Santiago) y Uriarte (auxiliar de Bilbao)..

Como resultado de los nombramientos efectuados ayer, no están nada más que dos

diócesis en situación de ser cubiertas: Huesca, donde hay un administrador

apostólico obispo, y. Solsona. donde hay otro administrador -apostólico "sede

plena". (Logos y Cifra.)

 

< Volver