El cardenal Quiroga, enterrado junto al pórtico de la gloria     
 
   10/12/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL CARDENAL QUIROGA, ENTERRADO JUNTO AL PÓRTICO DE LA GLORIA

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10.

(Resumen de agencias.)

Los restos mortales del Cardenal Quiroga Palacios descansan desde ayer tarde en

la cátedral compóstelana Junto al Pórtico de la Gloria.

A las cuatro y media fue trasladado el cadáver del que íue caráenal-arzobispo de

Santiago desde la capilla ardiente del palacio arzobispal hasta la basílica del

Apostol.

El féretro fue sacado á hombros por familiares del difunto y trasladado hasta el

sepulcro de 1a basilica por beneficiados y sacerdotes de Compostela.

Detrás de los restos morta les del cardenal Quiroga Pa1acios figuraban jovenes y

sacerdotes, que portaban numerosas coronas de florés, entré las que figuraban

las del Ayuntamiento de Maceda (Orense), deh Club Deportivo de La Coruña, de los

Ayuntamientos de Santiago, Orense y de La. Coruña. asimismo figuraban comités de

flores enviadas, por, él Patronato Rosalía dé Castró, él Club dé Fútbol Atlético

de Madrid etcétera.

En la comitiva figuraban los obispos de las diócesis de Galicia, él arzobispo de

Oviedo, el obispó de Astorgá, el obispo sécrétario de la Conférénciá Episcopal,

asi cómo los obispos auxiliares de Madrid y de Oviedo y él obispo de Opórto en

representacion del Jefe del Estado figuro, el ministró dé Justicia, señór Oriol

Urquijo, quien habia llegado a Santiago a las dos de la tarde en un avión

especial, acompañado del ministro comisarlo del Plan de Desarrollo, don Laureano

López Rodó.

La comitiva fúnebre recorrió dos calles compostelánas y pasó a la plaza del

Obradoiro, en donde se habia situado también gran nümero de público. Al paso del

feretro, una compañía del batallón aerotransportablé Isabel la Católica, rindió

honores y presentó armas.

El templo catedralicio sé hallaba abarrotada de público cuando los restos

mortales del cardenal entraron por la puerta del Óbradoiro y fueron depositados

irénte a la capilla mayor a continuación comenzó la misa concelebrada, que

presidió el cardenal-arzobispo electo de Madrid monseñor Enrique y Taráncón.

Después de la misa se organizó en el Interior de la Iglesia la comitiva para

inhumar los restos mórtales del cardénal, que recibiéron sepultura al pié del

Pórtico de la Gloria.

 

< Volver