Información religiosa; Sobre las relaciones iglesia-Estado en España. 
 París: el cardenal Enrique y Tarancón dialogó abiertamente con los intelectuales católicos franceses     
 
 Informaciones.    08/05/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

INFORMACIÓN RELIGIOSA

SOBRE LAS RELACIONES IGLÉSIA-ESTADO EN ESPAÑA

PARÍS: EL CARDENAL ENRIQUE Y TARANCON DIALOGO ABIERTAMENTE CON LOS INTELECTUALES

CATÓLICOS FRANCESES

PARÍS, 8.

(Servicios europeos de INTIMACIONES.)

El cardenal Enrique y Tarancon acudió anoche al Centro de los Intelectuales

Catolicos Franceses, donde, pronunció una conferencia, seguida con enorme

interés por el selecto público que llenaba la sala, sobre el tema «La Iglesia de

España, hoy». Como ya dio cuenta ayer INFORMACIONES, el primer contacto del

presidente de la Conferencia Episcopal Española fue con un millar de emigrantes

españoles en el claustro de la iglesia de Saint Severin, en pleno corazón de

París. Con ellos conversó durante cerca de los horas, bebio un vaso de vino en

su compañía y fumó algún que otro cigarrillo. Cuando se iba, uno de los

emigrantes españoles le dijo al cardenal: «Que usted vuelva pronto». Y él

respondió: «No, es mejor que vosotros podáis volver todos a España pronto en

condiciones que os permitan vivir desahogadamente»

La cita con los intelectuales católicos de anoche era ciertamente interesante y

difícil. El coloquio se centró en seguida en las relaciones Iglesia-Estado en

España. El cardenal trazó con vigor las cuatro líneas en las que se mueve la

estrategia de la Iglesia española en torno a este delicado terna: Pluralidad de

opciones políticas, compromiso decidido a favor de la Justicia en e] orden

temporal, denuncia profetica. «con mansedumbre, con sinceridad, con verdad y con

respeto a las instituciones y a las personas, que de no hacerlo nos convertirla

en cómplices de los pecados ajenos»: y compromiso serio de los sacerdotes y de

las "comunidades cristianas.

En las relaciones Iglesia-Estado, a Juicio del arzobispo de Madrid, habrá que

mantener dos criterios fundamenta, les: mutua independencia y sana colaboración

en el común servicio a la comunidad. Pero, para llegar a esto, hay que vencer

muchas dificultades, ya que existe "un clima de siglos, durante los cuales la

confesionalidad del Estado y la unidad religiosa ha sido un principio político a

la vez que religioso». Según el cardenal Enrique y Tarancón, se van venciendo

poco a poco las resistencias en este sentido y va tornando cuerpo el nuevo clima

en las relaciones entre la Iglesia y el Estado. Puso de relieve especialmente

que esta unión Iglesia-Estado,, foque mas qué una colaboración amistosa legitima

y necesaria comportaba casi un enfeudamiento», no se está rompiendo por

iniciativa del Estados, como ha ocurrido en otros países, sino por iniciativa de

la Iglesia.

En el coloquio ha salido a relucir, como no podía por menos, la cuestión de la,

colaboración del Episcopado español en la guerra civil. El cardenal Enrique y

Tarancón se ha situado en el contexto histórico de la época. Ha puesto de

relieve como en aquellos momentos para muchos católicos la guerra era una.

«cruzada». Y ha afirmado: "Los obispos dieron aquel paso por razones pastorales

muy fuertes».

En ningún momento, el arzobispo de Madrid rehusó el dialogo. Trajo a París aires

de apertura posconciliares: reflejó autorizadamente y con claridad el

Interesante momento de la Iglesia española.

Con el cardenal Marty, su anfitrión, dialogará ampliamente sobre los problemas

pastorales, comunes, originados de las grandes aglomeraciones humanas. Está

teniendo eco en los ambientes católicos ranceses esta visita del cardenal

español, presidente de la Conferencia Episcopal.

 

< Volver