Iglesia. Moseñor Yanes. 
 No hay límites para la libertad de opción política     
 
 Pueblo.    02/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

IGLESIA

Monseñor Yanes:

"NO HAY LIMITES PARA LA LIBERTAD DE OPCIÓN POLÍTICA

MADRID, 2. (PUEBLO.)—«No hay más limites para la libertad de opción política de

un católico que el respeto a los derechos humanos y a las exigencias de la

dignidad del hombre», escribe en la revista «Ecc1esia» monseñor Elias Yanes,

obispo secretario de la Conferencia Episcopal española.

En el nuevo clima político de nuestro país —dice el obispo— aparece el temor o

la sospecha de si los obispos españoles se identificarán o no con los nacientes

partidos demócrata-cristianos españoles. Se argumenta, en este sentido, por

ciertas analogías con la situación de Italia. «Uno se pregunta —agrega monseñor

Yanes— por qué no piensan tales intérpretes en situaciones como la de Portugal,

Francia, Alemania Federal, Bélgica, Holanda..., países en los que no existe la

situación especial italiana de un país dividido políticamente en dos mitades,

con riesgo evidente de que el Partido Comunista se haga dueño del Poder.»

Los obispos españoles han insistido de manera expresa y clara en diversos

documentos públicos en tres ideas fundamentales:

a) Libertad de los católicos para elegir las líneas de acción

política que estimen más convenientes en conciencia.

b) La Iglesia no se identifica con ningún partido ni con ninguna opción

política concreta.

c) Compromiso de la Iglesia en favor de la justicia social.

Por otra parte, puntualiza monseñor Yanes, «independencia no significa

inhibición. La Iglesia española, y en concreto el Episcopado, no pueden

adoptar posiciones de indi, ferencia cuando se trata de la defensa de la

justicia, de los problemas de los más débiles, de las cuestiones que afectan

de modo directo a la educación de la conciencia moral y religiosa de

la defensa de la estabilidad de la familia. Respetuosa de la conciencia de

cada cual, la Iglesia traicionaría al Evangelio si no promoviera, con medios

propios de su condición de Iglesia de Crísto. la justicia social, los

valores morales y religiosos, etc. Un partido que se propusiera destruir o

ata car estos valores no tiene por qué sorprenderse de que la Iglesia

trate de ser fiel a la fe que profesa. En la España de hoy son muchos los

partidos políticos que en un grado mayor o menor respetan estos valores.

No hay. .pues, motivo para temer que la Iglesia se incline en favor de un

determinado partido político».

2 de diciembre de

 

< Volver