Respuesta de la Hermandad Sacerdotal a la nota de la comisión permanente del episcopado     
 
 ABC.    17/09/1972.  Página: 34. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

17 DE SEPTIEMBRE DE 1972.

RESPUESTA DE LA HERMANDAD SACERDOTAL A LA NOTA DE LA COMISIÓN PERMANENTE DEL

EPISCOPADO

Madrid.

(De nuestra Redacción.)

La Hermandad Sacerdotal Española —en respuesta a la nota de la Comisión

Permanente del Episcopado que publicamos en nuestro número del pasado viernes—

ha hecho público el siguiente comunicado:

"La Junta Nacional de la Hermandad Sacerdotal Española se ha visto

desagradablemente sorprendida al leer los últimos párrafos del comunicado

oficial que ha dado a la Prensa la Comisión permanente de la Conferencia

Episcopal Española, tras la reunión ordinaria de trabajo, los días 12, 13 y 14,

en San Lorenzo de El Escorial, párrafos relacionados con las Jornadas

Sacerdotales Internacionales que, convocadas por la Hermandad Sacerdotal

Española, van a celebrarse en ¡Zaragoza, los días 26, 27 y 28 de este mes de

septiembre.

Afirma el comunicado que «La Comisión permanente cree su deber hacer público que

los sacerdotes que allí se reúnan lo harán por su propia iniciativa, sin que la

Conferencia Episcopal Española haya autorizado ni respaldado dicha reunión».

Para evitar torcidas interpretaciones, nos creemos en el deber de aclarar qué ni

hemos dicho que tuviéramos tal autorización ni había por qué solicitarla, ya que

el prelado de la diócesis zaragozana, cuya autoridad es suficiente, acogió

nuestra petición con todo cariño, reservándonos siempre nosotros la iniciativa y

la responsabilidad de la reunión. Nada más lejos de nuestra intención que el

aparecer coma una asociación rebelde a la jeraquia, cuando hemos recibido, en un

día no lejano, del organismo correspondiente de la Santa Sede un escrito

laudatorio y estimulante; cuando numerosos obispos nos han dado su aprobación

formal y hemos invitado desde principios del verano a todos los obispos

españoles y a varios del extranjero a acompañarnos en Zaragoza y cuando hemos

tenido al corriente del proceso de estas Jornadas a la correspondiente Sagrada

Congregación de la Curia romana.

Dice también el comunicado aludido que «carece de fundamento la noticia del

envío de una bendición del Padre Santo a dichas Jornadas». Debemos aclarar que

la noticia tiene fundamento, ya que es normal en casos similares recibir la

bendición del Papa, una vez solicitada, bendición que, por otra parte, no

significa, como bien sabemos y cómo ocurrió con la Asamblea Conjunta de obispos

y sacerdotes, una aprobación formal de todo lo tratado o decidido.

Por último, el comunicado afirma que también carece de fundamento la noticia de

que la Curia romana vaya a ´estar representada en dichos actos". Nunca ha dicho

esta Junta nacional que la Curia romana vaya a estar representada en las

Jornadas. Lo que sí hemos dicho, y seguimos manteniendo, es que algunos

cardenales de la Curia romana nos anunciaron desde un principio su presencia

activa en las Jornadas, no como representantes de la Curia, sino, en uso de su

propia libertad.

La, Hermandad Sacerdotal Española, consciente de los intentos que ciertos

sectores hacen para desprestigiarla ante los fieles con afirmaciones inexactas

y tendenciosas, renueva su decisión de celebrar las Jornadas de Zaragoza; invita

a cuantos oran y se sacrifican por el éxito espiritual de las Jornadas a que

continúen, ahora con mayor intensidad, orando y sacrificándose, y ruega a los

sacerdotes que piensan acudir a Zaragoza que, lejos de desanimarse, redoblen su

entusiasmo y acudan a los pies de la Virgen del Pilar, decididos a cumplir los

objetivos esenciales de las Jornadas, que son, como hemos declarado en la

convocatoria oficial, el de profundizar en las enseñanzas del tercer Sínodo de

Roma acerca del sacerdocio ministerial y el de orar con filial amor por el Padre

Santo, pidiendo también a Dios que a nosotros nos mantenga fieles a la llamada

que con ilusión aceptamos el día de nuestra ordenación sacerdotal.

A esta nota de la Hermandad que hemos recogido íntegramente— quisiéramos añadir

algunos complementos informativos:

1. Que parece evidente que a la Comisión Permanente del Episcopado no habrán

faltado razones para estimar necesaria su puntualización a la vista de las

confusiones previsibles que podían crear los programas que de esta Asamblea se

difundían.

2. Que la Permanente del Episcopado tenía va perfecto conocimiento de los

extremos que en la nota de la Hermandad se recuerdan, dado que son miembros de

la Permanente algunos de los obispos que en dichos programas aparecen como

participantes en la Asamblea.

3. Que la nota de la Permanente no hace en rigor otra cosa que repetir y

revigorizar lo que en la misma fecha publicaba «L Obsservatore Romano» como

comunicado del director de Prensa de la Santa Sede, que afirmaba textualmente lo

que sigue: "Podemos precisar que carece de fundamento la noticia del envío de

una bendición del Santo Padre con motivo de la clausura de las así llamadas

Jornadas Internacionales Sacerdotales de Estudio, promovidas por la Hermandad

Sacerdotal Española (Zaragoza, 26-28 septiembre). Tenemos además que aclarar

que, tanto dicha reunión como la Asociación que la ha organizada, resalta que

carecen de la aprobacion de la Conferencia Episcopal Española. Estamos también

Informados que, por las mismas razones, la Curia romana no estará representada

en dicho acto.»

 

< Volver