Segunda cumbre en Madrid. 
 Las Comunidades Cristianas propugnan una Iglesia del pueblo     
 
 Informaciones.    02/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

SEGUNDA «CUMBRE» EN MADRID

Las Comunidades Cristianas propugnan una Iglesia del pueblo

MADRID, 2 (CIFRA).

A primeras horas de la tarde finaliza ayer el II Encuentro Nacional de.

Comunidades Cristiana» Populares reunida a nivel nacional durante los dos

últimos días, y en el que han participada mas de setecientos representantes

procedentes de todas las provincias españolas.

Durante este segundo encuentro, las comunidades han abordado tres temas

centrales: ¿El derecho del pueblo a hacer Iglesia», planteado por varios

ponentes, y que. fue discutido por la asamblea en cuanto a la posibilidad de

constitución de una Iglesia paralela, que fue totalmente rechazada; «las

relaciones de la Iglesia y el pueblo» y «el cristiana y la militancia política».

El segundo tema ofrecío la posibilidad de que los representantes de las

diferentes zonas expusieran sus experiencias. La exposición finalizó con la.

Eucaristía.

En la jornada de ayer mañana, las comunidades examinaron el tercer tema,

desglosado con tres apartados:

«El Concordato», sobre el que la asamblea decidió un total rechazo a las

relaciones entre Iglesia y poder civil; «La enseñanza y las bases del sistema

educativo en España» y «La libertad de los cristianos en sus opciones políticas

y sindicales»..

Ai final de esta, segunda jornada se- publicó un documento-resumen, donde se

recogen las conclusiones de esta asamblea.

El documento, bajo el epígrafe «El pueblo cristiano reclama su derecho a hacer

Iglesia», expresa la convicción de que «el pueblo cristiano tiene derecha a

recuperar el Evangelio, secuestrado por una Iglesia institucional convertida en

poder y burocracia al servicio de intereses ajenos al puebla y, por tanto al

Evangelio». El estilo creado por los cristianos de base, según este documento,

se identifica con las actitudes de pobreza, igualdad y servicio, porque dice:

«La Iglesia es Iglesia de Cristo cuando más es el pueblo y crece con lo? valores

del pueblo».

Tras, manifestar que jas comunidades cristianas populares no pretenden, formar

ningún- Upo de grupo político, establecen unas exigencias para el momento

actual, entre !as que. destacan las siguientes: Que la Iglesia jerárquica no

vuelva a firmar con el poder civil ni concordatos ni acuerdos que la

condicionen; que apoye los pasos que el pueblo esta dando en orden a la

constitución de un futuro libre y democrático; que proceda a la revisión,

profunda de sus propósitos y que exija, insistentemente, la amnistía total para

todos los presos de cualquier intencionalidad.

Por otra parte, manifiestan su protesta por la utilización del término

«cristianos para posibles, sindicatos y partidos políticos» o el apoyo que éstos

puedan recibir por parte de la jerarquía, considerando que esto- no debería

descalificar la libre participación de los cristianos en los movimientos que

apoyen la causa popular.

Por, ultimo, declaran su apoyo a los intentos de construcción de la unidad

sindical, re claman su participación en lt elección de los obispos y la

necesidad de que los futuros sacerdotes se eduquen y vivar en el seno de sus

comunidades.

2 de noviembre de 1976

 

< Volver