Carta del Cardenal Tarancón. 
 La apatía, la inhibición o la radicalización serían, en estos momentos, suicidas     
 
 Ya.    21/11/1976.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

INFORMACIÓN RELIGIOSA

CARTA DEL CARDENAL TARANCON LA APATÍA, LA INHIBICIÓN O LA RADICALIZACION SERIAN,

EN ESTOS MOMENTOS, SUICIDAS.

Para un cristiano serían un auténtíco pecado, ya que la fe es un motivo que le

obligo al cumplímiento más perfecto de sus tareas temporales • Como duraste

cuarenta años ha habido pasividad político, es necesarío que las personas que

tíenen los resortes del poder o gozan de mayor influencia ausculten los deseos

del pueblo y los encaucen inteligentemente, para evitar que las inhibiciones de

muchos sean aprovechadas por quienes quieren imponer ideologías extremistas

"Iglesia en Madrid" publica hoy, con el titulo de "La participacion", la segunda

parte de la carta de cardenal Tarancon "Los cristia-nos y la politica". Dice

asi:

"El hombre se realiza plenamente en la sociedad. Debe encontrar en ella el clima

y los medios adecuados para conseguir su perfecccion personal, para resolver los

problemas que no podria solucionar por si mismo. Eso es lo que significa la

frase el hombre es un ser social, que tantas veces se repite.

Para que todos los hombres puedan realizarse plenamente es indispensable que la

sociedad, de la que forman oarte, se organice y se ordene en beneficio de todos

y se consigan en ella aquellas condiciones que faciliten el bienestar, la

pacifica convivencia y el perfeccionamiento de todos los ciudadanos.

TODOS CORRESPONSALES

Y como dios ha hecho al hombre- a todos y cada uno de los hombres-responsable de

sus propios destinos, que ha de conseguir formando comunidad con otros, es

logico, razonable y humano- en consonancia, pues con la naturaleza que ha

recibido de Dios-que todos los hombres participen en la ordenacion de la

sociedad y sean corresponsables de que esta pueda conseguir sus propios

objetivos.

Aunque en algun momento determinado pudiera ser licita, quiza conveniente, la

limitacion de ese derecho de participacion de todos los ciudadanos en el regimen

de la sociedad, siempre seria esta una excepcion- un caso de emergencia-

impuesta por causas graves. En estos casos excepcionales, la adhesion a una

persona o grupo que se hace cargo de los intereses comunes podria ser la

expresion de aquel derecho.

Pero ni aun en estos casos seria licito que el hombre abdicase de su propia

responsabilidad o se inhibiese ante los intereses comunes.

Actualmente se ha reconocido ya explicitamente que el porder reside en el

pueblo, esto es, en la totalidad de los hombres de España. Y se esta requiriendo

la participacion de todos para configurar el futuro de nuestra patria. Estamos

ya convencidos de que la decisión sobre nuestro destino historico ha de ser obra

de todos y que con el esfuerzo comun hemos de encontrar los medios adecuados

para que se consiga la unidad y la convicencia pacifica de todos los hombres y

pueblos de España, base indiscutible de su progreso y de su grandeza.

"Un autentico pecado" En estos momentos, que podriamos llamar en verdad

cruciales, la inhibicion, la apatia o la "radicalizacion" que hace imposible el

contraste de pareceres serian suicidas: serian la manifestacion de una

irresponsabilidad indigna de un ciudadano consciente. Para un cristiano serian

un autentico pecado, ya que la propia fe es un motivo que "le obliga al

cumplimiento mas perfecto de sus tareas temporales", entre las que destaca, como

dice el Concilio, la consecucion del bien comun, esto es, "del conjunto de

condiciones de la vida social que hacen posible a las asociaciones y a cada uno

de sus miembros el logro mas pleno y mas facil de la propia perfeccion"; lo que

tan solo puede alcanzarse por un adecuado ordenamiento politico.

"Es necesario, dice el Concilio, estimular eb todos la voluntad de participar en

los esfuerzos comunes." Es indispensable que todos los españoles,

particularmente cuantos por amor a Dios quieren servir a sus hermanos de una

manera eficiente- los cristianos, que estan obligados a ello por el mandamiento

basico de su propia religion-, asuman su propia responsabilidad y se decidan a

participar activa e inteligentemente en la ordenacion politica de nuestro

pueblo, que esta necesitando, ahora mas que nunca, de la inteligencia, de la

buena voluntad, del esfuerzo y de la corresponsabilidad de todos los españoles.

AUSCULTAR LOS DESEOS DE TODOS Bien se que no es nada facil, en estos momentos,

encontrar cauces adecuados para esa participacion. Cuarenta años de "pasividad"

politica han marcado a una generacion que ni ha recibido la formacion politica

necesaria ni ha podido realizar una experiencia autenticamente responsable. Por

eso es mas necesario que las personas que tienen resortes del poder o gocen de

mayor influencia en la gran mesa de los españoles auscultyen cuidadosamente los

deseos del pueblo y los encaucen inteligentemente, para evitar los traumas que

facilmente podrian producirse, si, aprovechandose de la inhibicion o de la

apatia de muchos, lograsen triunfar los que quieren imponer su propia ideologia,

normalmente extremista, o quieren aprovecharse del poder para su propio medro, o

intentan hacer imposible la convivencia en el orden, la justicia, la libertad y

la paz.

La participacion politica es hoy obligatoria para todos. Especialmente para los

cristianos. Todos hemos de decidir sobre nuestro destino y entre todos hemos de

prepaparar el futuro de la Patria."

Curso sobre actualizacion biblica

Los temas versaran sobre "Introduccion a los Evangelios» e " Iglesia y

comunidad".

En la parroquia de Santa Maria de l Esperanza (padres agustinos) se va a

celebrar un curso de actualizacion biblica los viernes, no festivos, a las ocho

de la tarde, curso que versara sobre los temas de "Introduccion a los

Evangelios" e "Iglesia y comunidad. El evangelista Mateo habla al hombre de hoy.

Los profesores que trataran los temas son el padre don Antonio Salas, director

de la escuela Biblica de Madrid, y el padre don Andres Manrique, profesor de la

misma Escuela.

La exposicion de los distintos temas sera asequible a todos dentro de un rigor

cientifico. La explicacion durara normalmente no mas de cuarenta y cinco minutos

y al final de la misma se abrira un dialogo en el que se podran exponer dudas y

sugerencias.

La parroquia de Santa Maria de la Esperanza esta situada en Fermin Caballero.

53. Madrid-34.

 

< Volver