Información religiosa. 
 ¿Gamberrismo en la Javierada?     
 
 Informaciones.    26/03/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

¿GAMBERRISMO EN LA JAVIERADA?

PAMPLONA, 26.

(PYRESA.)

La Comisión de Alojamiento de las Javieradas, en la ciudad de Sangüesa, ha

denunciado en carta abierta la falta de sentido y decencia religiosa de los

Jóvenes a causa de su masificación.

«Pensamos —dice la carta— que la magnitud de una Javierada no se puede medir

únicamente por el número, sino, sobre todo, por su calidad, por el espíritu y

motivos que impulsan y se viven en la andadura penitencial hacia Javier, y

pensamos que desde este punto de vista las Javieradas en Sangüesa se han

descuidado tanto que han llegado ya a un limite que exige una tan seria revisión

de las mismas, que o se les da una forma muy distinta o será mucho más positivo

su supresión.»

Seguidamente la Comisión denuncia una serle de actos de gamberrismo, «y

gamberrismo del más bajo» —subraya—, que fue lo único que se vio en Sangüesa esa

noche de la Javierada —se refiere más concretamente a la femenina, hace ocho

días.

Y añade: «Las varias parejas de la Guardia Civil que recorrían las calles de la

ciudad no pudieron atender a todas las llamadas de auxilio que les fueron

solicitadas, y el comandante del puesto nos aseguraba haber intervenido en una

sola noche en mas ocasiones que en cinco años en los días y noches de fiestas de

Sangüesa.»

No se culpa a los peregrinos y peregrinas auténticos, sino al gran número de

gamberros, creciente cada día, que no entienden ni quieren entender lo que es la

Javierada, porque no conocen los valores que se manifiestan y desarrollan en

ella. Culpamos también —se agrega— a gran número de chicas, falsas peregrinas,

que, llevadas por su inconsciencia, creemos se dejan acompañar y consienten

groserías de quienes debieran estar en cualquier sitio menos en una Javierada.

Culpamos también, aunque en menor grado, a los jóvenes que con buena voluntad,

sin duda, acompañan a sus novias o hermanos cuando no es su día, y crean un

problema grave de alojamiento.

Esta es la impresión amarga de esta Comisión y gran mayoría de sangüesinos

sacada de la última Javierada femenina y que no puede callarse, antes al

contrario se cree en la obligación de comunicarla a toda Navarra, con el fin de

que entre todos logremos hacer que la Javierada sea lo que tiene que ser y todos

queremos que sea: una manifestación de fe, de nuestro espíritu de sacrificio y

de nuestro entusiasmo por el más grande de los hijos de Navarra. San Francisco

Javier.

 

< Volver