Información religiosa. 
 Un grupo de sacerdotes gallegos denuncia irregularidades en la formación de la asamblea conjunta     
 
 Informaciones.    14/09/1971.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

UN GRUPO DE SACERDOTES GALLEGOS DENUNCIA IRREGULARIDADES EN LA FORMACIÓN DE LA

ASAMBLEA CONJUNTA

MADRID, 14.

(EUROPA PRESS.)

Bajo el título de «Queremos ser regidos por los obispos y no por grupos

seudodemocráticos», más de doscientos sacerdotes de la diócesis de Luso

(Galicia,), acaban de dirigir al Episcopado Español y a la Santa Sede un escrito

firmado por todos ellos, en el que denuncian una serie de hechos sucedidos en la

Asamblea Diocesana del Clero, que claramente vician —dicen—" la Asamblea

Conjunta de Obispos y Sacerdotes, que comenzó hoy en Madrid.

1) En el escrito se denuncian duplicidad de rotos en algunos grupos de presión.

2) Designación ilegítima de algún ponente

3) Eliminación indebida de muchos pareceres.

4) Preterición de las enseñanzas del magisterio de la Iglesia en tas ponencias y

algunos otros hechos.

Por otra parte, un centenar de sacerdotes de la diócesis d« Santiago de

Compostela ha enviado, otro escrito a la Comisión. Episcopal del Clero, en el

que piden al Episcopado que las proposiciones elevadas a la Asamblea Nacional

desde las cinco diócesis gallegas sean consideradas tan sólo como el parecer de

una minoría, no como representativas de la mayoría del clero. «Los supuestos

representantes dicen— se han pronunciado contra el sentir de los

representados."

"Un botón de muestra —añaden— lo tenemos en la Asamblea Interdiocesana de

Santiago, la cual propone a la Nacional como asunto a discutir el celibato

sacerdotal, cuando esta moción fu; presentada, solamente por una de las cinco

diócesis."

tos sacerdotes firmantes del escrito se detienen en algunas consideraciones

especialmente significativas. Los obispos, según ellos, dan la impresión de

dejar acaparar su atención por las minorías contestatarias y alborotadoras.

Ellos comprenden que la caridad de los pastores atienda a esos grupos, "pero

también clamamos, en aras de la misma caridad, que no dejen de prestar atención

a las amarguras, sufrimientos e hicertidumbres que soporta esta parte del clero,

que por ser callada, no deja de tener importancia, y por estar clavada en su

puesto sin aspiraciones humanas, reclama atención y en estas circunstancias

concretas, un apoyo prudente, justo y decidido".

«Queremos ser optimistas, fundados en el Evangelio, y no profetas de

calamidades; pero no podemos tolerar que se nos quieran camuflar los fracasos,

las traiciones, las duras realidades. Sé desvirtúan problemas fundamentales para

resaltar otros más secundarios. Hay un abismo entre las verdaderas enseñanzas de

la Iglesia y las que se difunden impunemente; entre el .magisterio y las

actuaciones prácticas cotidianas de gobierno.»

«Añoramos con toda nuestra alma la verdadera y auténtica renovación, comenzando

por nosotros, y aún pedimos que, si hace falta, se nos imponga y exija. Pero

pedimos que por todos los medios se luche para poner coto al confusionismo

doctrinal, moral, disciplinal, que destroza nuestra vida sacerdotal y la vida

cristiana de nuestro pueblo."

«Ansiamos un Colegio Episcopal, que, tanto colectiva como individualmente, nos

bagá patente que vivé la responsabilidad de padres de la fe, fundamento y base

de nuestra unidad Sacerdotal.»

«Abominamos del estilo democrático a imagen de la politíca, según se pretende

imponer a todo nivel en la Iglesia, porque además de verlo como contrario al

dato revelado y a la verdadera tradición, no podemos concebir al pastor de la

grey cristiana como un vulgar político marioneta de los grupitos de presión.»

El escrito termina con estas palabras: «Desde el silencioso recinto dé nuestras

iglesiás y a los pies de Cristo presente en nuestros sagrarios, ofrecemos a

lodos núestros pastores el recuerdo reverente y la oración humilde por la que

imploramos que brillé, el cansina jeraquicó con los destellos divinos.».

 

< Volver