Iglesia-Estado en las Constituciones Europeas     
 
 ABC.    26/01/1978.  Página: 28. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

IGLESIA-ESTADO EN LAS CONSTITUCIONES EUROPEAS

El último número de la revista «Ecclesia» publica un breve informe sobre la

confesionalidad del Estado en las diversas Constituciones europeas, tema Que,

con el debate del anteproyecto de constitución en. las Cortes Españolas, ha

adquirido especial actualidad en el país.

Según- los datos que ofrece la revista, la situación actual en Europa-es la

siguiente:

Alemania occidental— Protestantes, 29 millones; católicos, 27 millones,

hebreos, medio millón. No existe una Iglesia del Estado y se establece la

´separación entre Iglesia y Estado.

Bélgica.—Católicos, nueve millones, y protestantes, 100.000. Los sueldos y las

pensiones de los ministros de culto, a cargo del Estado. Legalmente hay

separación Iglesia-Estado.

Dinamarca.— Protestantes. 4.400.000; católicos. 26.000. La Iglesia evangélica

luterana esa la Iglesia nacional y, como tal. es mantenida por el Estado.

Francia.—-Católicos, el 83 por 100; protestantes. 900.000; hebreos,

medio millón. La República no reconoce, ni paga, ni subvenciona culto alguno.

Holanda.—Católicos. 5.141.917; protestantes, cinco millones. Cada uno expresa

sus opiniones religiosas con plena libertad. El sistema se rige por la

separación legal de la Iglesia y del" Estado.

Inglaterra----Anglicanos, el 66 por 100; católicos, el 9 por 100;

presbiterianos, el 2 por 100. Oficialmente existe una confesionalidad

anglicana y se excluye a los católicos de ocupar el Trono Inglés.

Islandia.—La mayor parte de la población es luterana; católicos, 1,050. La

religión oficial es luterana y está sostenida y protegida por el Estado,

Noruega.—Luteranos, el 96 por 100. La religión, luterana permanece como religión

pública del Estado.

Suecia----Protestantes, siete millones; católicos. 63.000. El Rey deberá

profesar siempre la pura doctrina evangélica, tal como ha sido adoptada y

explicada por la confesión inalterable de Augsburgo y por la decisión del Senado

de Upsala.

 

< Volver