Cardenal primado: "estoy seguro de que casi todos los que asistieron a la asamblea conjunta salieron gratamente impresionados de ella"  :   
 Arzobispo de Tarragona: "La asamblea ha sido teológicamente seria y pastoralmente eficazz". 
 ABC.    24/09/1971.  Página: 33. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

ABC. VIERNES 24 DE SEPTIEMBRE DE 1971.

La iGLESiA EN EL CARDENAL PRIMADO:

MUNDO DE hoy «ESTOY SEGURO DE QUE CASI TODOS LOS QUE ASISTIERON A LA ASAMBLEA

CONJUNTA SALIERON GRATAMENTE IMPRESIONADOS DE ELLA»

«Sus conclusíones no fíenen fuerza de ley, pero marcan bien claramente el camino

de la Iglesia y la posfura de la Jerarquía española»

ARZOBISPO DE TARRAGONA: «LA ASAMBLEA HA SIDO TEOLÓGICAMENTE SERIA Y

PASTORALMENTE EFICAZ»

Toledo 23. (De nuestro corresponsal, por télex.) Los sacerdotes toledanos de la

capital y de la provincia que integran el Consejo Presbiterial Diocesano esperan

con no disimulada expectación la intervención del cardenal primado, monseñor

Enrique Tarancón, en la apertura de. la sesión plenaria del citado Organismo,

que tuvo lugar esta mañana en Toledo, porque suponían que el cardenal-arzobispo

les hablaría de la reciente Asamblea Nacional de Obispos-sacerdotes, cuyos ecos

aún perduran y de la que deseaban obtener una referencia malí autorizada y

objetiva de la que algunos medios informativos han divulgado.

Efectivamente, el cardenal primado les habló de la Asamblea extensamente. Y lea

dijo que, con la participación activa del episcopado español casi en pleno, la

Asamblea había comenzado con preocupación, pero con serenidad. «Al margen de la

Asamblea—afirmó—había interés en boicotearla, en dar la impresión ante el

público de que apareciera como una convención. Todo fue normal hasta el tercer

día, en el que se presento la conocida carta" firmada dor diecinueve sacerdotes

que le fue entregada a las seis treinta y cinco de la tade, cuyo texto estaba ya

en la calle a las ocho del mismo día." «Cuando se estudió la carta y yo di

cuenta del sentir -unánime del Consejo—aseguró—se produjo una sensación de

distensión entre los asambleístas, incluso por parte de los firmantes de la

carta."

Monseñor Enrique Tarancón manifestó que la Asamblea tenía que ser fiel, y lo

fue, al Papa y a la base; que las deliberaciones terminaron con viva

satisfacción de la mayoría, porque fueron muy constructivas, y que estaba seguro

de que el 90 por 100 de los obispos, sacerdotes, seglares y periodistas que

asistieron a las sesiones salieron gratamente impresionados de los grandes

progresos que se han logrado en el acercamiento de los grupos y en diálogos.

«Acusó la Asamblea—siguió diciendo—una postura de la Iglesia bastante nueva,

pero plenamente integrada en la línea conciliar, aunque a algunos les cueste

comprenderlo, que habrá que ir realizando lenta y prudentemente; mi impresión

personal es francamente positiva, porque veo que se ha creado un clima nuevo

entre obispos y sacerdotes, una conciencia de corresponsabilidad, expresión a su

vez de la, vitalidad religiosa de España.

Cuando teminó su exposición, un sacerdote preguntó al primado si las

conclusiones aprobadas en la Asamblea era o no obligatorias. «Dejémonos de

jurisdiccionismos—contestó el cardenal Enrique Tarancón—. Evidentemente no

tienen fuerza de ley, pero marcan bien claramente el camino de la Iglesia y la

postura de la jerarquía españolan El hecho de que esa sesión plenaria del III

Congeso Presbiterial Diocesano de Toledo se dedique en gran parte a estudiar el

modo de llevar a la práctica las conclusiones de la Asamblea, subraya la

respuesta del cardenal Enrique Tarancón, quien en sus declaraciones a los

sacerdotes aludió también.

aunque de pasada—forzoso es consignarlo—, a las informaciones no correctas que

sobre la Asamblea algunos periódicos han ofrecido a sus lectores.—Luis Moreno

Nieto.

ARZOBISPO DE TARRAGONA: «LA ASAMBLEA. UN ÉXITO FELIZ»

«Los que hemos vivido intensamente la Asamblea—dice el arzobispo de Tarragona en

una nota en la que informa a sus diocesanos sobre la reciente Asamblea conjunta—

podemos afirmar que el ensayo ha sido feliz. A mi personalmente no me ha

sorprendido el éxito, ya que tenía la experiencia de las diocesanas u

provinciales de mis dos diócesis, y no podía esperar que, a plano nacional, el

resultado fuese diferente.

El éxito ha sido fruto de una preparación prolongada y profunda, de una enorme

dosis de sinceridad y buena voluntad de parte de los asambleístas, de un gran

afán de servicio a la Iglesia y al mundo y, sobre todo, pues lo hemos palpado,

de la fuerza del Espíritu, que nos ha dado luz en los momentos difíciles y nos

ha hermanado en una convivencia rica en matices y real en fraterna aceptación y

caridad.

El fondo doctrinal, elaborado a la luz del Vaticano II, ha, sido realmente

serio, y las conclusiones se prevén pastoralmente eficientes. No en vano son

como el resumen de cuanto obispos v sacerdotes han

aportado en sus reflexiones desde la base. Con su publicación podremos tener

todos a mano un alimento doctrinal y una linea de acción convergente durante

mucho tiempo. Puedo adelantar que en ellas se ha intentado un sincero y humilde

examen de nuestra situación y de nuestras deficiencias, y se han formulado unos

propósitos de renovada actuación, de cara a la respuesta que la Iglesia tiene en

Jesús y su Evangelio para la vida y sociedad de ahora.

Escribo al llegar de Madrid. Digan lo que hayan dicho las agencias informativas

sensacionalistas, yo os digo que aún resuéna en mis oídos el clamor vibrante del

himno «Un solo Señor, una sola fe», coreado por todos en entusiasmo de acción de

gracias y de fraternal despido. Bien merecía la pena: el expresivo telegrama del

Santo Padre nos había traído el aliento de su bendición y la seguridad de

comunión con la Iglesia universal; toda la Conferencia Nacional Española y todos

los presbíteros, diocesanos y representaciones seglares sé habían sentido

Iglesia, viviendo durante una semana en comunión de vida, de oración y de

trabajo conjunto."

PROSIGUE EN MADRID LA SEMANA DE ESTUDIOS TEOLÓGICOS

Los temas más fundamentales de la espiritualidad actual han sido abordados par

la IV, Semana de Estudios y Coloquios sobre Problemas Teológicos en las sesiones

de trabajo celebradas en la mañana de ayer, mientras que en las de la tarde se

estudió el tema de la teología del matrimonio.

Por la mañana, el padre Luis María Mendizábal, profesor de la Universidad

Gregoriana de Roma, presentó una ponencia sobre «La caridad pastoral, fundamento

de la espiritualidad sacerdotal, y el padre Tomás Alvarez, presidente del

Teresiano de Roma, estudió el tema "Crisis de la oración frente a su necesidad

práctica".

José Luis Larrabe, profesor de la Universidad de Comillas y del seminario de

Madrid, explicó en la sesión de la tarde una lección sobre «El matrimonio

cristiano en la historia de la salvación».

 

< Volver