Conferencia de monseñor Guerra Campos en Burgos     
 
   20/02/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CONFERENCIA DE MONSEÑOR GUERRA CAMPOS EN BURGOS

Burgos 19.

"La verdadera doctrina Católica esta siendo suplantada por algunos hijos de la

Iglesia por corrientes de opinión extrañas al Evangelio», ha afirmado monseñor

José Guerra Campos en la conferencia que sobre d tema «Pluralismo y unidad. La

acción de los católicos», pronunció ayer en esta capital, organizada por la

Asociación diocesana, de Padres de Alumnos.

Monseñor Guerra Campos, basándose en la doctrina del Concilio Vaticano II y de

los Pontífices, hizo una distinción entre la acción de la Iglesia y la acción de

los ciudadanos guiados por la conciencia cristiana en la. sociedad civil, a la

que corresponde —dijo— un campo propio de competencia y de. autoridad moral, y

la posibilidad de que, bajo 3a misma inspiración cristiana, haya pluralidad de

fórmulas prácticas, ninguna de las cuales —afirmó- debe reivindicar la exclusiva

del Evangelio, así como la necesidad de aprovechar la coincidencia y las

convergencias para hacer con la unión di esfuerzo el bien.

Señaló más adelante los dos fenómenos preocupantes del momento actual entre los

católicos, tales como la tendencia a introducir el pluralismo en la fe,

vaciándola de contenido revelado y reduciéndola a mero impulso creador del

futuro, y la tendencia a imponer una dirección única en lo que Dios ha dejado a

la libre opinión de los hombres.

El otro fenómeno menos radical —señaló— es la tendencia de organizaciones

eclesiales a asumir compromisos colectivos de acción concreta en el campo

económico, político y social, sin tener suficientemente dará, la distinción

conciliar entre acción de Iglesia y acción de sociedad civil.

Por ultimo, monseñor Guerra Campos hizo notar cómo en estos días vuelven a

ponerse en circulación, apelando —dijo— indebidamente al pensamiento de la

Iglesia, concepciones inexactas acerca de la relación entre el orden jurídico y

el orden moral y acerca de la inspiración cristiana del orden legal. Se recrean

—afirmó— en un liberalismo agnóstico, en Virtud del cual el Estado se

convertiría ea un simple canalizador de todas las corrientes de opinión,

olvidando que la autoridad, en cuanto a los criterios fundamentales, representa

a Dios y ha de inspiraras en su fe.

Cifra.

 

< Volver