Autor: Travers, Antonio. 
 Un informe de Madrid; Ante la Conferencia Episcopal que empieza hoy. 
 Radiografía del episcopado español  :   
 De los noventa y cuatro miembros de la Asamblea, cinco no son obispos; 44 de nuestros obispos, designados por el Vaticano y 45 en virtud del vigente concordato. 
 Madrid.     Páginas: 1. Párrafos: 58. 

Ante la Conferencia Episcopal que empieza hoy

De los noventa y cuatro miembros de la Asamblea, cinco no son obispos

44 de nuestros obispos, designados por el Vaticano y 45 en virtud del vigente

Concordato

En relación con el Pleno de la Conferencia Episcopal Española, que comenzó esta

mañana, y los recientes nombramientos de obispos para algunas diócesis de

nuestro país, varios medios Informativos han publicado cifras y datos

contradictorios en cuanto al número de miembros del Episcopado español, y

también en cuanto al número de prelados nombrados directamente por la Santa Sede

o nombrados en aplicación del vigente Concordato (es decir, por presentación del

Estado).

El presente informe pretende esclarecer la cuestión y facilitar unas

estadísticas tan completas como sea posible sobre la situación actual de los

sucesores de los Apóstoles en las diócesis españolas.

O LOS 94 MIEMBROS DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL

Son miembros de la Conferencia Episcopal Española:

1) Los prelados residenciales de las diócesis españolas, arzobispos y obispos.

La geografía eclesiástica española actual se reparte en dos Arzobispados sin

sufragáneos (Madrid-Alcalá y Barcelona), un priorato (el de las Ordenes

Militares de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa, cuyo titular es prelado

de Ciudad Real y obispo titular de Dora desde el 18 de noviembre de 1875) y 11

provincias eclesiásticas:

a) De Burgos son sufragáneas las sedes episcopales de Bilbao (vacante),

Osma-Soria, Palencia y Vitoria.

b) De Granada son sufragáneas las sedes episcopales de Almería, Cartagena,

Guadix-Baeza (vacante), Jaén y Málaga (vacante).

c) De Oviedo son sufragáneas las sedes episcopales de Astorga, León y

Santander.

d) De Pamplona son sufragáneas las sedes episcopales de Calahorra y La

Calzada-Logroño, Jaca, San Sebastian y Tu-dela (vacante a titulo perpetuo,

siendo su administrador apostólico "a, nutum Sanctae Sedis" el arzobispo de

Pamplona).

e) De Santiago de Compostela son sufragáneas las sedes episcopales de Lugo,

Mondoñedo. El Ferrol (vacante), Orense y Tuy-Vigo.

f) De Sevilla son sufragáneas las sedes episcopales de Badajoz, Cádiz y Ceuta

(un solo obispo para estas dos diócesis, unidas "aeque princípaliter" desde el

5 de septiembre de 1851), Córdoba, Huelva (vacante), islas Canarias y San

Cristóbal de la Laguna.

g) De Tarragona son sufragáneas las sedes episcopales de Gerona, Lérida,

Solsona, Tortosa; Urgel (vacante) y Vich.

h) De Toledo son sufragáneas las sedes episcopales de Coria-Cáceres, Cuenca,

Plasencia y Sigüenza-Guádalajara.

1) De Valencia son sufragáneas las sedes episcopales de Albacete, Ibiza,

Mallorca, Menorca, Orihuela-Alicante y Segorbe-Castellón de la Plana.

J) De Válladolid son sufragáneas las sedes episcopales de Avila, Ciudad Rodrigo,

Salamanca, Segovia y Zamora.

k) De Zaragoza son sufragáneas las sedes episcopales de Albarracín (vacante a

titulo perpetuo, siendo su administrador apostólico "ad nutum Sanctae Sedis" el

obispo de Teruel), Barbastro, Huesca, Tarazona y Teruel.

Total actual: 13 arzobispos (de los cuales cinco son cardenales), un obispo,

prior y 44 obispos residenciales, o sea, 58 prelados residenciales.

2) El vicario general castrense (hasta el 23 de septiembre de 1968

arzobispo titular de Sión; hoy es arzobispo titular de Grado).

3) Los administradores apostólicos "sede plena" de las diócesis cuyo prelado,

por motivos do edad o de salud, no puede ejercer directa y personalmente su

responsabilidad pastoral; es el caso del Arzobispado de Granada(cuyo

administrador apostólico es el coadjutor con derecho de sucesión del arzobispo

residencial), del Obispado de Badajoz (siendo administrador apostólico el

coadjutor con derecho de sucesión del obispo residencial) y del Obispado de

Huesca (siendo administrador apostólico desde el 16 de marzo de 1969 monseñor

Damián Iguacén Borau, que no es obispo, caso único en España actualmente y que

cesará en ese cargo a principios del próximo mes de diciembre, en cuanto tome

posesión, después de la ordenación episcopal prevista para el día 7 de

diciembre, el recientemente nombrado obispo auxiliar, el cual ha recibido de la

Santa Sede los "poderes de obispo residencial", sin tener de momento el título

de administrador apostólico, caso igualmente único en la actualidad).

Total: tres (de los cuales uno cesará inmediatamente después de concluir el

Pleno de la Conferencia Episcopal).

4) Los administradores apostólicos y vicarios capitulares de las sedes vacantes:

sin contar las antiguas diócesis de Albarracín (administrada a título perpetuo

por el obispo de Teruel desde el 7 de diciembre de 1951) y de lúdela

(administrada a título perpetuo por el prelado de Pamplona desde el 2 de

septiembre de 1955 y hasta hace unos días con un obispo auxiliar propio), qué

están en una situación canónica normalizada, tenemos las tres sedes vacantes de

Bilbao, Málaga y Urgel, cuyos administradores apostólicos son el obispo

residencial de Santander, el administrador apostólico "sede plena" de Granada y

el obispo de Lérida, respectivamente. Las otras tres diócesis vacantes tienen

vicarios capitulares:

monseñor Antonio Dorado Soto (Guadix-Baeza), monseñor Bernardo Pascual Real

(Huelva) y el canónigo don Gabriel Pita da Velga (Mondoñedo-El Ferrol).

Total (descontando los administradores apostólicos ya incluidos en los apartados

anteriores): tres vicarios capitulares.

5) Los obispos coadjutores y auxiliares: descontando los dos coadjutores de

Granada y Badajoz (incluidos en el apartado tercero), hay cuatro obispos

auxiliares en Madrid, cuatro en Barcelona, dos en Sevilla, uno en Toledo, uno en

Valencia, uno en Santiago de Compostela, uno en Santander y uno en Huesca; los

de Huesca y Santander, aunque sólo electos (recibirán la ordenación episcopal

los días 7 y 14 de diciembre, respectivamente, en Huesca y Toledo), como los dos

últimamente nombrados para Madrid, quienes recibirán la ordenación episcopal en

nuestra catedral madrileña de San Isidro el día 22 de diciembre, tienen derecho

a participar en los trabajos de la Conferencia Episcopal.

Total: quince obispos auxiliares.

6) Los arzobispos y obispos dimisionarios que hayan ejercido cargos pastorales

en España: son los arzobispos titulares de Subbar (dimisionario de Valencia en

1966), de Monte de Numidia (dimisionario de Barcelona en 1967) y de Bitetto

(dimisionario de Pamplona en 1958), y los obispos titulares de Suludi

(dimisionario de Calahorra en 1953), Verrona (dimisionario de Santander en

1963), Pomaria (dimisionario de Canarias en 1966), Castellum Minus (dimisionario

de Lérida en 1967), Urbs Salvia (dimisionario de Tortosa en 1968), Hierpiniana

(dimisionario de Avila en 1968), Satriano (dimisionario de Urgel en 1969),

Guardialñera (dimisionario de Cartagena en 1969), Vagada (dimisionario del

superiorato general del Instituto Español de San Francisco Javier para las

Misiones Extranjeras) y Limisa (acaba de dimitir como obispo auxiliar de

Tudela).

Total: trece arzobispos y obispos dimisionarios.

7) El prefecto apostólico del Sahara español (monseñor Félix Orvití, el cual no

es obispo).

Ya no son miembros de la Conferencia Episcopal Española: Fray Francisco

Aldegunde Dorrego (vicario apostólico de Marruecos hasta el año 1956, hoy

arzobispo de Tánger y miembro de la Conferencia Episcopal de África del Norte),

monseñor Francisco Gómez Marijuán (desde la independencia de Guinea Ecuatorial:

es obispo de San´i Isabel), monseñor Rafael Nze Abuy (por la misma razón: es

obispo de Bata) y varios prelados españoles dimisionarios que han sido obisoos o

vicarios apostólicos en países de misión, y que han sido miembros en etapas

anteriores de una u otra Comí sión Episcopal Española desde que volvieron a

residir en España, como fray Matías Sola Farrell (obispo titular de Colofón,

antiguo vicario apostolico de Bluefields, en Nicaragua), monseñor Florencio Sanz

Esparza (obispo titular de Crisópolis de Macedonia, antiguo obispo de Cuttack,

en India), fray León Ángel Olano Urteaga (obispo titular de Lagina, antiguo

vicario apostólico de Guam) y fray Francisco Javier Ochoa (obispo titular de

Remesiana, antiguo obispo de Kweiteh, en China).

Tampoco son considerados —jurídicamente—como miembros del Episcopado español ni

los prelados españoles que son arzobispos u obispos residenciales en otros

países del mundo (África, América, Asia) o, dimisionarios, siguen residiendo en

aquellos países, ni los prelados residenciales expulsados de su sede por

revoluciones anticristianas, como es el caso de algunos obispos de China que se

han refugiado en España.

Total actual de los miembros de la Conferencia Episcopal Española: noventa y

cuatro (de los cuales cinco no son obispos y uno de éstos tiene previsto su cese

inmediatamente después de la conclusión de la Asamblea plenaria)

¿Cómo han sido nombrados los ochenta y nueve arzobispos y obispos de España?

Hace pocos días una Agencia nacional de Prensa afirmaba que son actualmente 16

los obispos "que fueron promovidos al Episcopado directamente por la Santa

Sede", mientras otra Agencia nacional (que a pocos días de distancia decía que

los obispos españoles son 84, y luego, 77) daba la cifra de 36, y dos diarios

madrileños, la de 38.

Si se consideran las distintas etapas de las relaciones entre la Santa Sede y

España en este siglo XX, tenemos, en cuanto al nombramiento de nuestros

prelados, los siguientes períodos:

1) Vigencia del Concordato del año 1851.

2) Ausencia de acuerdo desde la anulación Unilateral del citado Concordato por

la República española.

3) Convenio del 7 de junio de 1941.

4) Concordato del 27 de agosto de 1953 (que confirma, en cuanto al

nombramiento de los obispos, las normas del año 1941).

El artículo VII del vigente Concordato del año 1953 dice: "Para el nombramiento

de los arzobispos y obispos residenciales y de los coadjutores con derecho de

sucesión, continuarán rigiendo las normas del Acuerdo estipulado entre la Santa

Sede y el Estado español el 7 de junio de 1941".

Los dos primeros puntos del mencionado Convenio del año 1941 eran los

siguientes:

"Tan pronto como se haya producido la vacante de una sede arzobispal o episcopal

(o de una Administración apostólica con carácter permanente; es decir, las de

Barbastro y Ciudad Rodrigo), o cuando la Santa Sede juzgue necesario nombrar un

coadjutor con derecho de sucesión, el nuncio apostólico, de modo confidencial,

tomará contacto con el Gobierno español y, una vez conseguido un principio de

acuerdo, enviará a la Santa Sede una lista de nombres de personas idóneas, al

menos en número de seis."

"El Santo Padre elegirá tres de entre aquéllos nombres y, por conducto de la

Nunciatura Apostólica, los comunicará al Gobierno español, y entonces, el Jefe

del Estado, en el término de treinta días, presentará oficialmente uno de los

tres."

Sustancialmente, estas normas son idénticas a las del Concordato del año 1753,

confirmadas por el Concordato del año 1851.

Además, desde la bula del 5 de agosto de 1950, que restableció el Vicariato

general castrense de España (anteriormente unido al patriarcado de las Indias

Occidentales), el nombramiento del titular de este cargo se hace según las

normas referentes a los prelados residenciales.

Presentación por el Estado (45)

Los prelados que han accedido al orden episcopal por presentación del Estado

español son actualmente cuarenta y cinco.

Presentación real:

Todavía hay actualmente dos prelados que fueron presentados a la Santa Sede por

el Rey Alfonso XIII; se trata de monseñor íidel García Martínez, obispo titular

de Sululi (nombrado administrador apostólico "ad nutum Sanctae Sedis" de

Calahorra y La Calzada, y obispo titular de Hippos, el 16 de diciembre de 1920),

y de monseñor José María Alcaraz y Alenda, obispo de Badajoz desde el 13 de

marzo de 1930.

Total: dos (uno dimisionario).

Después del Convenio del año 1941:

Son los cardenales arzobispos de Toledo (obispo de Solsona en 1944), Santiago de

Compostela (obispo de Mondoñedo en 1945), Sevilla (obispo de Jaca en 1945) y

Pamplona (administrador apostólico "ad nutum Sanctae Sedis" de Barbastro en

1946); los arzobispos de Granada (obispo de Jaén en 1942), Valladolid (obispo de

Orihuela en 1944), Zaragoza (obispo de Barbastro en 1951), titular de Grado y

vicario general castrense (obispo de Tuy en 1944) y titular de Bitetto (obispo

de Almería, en 1943); los obispos de Cuenca (1943), Mallorca (obispo de Guadix

en 1943), Osma-Soria (1944), León (1944), Plasencia (1946), Jaca (1950), Coria-

Cáceres (1950), Segorbe-Castellón de la Plana (1951), Orense (1952), titular de

Satriano (obispo de Urgel en 1942), titular de Guardialfiera (obispo de Segorbe

en 1944) y titular dé Castellum Minus (obispo de Lérida en 1947).

Total: 21 (cuatro dimisionarios).

Desde el Concordato:

Son los arzobispos de Burgos (obispo de Barbastro en 1954).

Barcelona (obispo de Astorga en . 1960) y Oviedo (obispo de Guadix en 1965): los

obispos de Jaén (1954), Orihuela-Alicante (1954), Vitoria (1955), Solsona

(obispo de Ciudad Rodrigo en 1955), Córdoba (1959), Ibiza (1960), Barbastro

(1960), San Cristóbal de la Laguna (1962), Salamanca (1964), Almería (1966),

Cartagena (coadjutor con derecho de su. cesión en 1966), Astorga (1967),

Canarias (1967), Lérida (1968), Albacete (1968), Menorca (1953), Tarazona

(1968), Tuy-Vigo (1969) y titular de Verrona (coadjutor de Badajoz en 1954).

Total: 22 (uno dimisionario).

Nombramiento directo por el Vaticano (44)

Los otros 44 miembros del Episcopado español han sido, en su primer

nombramiento, elegidos directamente por la Santa Sede, si bien todos los que han

sido trasladados a una sede residencial después del año 1941 lo fueron según los

vigentes trámites concordatarios.

Antes del año 1941:

Además de monseñor Lino Rodrigo Ruesca, obispo de Huesca desde el año 1935 (pero

auxiliar de Granada en 1929), durante la época, que comenzó con la República del

año 1931 y accedieron al Episcopado: el cardenal arzobispo de Tarragona (don

Benjamín de Arriba y Castro, obispo de Mondoñedo en 1935; de Oviedo, en 1944;

arzobispo, en en 1949), los arzobispos titulares de Subbar (don Marcelino

Olaechea Loizaga, obispo dé Pamplona en 1935; arzobispo de Valencia en 1946) y

Monte de Numidia (don Gregorio Modrego Casaus, auxiliar de Barcelona en 1936,

obispo de Barcelona en 1942, arzobispo en 1952); los obispos titulares de

Hierpiniana (don Santos Moro Briz, obispo de Avila en 1935), Pomaria (don

Antonio Pildain Zaplain, obispo de Canarias en 1936) y Urbs Salvía (don Manuel

Moll Salord, coadjutor de Tortosa en 1936, obispo de Tortosa en 1943).

Total: siete (cinco dimisionarios).

Después del año 1941: auxiliares

a) Prelados trasladados más tarde a sedes residenciales: Los arzobispos de

Madrid-Alcalá (don Casimiro Morcillo González, auxiliar de Madrid en 1943,

obispo de Bilbao en 1950, arzobispo de Zaragoza en 1955;.de Madrid, en 1964),

Valencia (don José María García Lahiguera, auxiliar de Madrid en 1950, obispo de

Huelva en 1964, arzobispo en 1969), el arzobispo coadjutor y administrador

apostólico de Granada y Málaga (don Emilio Benavent Escuín, auxiliar de Málaga

en 1954, obispo de Málaga en 1967, coadjutor de Granada en 1968); los obispos

residenciales de Segovia (don Daniel Llórente Federico, auxiliar de Valladolid

en 1942, obispo de Segovia en 1944), Zamora (don Eduardo Martínez González,

auxiliar de Toledo en 1942, obispo de Zamora en 1950), Falencia (don José Souto

Vizoso, auxiliar en 1945, obispo en 1949), Teruel (don Juan Ricote Alonso,

auxiliar de Madrid en 1951, obispo residencial en 1968), Calahorra (don Abilio

del Campo y de la Barcena, auxiliar en 1952, obispo residencial en 1953), San

Sebastián (don Jacinto Argaya Goicoechea, auxiliar de Valencia en 1952, obispo

de Mondoñedo en 1957; de San Sebastián, en 1968), Vich (don Ramón Masnou

Boixeda, auxiliar de Valencia en 1952, obispo residencial en 1955), Cádiz y

Ceuta (don Antonio Añoveros Ataún, auxiliar de Málaga en 1952, obispa

residencial en 1964), Sigüenza-Guadalajara (don Laureano Gastan Lacoma, auxiliar

de Tarragona en 1954, obispo residencial en 1964), Gerona (don Narciso Jubany

Arneu, auxiliar de Barcelona en 1955, obispo de Ge. roña en 1964), Lugo (don

Antonio Ona de Echave, auxiliar de Lugo en 1956, obispo residencial en 1961),

Ciudad Rodrigo (don Demetrio Mansilla Reoyo, auxiliar en 1958, obispo

residencial en 1964), Santander (don José María Cirarda Lachiondo, auxiliar de

Madrid en 1960, obispo residencial en 1968 y administrador apostólico "sede

vacante" de Bilbao en 1969)y Avila (don Maximino Romero de Lema, auxiliar de

Madrid en 1964, obispo residencial en 1968); el´ obispo prior de las Ordenes

militares y prelado de Ciudad Real (don Juan Hervás Benet, auxiliar de Valencia

en 1944, coadjutor de Mallorca en 1947, obispo residencial el mismo año, prior

en 1955); el coadjutor y administrador apostólico "sede plena" de Badajoz (don

Doroteo Fernández y Fernández, auxiliar de Santander en 1958). Total: 20.

b) Auxiliares actuales: Doctores don Rafael González Mo-ralejo (1958,

Valencia), don Anastasio Granados García (1960, Toledo), don José Guerra

Campos (1964, Madrid), don Ángel Morta Figues (1965, Madrid), don José

Cervino y Cervino (1968, Santiago de Compostela), don José María Guix

Ferreres (1968, Barcelona), don José Capmany Casamitjana (1968, Barcelona),

don Ramón Torrellá Caacante (1968, Barcelona), don Ramón Daumal Serra

(1968, Barcelona), don Juan Antonio del Val Gallo (1969, Sevilla), don Antonio

Montero Moreno (1969, Sevilla), don Rafael Torija de la Fuente (1969,

Santander), don Javier Oses Flamarique (1969, Huesca), don Ricardo

Blanco Granda (1969, Madrid), don Ramón Echarren Ystúrlz (1969, Madrid). Total:

15.

c) Dimisionarios: Son monseñor Ángel Riesco Carbajo (auxiliar de Oviedo en

1958; luego, de Tudela) y monseñor José Lecuona Labandíbar (obispo titular de

Vagada en 1958, como superior general del Instituto Español San Francisco Javier

para las Misiones Extranjeras).

ANTONIO TRAVERS

 

< Volver