El cardenal Tarancón en Salamanca. 
 La Universidad del Episcopado, en vanguardia ante las nuevas formas de cultura y vida     
 
 ABC.    07/10/1976.  Página: 29. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL CARDENAL TARANCON EN SALAMANCA

«LA UNIVERSIDAD DEL EPISCOPADO, EN VANGUARDIA ANTE LAS NUEVAS FORMAS

DE CULTURA Y VIDA»

Salamanca, 6. (Europa Press.) El presidente de la Conferencia episcopal española

y gran canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca, cardenal Tarancón,

presidió la solemne apertura de curso, en este centro eclesiástico.

El purpurado se encontraba acompañado del obispo de Salamanca, monseñor Rubio;

el obispo de Segovia y vicecanciller, monseñor Palenzueta; el obispo de Ciudad

Rodrigo, monseñor Mansilla; el auxiliar de Madrid, monseñor Estepa, y el rector

de la Universidad, don Fernando Sebastián.

MOMENTO DIFÍCIL EN LA IGLESIA.—«El momento de la Iglesia está exigiendo mucho a

los obispos, a los teólogos y a los humanistas cristianos, y la evolución

rapidísima que se está produciendo en nuestra Patria, y que Incide

necesariamente en las formas de vivir del cristianismo, nos enfrenta a todos

nosotros con una problemática nueva que necesitamos iluminar y en cuanto nos sea

posible resolver desde la palabra revelada.»

MOMENTO PELIGROSO PARA LA TEOLOGÍA.—«La teología se está renovando

profundamente.

Los sistemas teológicos .tradicionales, que merecen todo nuestro respeto, porque

han cumplido una misión muy importante en la Iglesia, necesitan una muy seria

revisión, porque han de tenerse muy en cuenta ahora muchos factores aportados

por la ciencia y por la técnica que eran antes desconocidos y que pueden exigir

un cambio, de enfoque de ciertas corrientes teológicas y aún de algunas formas

de vida cristianas.»

«El momento es interesante, pero difícil y sumamente peligroso. Estamos

manejando verdades reveladas o conexas pon la revelación qué han de traducirse

con fidelidad a las nuevas formas de la cultura y a las nuevas necesidades de

los hombres de hoy, que han de recibir el mensaje dé salvación a través de sus

propias estructuras culturales y han de vivir la fe en la realidad socio-

económica en que se desarrolla su vida. Y esto es delicadísimo y difícil.»

TENSIONES DENTRO DE LA IGLESIA.— «Dentro de la Iglesia han surgido tensiones muy

explicables y tendencias en orden a la actuación del mensaje que ha de

encargarse en las formas de la cultura actual y en las nuevas formas de vida. Lo

cual no sólo es lógico, sino conveniente y por si mismo no debe sorprendernos ni

asustarnos. Pero la verdad es que algunas de esas tensiones están radicalizando

y ponen en peligro la credibilidad al mensaje y hasta pueden romper la unidad da

la Iglesia.»

«Terciar en esta polémica con la serenidad propia de esta Universidad con

fidelidad absoluta, tanto a la palabra revelada interpretada por el magisterio

auténtico como a las nuevas formas de cultura y de vida, debe hacerlo la

Universidad del Episcopado, y con el afán de adelantarnos, a ser posible, a los

acontecimientos para evitar la desorientación y la confusión de los cristianos

es muy difícil, pero Ineludible es el gran deber y la gran misión do. esta

Universidad en nuestros tiempos

 

< Volver