Nuevos nombramientos de la Santa Sede. 
 Monseñor Roca, arzobispo de Valencia, moseñor Infantes, obispo de Córdoba  :   
 El Papa ha aceptado la dimisión de monseñor García Lahiguera. 
 ABC.    28/05/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

NUEVOS NOMBRAMIENTOS DE LA SANTA SEDE MONSEÑOR ROCA, ARZOBISPO DE VALENCIA, Y

MONSEÑOR INFANTES, OBISPO DE CÓRDOBA

El Papa ha aceptado la dimisión de monseñor García Lahiguera

El Santo Padre, tras aceptar la dimisión de monseñor José María García

Lahiguera, que acaba de cumplir los setenta y cinco años reglamentarios, ha

nombrado para el Arzobispado de Valencia a monseñor Roca Cabanellas, hasta ahora

obispo de Cartagena-Murcia. Igualmente ha nombrado obispo de Córdoba —sede

vacante tras el nombramiento de monseñor Cirarda como arzobispo de Pamplona— a

monseñor Infantes Florido, obispo hasta ahora de Canarias.

Tras estos nombramientos son tres las diócesis vacantes en España: además de

Palencia, vacante por Ja muerte de monseñor Granados, las de Cartagena-Murcia´.

y de Canarias.

MONSEÑOR ROCA.—El nuevo arzobispo de Valencia nació en Palma de Mallorca el 18

de abril de 1921, en el seno de una familia numerosa —ocho hijos, de los que dos

son sacerdotes y una religiosa—.

Estudió bachillerato en Madrid y comenzó la carrera cíe Ingeniero naval, pero la

Interrumpió para Ingresar en el Seminarlo de Madrid. Antes había sido militante

y dirigente de Acción Católica.

En 1947 fue ordenado sacerdote y, tras dos años de trabajo como coadjutor en

Aranjuez, es enviado a Roma, donde obtiene el doctorado en Teología. Regresa a

Madrid y trabaja como capellán del Colegio Mayor Cisneros hasta que retorna a

Roma, esta vez como vicerrector —y más tarde rector— de la Iglesia española de

Montserrat, donde fundó el que había de ser famoso Instituto de Estudios

Eclesiásticos.

En 1966 es nombrado obispo coadjutor de Cartagena-Murcia, sede que ocupará tres

años después como obispo residencial.

Hombre simpático, bien humorado, fácil a la risa contagiosa y dueño de un

profundo equilibrio humano, monseñor Roca es uno de los más cotizados teólogos

del episcopado español. Como tal es miembro de la Sagrada Congregación para la

Doctrina de la Pe y ocupa desde 1973 la presidencia de la Comisión

Episcopal para la Doctrina de la Fe. cargo para el que fue recientemente

reelegido.

La noticia de su nombramiento como arzobispo de Valencia la ha recibido en

Italia, donde participaba estos días en la Conferencia Episcopal Italiana, en la

que representa al episcopado español.

MONSEÑOR INFANTES.—El nuevo obispo de Córdoba nació en Almadén de la

Plata (Sevilla) en 1920. Cursó en Sevilla los estudios eclesiásticos y se

doctoró primero en Derecho Canónico por la Universidad Gregoriana de Roma y

después en Derecho Civil por la universidad de" Sevilla. Ordenado sacerdote en

1951 trabajó durante muchos años en Sevilla como coadjutor en varias parroquias

y, especialmente, en. la del Divino Pastor. Fue consiliario de los Jóvenes de

Acción Católica, profesor de Derecho Civil y de Religión en la Universidad Civil

y colaborador habitual de ABC de Sevilla.

En 1967 fue nombrado obispo de Canarias, con sede en Las Palmas, donde ha sido

un obispo querido y fecundo. Trabajador Incansable, muchas de sus cartas

pastorales han conseguido justo renombre y eco en todo el país. Su equilibrio en

el planteamiento de los problemas canarios le costó en más de una ocasión

Incomprensiones y disgustos. El tiempo ha dado Ja razón a sus diagnósticos y

llamadas de atención. Siente ahora dejar Canarias en el difícil momento que

atraviesa el archipiélago y lo sienten también los sacerdotes de su diócesis,

con los que supo trabajar codo a codo.

Característica muy especial de su biografía es su celo ecuménico. La celebración

de la Semana de la Unidad alcanzaba, gracias a este interés suyo, un alto grado

de profundidad en Canarias, donde construyó el primer centro interconfesional de

España y donde mantuvo siempre cordialisimas relaciones con los ministros de

otras confesiones, en unas Islas tan abiertas al turismo más plural.

Hombre de espíritu a la vez moderado y abierto, equilibrado y emprendedor,

regresa a la Península, a su Andalucía natal y, como ha declarado a ABC, siente

la Ilusión de colaborar con un clero tan celoso y apostólico como sabe que es el

de Córdoba.

 

< Volver