Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   Homilía del cardenal Jubany sobre los sucesos de Barcelona     
 
 Informaciones.    13/11/1973.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

NACIONALES

Homilía del cardenal Jubany sobre los sucesos de Barcelona

Por Enrique SOPEÑA

BARCELONA, 13.

La Delegación Diocesana para los Medios de Comunicación Social del Arzobispado

de Barcelona ha hecho pública la siguiente nota de prensa:

"Ayer, día 12, por la tarde, en la Iglesia de Pompeya tuvo lugar la celebración

de la misa previa a la inauguración de curso y actividades, de la Asociación

Cristiana de Dirigentes de Barcelona. Presidió la celebración eucarlstica el

señor cardenal-arzobispo, doctor Jubany Arnau, quien después de aludir a los

textos de la palabra proclamada afirmó que muchos cristianos han recibido una

formación excesivamente dualista que exagera la separación entre lo sagrado y lo

profano. Formuló y comentó tres ideas sobre la fe, a saber: la que asume y

trasciende los valores humanos con referencia esencial a Cristo, valor supremo;

la que es síntesis y totalización de la vida y de la actuación del hombre y, por

fin, la de que el conocer expuesto por la Biblia equivale a conocer obrando. En

este contexto de la fe se comprenden dos realidades: 1.» El compromiso personal

de todo cristiano en las actividades humanas; y 2.» La Interpelación constante

de Dios a través de los acontecimientos para cuyo discernimiento ofrece luz

segura el magisterio de la Iglesia. Y añadió textualmente el prelado.

LIBERTAD DE REUNIÓN Y ASOCIACIÓN

«Todos conocéis lo ocurrido en la barcelonesa parroquia de María Medianera el

domingo día 28 de octubre último. Se trata de un hecho triste y lamentable, con

una larga estela de consecuencias que, interpelan nuestra conciencia cristiana.

Gracias a Dios, la actitud de los fieles que participaban en la santa misa y

especialmente la serenidad del rector de la parroquia —cuya integridad

sacerdotal y celo pastoral me complace subrayar— evitaron mayores males.

Ante lo ocurrido, hay que recordar que, entre los derechos naturales del hombre.

—que la encíclica «Pacem in Terris» califica de «universales, inviolables e

inalienables» (números 23 y 145)— figura el de la libertad de reunión y de

asociación. Las enseñanzas pontificias sobre este punto han sido recogidas y

aplicadas a nuestro país por los obispos españoles en su más alto organismo

colegial: la asamblea plenaria del Episcopado. En 1970, después de constatar, y

lamentar «la deficiente participación en los órganos decisorios de la vida

colectiva», no pude menos que «reiterar, a unos, para que lo conozcan y 1o

ejerciten; a otros, para que lo respeten y lo den cauce, el derecho que todo

hombre tiene a asociarse y reunirse libremente para fines lícitos (...) y a la

intervención en la cosa pública, a través de cauces eficaces de participación».

Recientemente en el año actual, la propia Conferencia afirma: «Dado que ningún

sistema social o político puede agotar toda la riqueza del espíritu evangélico,

´es necesario que exista en la comunidad política suficiente espacio para que

sus miembros puedan asumir de manera eficaz esta pluralidad dé compromisos

individuales y colectivos. Una efectiva pluralidad de opciones es parte

integrante del bien común.»

Voces autorizadas del Gobierno reconocen la realidad del problema y apuntan

hacia esta misma dirección. Muy recientemente se ha afirmado que «el pueblo...

siente la necesidad de integrarse ilusionadamente en una tarea colectiva y qué

si tal tarea no se le propone o no conecta con sus problemas reales, se siente

defraudado en una parte de su dimensión humana». Esta participación política, se

sigue diciendo, «ha de ordenarse en forma que procure más unidades dialogantes y

síntesis integradoras que radicalismos y enfrentamientos intransigentes... y ha

de permitir a los hombres, desde su libertad y responsabilidad... procurar el

ideal de la vida comunitaria que alienta en su alma».

URGE UNA ORDENACIÓN JURÍDICA

Asi, pues, urge para nuestro pais una ordenación Jurídica que responda a estos

deseos y necesidades, tan amplia y hondamente sentidos en nuestro pueblo. De

esta manera, por una parte no se darían hechos como el que tenemos que lamentar

con toda su secuela de dolor y resentimientos, y por otra, se evitarían ciertas

actuaciones de la fuerza pública, que, al tener lugar en sitios sagrados y

dependencias eclesialés —que tienen un fin propio y determinado-—, pueden

resultar lesivas del vigente Concordato."

Finalmente, el doctor Jubany invitó a los miembros de la Asociación Cristiana de

Dirigentes y a los fieles asistentes a la celebración eucarística a la oración y

a la reflexión a fin de a justar sus actividades y su conducta a las exigencias

del Evangelio.

PROCESAMIENTO DE LOS 113 DETENIDOS

Por otra parte, un despacho publicado en «La Vanguardia» de esta mañana da

cuenta de que las 113 personas detenidas en la iglesia, a lo que alude el

cardenal Jubany, han sido procesadas por el Juzgado de Orden Público. Recuerda

el periódico el numero de los previamente multados gubernativamente y añade que

«entre los procesados se encuentran los abogados don José Solé Barbera, don

Alberto Fina Sanglas, don Montserrat Aviles y otros». Asimismo, «La Vanguardia»

dice que «la mayoría de los procesados son estudiantes, algunos, menores de edad

penal. El auto de procesamiento decreta la libertad provisional sin fianza de

los menores y para el reato de los procesados el juez ordena que presten fianza

de 25.000 a 100.000 pesetas para su libertad. Se basa el procesamiento en un

supuesto delito de reunión ilegal».

ALTERACIONES DEL ORDEN PUBLICO

Según informan «Hoja del Limes», «Tele/Exprés» y «La Vanguardia», el domingo se

produjeron diversos incidentes en algunas poblaciones de la provincia. De

acuerdo con estas informaciones y otras fuentes dignas de crédito que ha podido

consultar este corresponsal, los acontecimientos se desarrollaron de la

siguiente manera:

Un amplio despliegue de la Fuerza Pública se pudo apreciar el domingo desde

primeras horas de la mañana en las carreteras que llevan a la ciudad de Vích,

donde a las once horas estaba previsto celebrar un «aplec» de sardanas en el

lugar conocido por «El Frat». Según nuestras informaciones, sin embargo, se

pretendía conmemorar el segundo aniversario de la llamada Asamblea de Cataluña.

Concretamente hacia las nueve y cuarto de la mañana, una larga caravana desde

Vich al cruce de Tona avanzaba lentamente. En este cruce se habla establecido un

control de fuerzas de seguridad que preguntaba a ios conductores el destino de

su viaje. Según nuestras informaciones, los conductores debían entregar el

documento nacional de identidad a las fuerzas que montaban vigilancia en las

entradas de la ciudad. Según nuestras informaciones, se les indicaba que el

documento les sería devuelto al regreso bien en el cuartel de Vich, bien en la

Jefatura de Policía en Barcelona.

Las personas que consiguieron entrar en Vich pudieron ver que la plaza porticada

donde se celebra el mercado estaba ocupada en su parte central por varios

vehículos de la Policía Armada concretamente ocho autocares, entre 15 y 20

«Jeeps» o camionetas, coche-manguera y auto-grúa. Igualmente se pudo apreciar la

presencia de otros contingentes en la ciudad, asi como en la estación de Renfe.

Por otra parte se señaló la presencia de un helicóptero que sobrevolaba la

ciudad y varios «jeeps» que patrullaban por las calles.

Hacia las cuatro de la tarde, y en la localidad de La Ametlla del Valles, un

grupo de unas 2.000 personas celebró una asamblea y organizó posteriormente una

manifestación por el interior de la población que tuvo una duración de unos

quince minutos. Se sabe, por otra parte Que en otros lugares también se comprobó

la presencia de grupos nutridos de personas que celebraban, al parecer, una

reunión. Por otro lado, en la ciudad de Granollers, unas 1.500 personas se

manifestaron a las siete de la tarde en la calle Anselmo Clave durante unos diez

minutos.

Se sabe, por otra parte, que unos ocho autocares fueron conducidos, custodiados

por motoristas de las fuerzas del orden, hasta la Jefatura de Policía en

Barcelona, aunque parece que no fueron detenidos, siendo invitados a marcharse

del lugar."

Por otro lado se indica que hacia las ocho de la noche, en la avenida Fabra y

Puig, de la Ciudad Condal, se registró una manifestación de, posiblemente,

ocupantes de algunos autocares. Parece que no hay detenidos, por lo menos en

Barcelona, aunque algunos conductores señalan que vieron en las proximidades de

Vich a varias personas retenidas en los arcenes.

 

< Volver