Autor: Alcalá, Manuel. 
   Comienza en Chur el acontecimiento eclesial más importante desde el Vaticano II: el "symposium" de obispos de Europa  :   
 No ha habido, como se temía, una asamblea paralela sacerdotal cismática. 
 ABC.    08/07/1969.  Página: 30. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. MARTES 8 DE JULIO DE 1969

COMIENZA EN CHUR EL ACONTECIMIENTO ECLESIAL MAS IMPORTANTE DESDE EL VATICANO II:

EL «SYMPOSIÜM» DE OBISPOS DE EUROPA

El cardenal Doepfner señala los principales problemas del sacerdocio de hoy

NO HA HABIDO, COMO SE TEMÍA, UNA ASAMBLEA PARALELA SACERDOTAL CISMÁTICA

Chur 7. (Crónica telefónica, de nuestro enviado especial.) Con asistencia de

catorce cardenales y más de un centenar de obispos de toda Esuropa, incluidos

los del Este, te ha inaugurado esta noche en la capital del Cantón de los

Grisones la segunda gran reunión de los obispos de Europa. Han presidido el acto

el cardenal Doepfner (Munich); el obispo de Chur, monseñor J. Vondernach; el

obispo polaco B. Kominek (Breslaú), y el secretario de la Conferencia Episcopal

Europea, R. Echegaray, obispo auxiliar de París. En la sala, rebosante de

periodistas, operadores de televisión e informadores de radio de casi todas las

emisoras de Europa, se han acomodado con dificultad los ciento diez obispos de

Europa procedentes de diecinueve países distintos. El obispo de Chur, presidente

de la Conferencia Episcopal suiza, ha ido saludando en alemán, francés, italiano

e ingles a las diversas Delegaciones. Ha habido atronadoras ovaciones para los

cardenales de Bruselas y Utrecht y para las representaciones de Europa oriental,

que, por primera vez, han sido autorizadas para participar en un acontecimiento

eclesial después del Concilio Vaticano II.

Un pequeño incidente sin importancia se ha producido al escucharse una voz desde

la tribuna de Prensa al final de la presentación y después de leerse im

telegrama de comunión con Su Santidad el Papa, preguntando por qué no habían

sido invitados oficialmente los sacerdotes al "symposium", cuando la temática

del mismo gira sobre ellos. A continuación, monseñor Echegaray ha expuesto con

brevedad el sentido de la Asamblea. El simple hecho de una reunión, que no es ni

Concilio ni Sínodo, y que ha ocupado a tantas representaciones, indica que la

conciencia de solidaridad pastoral ha crecido inmensamente en estos últimos

años. Esta conciencia deberá reflejarse en la claridad con que se han de exponer

las diversas opiniones sobre los problemas del sacerdote de hoy.

DISCURSO DEL CARDENAL DOEPFNER

El cardenal de Munich ha desarrollado su ponencia acerca de "Lo permanente y lo

mudable en el sacerdocio de la Iglesia". Tras señalar los fenómenos de

inquietud, incértidumbre e incluso revolución que se observan en la Iglesia

posconciliar, productos de un acelerado proceso de secularízación el cardenal se

ha planteado una nueva reflexión sobre el problema del sacerdote. Es muy difícil

separar radicalmente lo mudable y lo permanente en el sacerdocio, porque todas

las formulaciones que de la esencia sacerdotal hace la Iglesia están empapadas

de una situación concreta que las hace siempre nuevamente formulables. El

sacerdote ve hoy revalorizado al seglar y desvalorizado el valor de su

consagración. Y, sin embargo, el sacerdocio seglar no hace en modo alguno

superfluo al jerárquico, sino que, en realidad, lo sitúa en su verdadera órbita

de servicio.

El sacerdote debe ser un hermano entre los hermanos, pero al mismo tiempo, un

mensajero especial dentro de la comunidad, provisto de una extraordinaria

capacidad de servicio y de mensaje para integrar los carismas que Dios reparte a

su pueblo. Su servicio es pastoral, sacramental y presidencial. Todo esto con

una decisiva orientación hacia el futuro de la Iglesia. El cardenal de Munich ha

terminado su discurso (coronado con una gran ovación) afirmando textualmente que

"el sacerdote sabe que no puede considerar su sacerdocio como un "hóbby". La

vocación sacerdotal exige un hombre total e indiviso, al menos donde ha sido

transmitido el poder en toda su plenitud. Si en el futuro, por razones

pastorales o de otro tipo, convendrá dividir esas tres funciones, desgajándolas

de la plenitud ministerial, es un asunto que habrá que pensar y que no presenta

dificultadas desde el punto de vista teológico.

AMBIENTE CONCILIAR Y SITUACIÓN DE TENSIÓN

SU ambiente que presenta Toy Chur es similar, salvadas las distancias, al que se

respiraba en Roma durante el Concilio Vaticano. La Asamblea, que se había

mantenido en un discreto segundo plano durante los primeros momentos de su

organización, ha cobrado repentinamente una. extraordinaria vitalidad que supera

en mucho a la que pudimos constatar hace dos años en Holanda. Se afirma que esta

reunión puede significar mucho en la Iglesia de hoy, sobre todo por celebrarse

muy poco antes del Sínodo romano. Las repretentaciones episcopales han reflejado

mucho más de lo presumible la marejada interior que sacude a la Iglesia católica

hoy y que se refleja también evidentemente en su Episcopado, Están prácticamente

íntegros los Episcopados holandés y belga. Casi completo el yugoslavo. De

Alemania han venido nueve obispos, que reflejan la situación real del país y de

su Iglesia. Italia ha enviado veintiún representantes, entre ellos los

cardenales de Milán, Turín, Bolonia y Venecia. La representación francesa, de

catorce miembros, con el cardenal Renard a la cabeza, representa un conjunto

también equilibrado. Por eso ha resultado muy llamativo la corto, numéricamente,

de la representación española. De las nueve obispos originalmente anunciados que

debían haber sido presididos por el cardenal Tarancón, hasta ahora sólo han

venido tos de Segorbe, auxiliar de Valencia y auxiliar de Sevilla (Montero),

También ha venido el cardenal primado. Parece ser que se han excusado tanto

monseñor Morcillo como su auxiliar, monseñor Guerra.

Junto al "symposium" de obispas se ha reunido informalmente una serie de

representantes de los sacerdotes de Europa que celebran una sesión paralela. Se

temía por algunas una contestación, "pero, al menos por ahora, no ha sido asi´.

Se sabe que los obispos holandeses y belgas, al menos, han autorizado la reunión

de esos grupos. Estos sacerdotes han celebrado esta mañana una conferencia de

Prensa, dando a conocer sus intenciones, y ayer por la tarde celebraron un

reunión eucarística privada. Se dice que los obispos de Europa autorizarán a

algunos delegadas de estos sacerdotes para tomar parte en las reuniones.

De todo ello informaremos en la crónica siguiente.

Manuel ALCALÁ, S. J.

 

< Volver