Documento episcopal sobre enseñanza (II). 
 Hace falta un estatuto legal que distinga a las escuelas de empresas lucrativas     
 
 Ya.    28/09/1976.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

INFORMACIÓN RELIGIOSA

Hace faifa un estatuto legal que distinga a fas escuelas de empresas lucrativas

La educación cristiana se realiza históricamente a través de la cultura O De ahí

que se exija la presencia de la Iglesia en lo escuela, hoy todavía más necesaria

en una sociedad pluralista • Presencia en centros propios o en las demás

escuelas en que se formen los hijos de padres católicos 9 Lo que se dice de la

Iglesia católica vale también para las demás confesiones O Centros estatales y

privados no deben considerarse como concurrentes, sino como integrantes de un

sistema nacional de educación • Toda iniciativa, en niveles gratuitos, debe ser

financiada por fondos públicos • La igualdad de oportunidades exige atención

escolar a los niños de cuatro a seis años

Documento episcopal sobre enseñanza (II)

Publicamos hoy la segunda parte de la declaración de la Comisión Permanente del

Episcopado español sobre los actuales planteamientos de la enseñanza,

17- Todos los bautizados tienen derecho a una educación cristiana que, al mismo

tiempo que consigue la madurez de la persona humana, desarrolla una

conciencia cada vez mayor del don recibido de la fe, un conocimiento gradual del

misterio de la salvación y una visión cristiana del hombre y d«l mundo (3).

18- Según enseñó el Concilio Vaticano II (Gaudium el Spes, 58), los vínculos que

existen entre el mensaje de salvación y la cultura humana son múltiples; y

Dios, al revelarse a los hombrea, ha hablado seguirlos tipos de cultura propios

de cada época. Por lo cual, sin que esto signifique un detrimento para la

legitima -autonomía de las ciencias y las "artes humanas, la educación cristiana

se realiza históricamente a través de la mediación de la cultura. Cuando la

Iglesia no se encarna en la cultura de la época o de un pueblo, la

evangelización—y la educación en la fe—ni ee hace universal ni produce todos sus

frutos.

Sí o la presencia de la Iglesia en la escuela

19- Sobre todo en los primeros años de la vida, cuando el niño no puede hacer

por sí mismo la síntesis de fe y cultura, la educación en la fe ha de estar

necesariamente articulada con los demás saberes. La cultura es,- de alguna

manera, globalizante: impregna todo el ser del hombre. Él sentido cristiano do

la existencia a que tiene derecho todo bautizado exige la presencia de la

Iglesia en el medio cultural que es la escuela, en tanto sea ésta el cauce

normal básico para la transmisión de la cultura.

20- En la formación religiosa de las nuevas generaciones tienen un papel básico

y preponderante la familia y lae instituciones pastorales de la comunidad

cristiana. Pero también la escuela, en cuanto comunidad en la que los bautizados

reciben una formación integral, tiene una función propia en la formación

religiosa. La escuela es lugar privilegiado para la transmisión de unos

conocimientos orgánicos de la fe, y siempre relacionados con el resto de los

saberes que en la escuela se impar^ ten. Esta formación rriás sistemática de la

fe, que ha de ser al mismo tiempo vital y concreta, y esta integración de la

formación religiosa con la visión global del mundo dentro del actual contexto

cultural es hoy más. necesaria erf la sociedad pluralista para evitar una mera

yuxtaposición de las diversas dimensiones formativas del hombre (4).

21- Se comprende, por todo lo que antecede, que la Iglesia haya querido siempre

estar presente en el ámbito de la cultura y de la escuela. La Iglesia se siente

vioentamente mutilada y atada en iquellos países donde no se le permite

esta.presencia en. la enseñanza, bien en centros propios, bien en las demás

escuelas en las que se forman los hijos de padres católicos.

22- Conviene recordar que la libertad religiosa tiene, en primer lugar, un

sentido positivo que responde al derecho que tienen los niños y los

adolescentes a que se les estimule a apreciar con recta conciencia loe

valores morales y a prestarles su adhesión personal, y también a que se

les estimule a conocer y amar mejor a Dios.No se puede abandonar todo a la

libre iniciativa de los educandos (5).

23- La formación religiosa es- colar, en cuanto que es una modalidad de

la acción catequística, contribuye también a la progresiva inserción del

bautizado en la comunidad religiosa y espiritual de la Iglesia, asumiendo

compromisos de servicio y colaboración en la misión salvadora de la

misma Iglesia.

ORIENTACIONES PRACTICAS

24- Sólo en el marco de una sociedad que respete los derechos fundamenta

1es de la persona pueden darse los presupuestos necesarios para que el

derecho a la educación, entendido en toda su amplitud, pueda

convertirse en una realidad para todos los individuos y grupos que compongan

dicha sociedad.

25- Toda escuela, siempre que cumpla con las condiciones mínimas exigidas por

el bien común, debe ser considerada como formando parte de un servicio de

interés general, puesto que contribuye a la realización de un servicio

absolutamente necesario a la sociedad.

26- Los centros docentes estatáles y no estalales, con .. sus directivos y

educadores, no deben considerarse como constituyendo dos sistemas

escolares paralelos y en concurrencia, sino como integrantes en Igualdad de

condiciones de un sistema nacional de educación. De esta forma se evitaría tanto

la estutificación como la privatización de la enseñanza, y se dejaría

preferentemente a Ja iniciativa de los grupos sociales la tarea d» la

socialización de la misma.

Competencia del poder público

27- Compete al poder público, como garante del bien común, tutelar la calidad de

la enseñan/a con el debido respeto a la autonomía pedagógica de los centros

y mediante exigencias adecuadas a las

posibilidades de nuestra sociedad, que no hagan inviables realizaciones de

verdadera y positiva utilidad educativa. Igualmente corresponde a la

Administración pública no sólo la promoción y la gestión de centros allí donde

la necesidad educativa no hubiera sido suficientemente cubierta por la sociedad,

sino también el estimular iniciativas de la misma sociedad, arbitrando

condiciones-jurídicas y económicas favorecedoras. Recuérdese, en este aspecto,

los positivos valores que, en época reciente, representó para la extensión de la

enseñanza media en ámbitos sociales modestos la creación de secciones filiales

de institutos, gracias a la gestión de numerosas y muy diversas entidades

colaboradoras.

Los fondos públicos, para todos en niveles gratuitos

28- De ceta forma, fomentando y apoyando las Iniciativas de los grupos sociales

intermedios, se posibilita la existencia de una. pluralidad de proyectos

educativos coherentes en centros diversos puestos al servicio de la

sociedad pluralista.

29- Como.consecuencia de lo dicho anteriormente, toda recta iniciativa en

materia educativa en aquellos niveles que hayan podido per declarados

gratuitos, debe ser financiada con cargo a fondos públicos. El poder

público, a quien compete proteger y defender las libertades de los

ciudadanos, atendiendo a la: justicia distributiva, debe procurar

distribuir las ayudas públicas de forma que los padres puedan escoger

libremente, según su propia conciencia, las escuelas para sus hijos (6).

En el resto de los niveles la financiación debe hacerse en función, de la

capacidad económica de las familias y no del tipo de centros que hayan elegido

para la educación de sus hijos. Ni las familias pudientes que usan la red de los

centros del. Estado deben estar en situación de privilegio, ni, por el

contrario, las familias modestas que eligen los centros no estatales deben ser

sacrificadas económicamente (7).

Atención a la preescolar

30- La solución al grave problema de la real discriminación de los recursos

educativos no, consiste necesariamente en hacer depender la enseñanza de la

exclusiva competencia del Estado ni en establecer un tipo de escuela pública que

en la práctica resultara o una escuela estatal p una escuela en la que los

derechos de los padres de familia no fueran suficientemente respetados. Los

medios económicos que el Estado dedica a la educación deben aer distribuidos con

justicia entre todos los centros de enseñanza, sean éstos creados por la

iniciativa del Estado o por iniciativas no estatales, con tal de que unos y

otros estén al servicio de la sociedad en Igualdad de condiciones académicas y

sin discriminación alguna para los alumnos.

31- El imperativo de la búsqueda de Igualdad de oportunidades en materia

de educación obliga a prestar una atención especial a la escolarización

total de los niños de cuatro a seis años, puesto que su carencia

origina, cuando llega la etapa de escolaridad actual obligatoria,-una -fuerte

selectividad causante de posteriores situaciones de privilegio. Igualmente debe

buscarse a lo largo d» todos los niveles y etapas escolares una estructura que

impida las selectividades y discriminadones prematuras, sobre todo las que se

basan en motivos económicos.

Un estatuto de empresa no lucrativa

32- Como consecuencia del servicio que prestan, los centros educativos en

los que se imparten los bienes básicos de la cultura deben recibir, por parte

del Estado y de la sociedad, un estatuto legal y un tratamiento que los

diferencia claramente "de las empresas lucrativas. Es justó que aquellos-centros

docentes en que se imparten las enseñanzas que, según la conciencia actual de

nuestra sociedad, deben ser accesibles a todos, reciban de la Administración´

pública positivo apoyo económico, exenciones de cargas fiscales, etc., .que les

permitan evitar ´toda discriminación entre aniones a ellos acudan.

33- El reconocimento de la presencia de la Iglesia en el ámbito escolar se

funda en el debido respeto a los derechos de unos ciudadanos concretos que son y

se reconocen católicos o que aceptan la formación religiosa propuesta por la

Iglesia. Esto que se afirma .de la Iglesia católica es aplicable a otras

confesiones religiosas.

El hecho de que la mayoría de los ciudadanos son católicos, o aceptan una

formación religiosa católica, implica la exigencia _ de que le sea reconocida

legalmente a la Iglesia el derecho a llevar a cabo su • misión evangelizaciora

(de" modo adecuado al ámbito de que se trata) tanto en la escuela en general

como a través,de sus propias instituciones escolares.

A este fundamento para e) reconocirniento do una presencia de la Iglesia en los

centros docentes habría que añadir como razón estimable las consecuencias

práctica» que impondría el reconocimiento objetivo de los valores aportados a la

cultura y las tradiciones de nuestros pueblos por la acción de la Iglesia.

Próximo capítulo:

«La formación religiosa debe estar integrada en el plan de estudios»

(S) Cfr. Concilio Vaticano II: ´Gravífsimum educutionis"´, n. 2.

(!¡) Cfr. Concilio Vaticano II: ´´´Gravisaimum educationis", n. 7.

(5) Cfr. Concilio Vaticano ¡I: "Gravissimum educationis", n. 1. La Iglesia

y la •educación en España hoy: Madrid, 1969 , pág. 13, nota.

(6) Cfr. Concilio Vaticano II: "Gravissímun educationis",´ n. 6.

(1) Convención relativa a la ludía contra la discriminación en la esfera de la

enscoñaza, adoptada el 14 de diciembre de 1960 por la Conferencia General de la

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura,

acoplada por España el 20 de agosto de 1969 ("Boletín Oficial de,l -Estado" 1 de

noviembre de 1969).

 

< Volver