Por primera vez en su historia. 
 La Iglesia española hará públicos sus presupuestos  :   
 Declaraciones del gerente del Episcopado, don Bernardo Herráez. 
 ABC.    26/01/1978.  Página: 27. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABC. JUEVES. 26 DE ENERO DE 1978. PAG. 27

La Iglesia en el mundo de hov

POR PRIMERA VEZ EN SU HISTORIA

LA IGLESIA ESPAÑOLA HARÁ PÚBLICOS SUS PRESUPUESTOS

Declaraciones del gerente del Episcopado, don Bernardo Herráez

Por primera vez en su historia, la Iglesia española ya a hacer públicos, muy

pronto, sus presupuestos generales. Los trabajos estarán acabados para dentro de

un mes, ha dicho el gerente de la Iglesia, don Hernando Herráez, durante el

coloquio «La Iglesia de los pobres ¿es rica?», organizado por la Asociación dé

antiguos alumnos de los colegios Areneros y Chamartín.

Hasta ahora han entregado ya sus presupuestos 44 de las 64 diócesis españolas.

El resto lo tienen que entregar en lo que queda de mes. Con estos presupuestos

se elaborarán los generales de la Iglesia, que a partir de ahora va a tener su

plan de contabilidad general, unificado, lo que permitirá una acción de

comunicación cristiana de bienes entre unas diócesis y otras, entre unas y otras

necesidades. Una de las grandes novedades que se están operando ya —añadió—, es

que se está rompiendo el viejo sistema beneficia! (cuando un canónigo, un

sacerdote, un párroco... es beneficiario de un título, lo producido por éste era

para .el). El Concilio pidió que desapareciera este sistema. En adelante, cada

parroquia tendrá un ente colectivo que controlará ingresos y gastos, según un

modelo homologables a todas las instituciones de la Iglesia. Entonces podrá

haber vasos comunicantes. Y habrá que hacer la gran llamada a los cristianos

seglares para que participen en estos entes colectivos de las parroquias.

INGRESO EN LA SEGURIDAD SOCIAL

En otro momento del coloquio afirmó que ayer —refiriéndose al martes, día 24—

salieron para las diócesis las dotaciones que provienen del Presupuesto del

Estado, distribuidas para cada una, según los criterios de la Conferencia

Episcopal, y sin intervención del Estado. ES la primera vez qué esto ocurre.

La dotación para cada sacerdote es de trece mensualidades de 14.400 pesetas cada

una. Ha sido imposible lograr las catorce mensualidades de que dispone cualquier

trabajador. La incorporación, ya en este año, a la Seguridad Social de los

24.400 sacerdotes, como trabajadores por cuenta ajena (las diócesis tienen que

cargar con la cuota patronal, que corresponde en otros casos a las empresas), es

otra de las novedades.

El gerente de la Iglesia informó sobre cuáles son las fuentes de las que debe

surtirse la economía de la Iglesia para realizar su misión: primera, y que

debiera ser la principal: la oportación de los fieles. Es un deber de su

conciencia.

Segunda, las rentas patrimoniales, porque la Iglesia tiene tres clases de

patrimonio: a) hlstórlco-artlstico: b) los legados que á lo largo de la historia

le han dejado para que los administre con finalidades concretas; c) el auténtico

patrimonio eclesiástico: las rentas que puede aplicar libremente, y, tercera, la

dotación estatal;

EL PATRIMONIO ARTÍSTICO, IMPRODUCTIVO

Respondiendo a diversas preguntas afirmó que el patrimonio histórico-artístico

de la Iglesia es impresionante, aunque nada productivo en lo económico.

Refiriéndose tan sólo a él, cabría decir que la Iglesia es riquísima..., pero de

nada le sirve para disponer de bienes. Al revés, cuesta mantenerlo. Pero es una

obligación y la Iglesia está obligada a conservar ese tesoro acumulado por los

siglos y a hacerlo rentable para el pueblo, cultural, artística y

religiosamente.

Tampoco el segundo capitulo del patrimonio (legados, fundaciones...) suele ser

económicamente rentable.

Son viejas, algunas viejísimas, dotaciones con una finalidad determinada: un

asilo, un pueblo, la enseñanza, el mantenimiento´ del culto... La Iglesia es en

este caso sólo depositarla y administradora.

No puede disponer libremente de esos bienes y en cambio tiene´ la obligación, en

cuanto le es posible, de no hacer que la inflación y el cambio de los sistemas

de ´ rentabilidad inutilicen, como ha pasado en muchísimos casos, las obras a

los qué estaban destinadas esas dotaciones. No empaña en nada, afirmó, la imagen

evangélica de la Iglesia, que sea depositarla de la confianza, .del homenaje y

del deseo de servicio que los miembros del pueblo de Dios han ido poniendo en

sus manos, según los criterios propios de cada época histórica. La Iglesia es

caminante j el pueblo de Dios lo forman todos los que a lo largo de los siglos

hacen el camina hacia el Padre. No pueden los criterios de una determinada época

tirar por la borda la voluntad y la generosidad de los cristianos de otras

épocas. Quienes al morir hicieron opción —entre otras posibles— por la Iglesia,

para entregarle sus ahorros con una finalidad, depositaron en ella su confiara y

no pueden ser traicionados. No obstante, insistió, este capítulo va quedando muy

mermado con el paso del tiempo.

INMINENTE PUBLICACIÓN DE SUS PRESUPUESTOS

A otra pregunta contestó que la Iglesia no tiene miedo a aparecer rica, porque

no lo es. de ahí la campaña de total información que está,haciendo y la

inminente publicación de sus presupuestos. El patrimonio propiamente

eclesiástico, puesto a rentabilidad para que produzca bienes con que realizar su

misión, es una parte pequeña ej tí conjunto y está repartido siguiendo la normas

y las costumbres de los ciudadana de la sociedad en que vive, como lo puede

hacer una familia.

Contestando a otras preguntas sobre el titulo general del coloquio «La Iglesia

de los pobres», puntualizó que la entrega ejemplar de muchas obras y personas

cristianas ha sido, y está siendo, a los pobres en e auténtico sentido

evangélico, que no es 1 restringido en que ahora se quiere confundir muchas

veces con una clase social, den tro de la rucha de clases. NI el Evángelini la

Iglesia pueden tener un sentido claslsta, que suele llevar a un aprovechamiento

político de los pobres. Los Cotolengos, los asilos, la entrega a los retrasados

menta¡es profundos, que nada pueden dar a camblo, ni el voto, es la gran señal.

INSTITUTOS Y ORDENES RELIGIOSAS

Por último, y ante otra pregunta sobra las órdenes religiosas y los institutos

seculares, el gerente de la Iglesia puntualizó que la labor que ahora están

realizando, y a la que se había referido a lo largo del coloquio, era la de la

Iglesia jerárquica y parroquial (clero secular), pero que se estaba trabajando

para una política similar con las órdenes religiosas.

Precisamente anteayer —afirmó— hemos tenido una reunión con la» Confer,

masculina y femenina, para que se unan a este empeño y empiecen a facilitar

Información de sus respectivas economías.

 

< Volver