El Episcopado Español reitera us decisión de independencia ante los partidos políticos  :   
 Los cristianos son libres en sus opciones políticas, pero deben obrar según sus conciencias y ser coherentes con su fe. 
 ABC.    03/02/1977.  Página: 30. Páginas: 1. Párrafos: 36. 

ABC. JUEVES 3 DE FEBRERO DE 1977. PAG. 30.

la Iglesia en el mundo de hoy

EL EPISCOPADO ESPAÑOL REITERA SU DECISIÓN DE INDEPENDENCIA ANTE

LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Los cristianos son libres en sus opciones políticas, pero deben obrar según sus

conciencias y ser coherentes con su fe.

Tres días completos han llenado los debates de la Comisión Permanente del

Episcopado, que seguía reunida aún ayer a altas horas de la tarde. La Secretaría

decidió, por ello, dejar para hoy el informe completo de sus sesiones, pero

anticipando a los medios informativos el fruto más. interesante de sus debates:

la «Nota sobre la participación política».

En ella —como se verá por su texto—, los obispos no aportan grandes novedades:

reiteran una vez más —quizá con mayor rotundidad y nitidez— sus deseos de

independencia política de la Iglesia en esta hora de España. Muchas de esas

tomas de posición aparecieron ya en el documento que la Comisión de Apostolado

Social publicó, hace anos meses, y en varias «Cartas cristianas» del cardenal

Tarancón. Todas esas ideas aparecen ahora rubricadas por la Comisión Permanente

del Episcopado, adquiriendo asi mayor autoridad y representatividad. . He aquí

el texto íntegro de la referida nota:

En las, áctua es circunstancias políticas del país, cuando comparecen

públicamente los diferentes partidos y se prevé la celebración de, unas próximas

elecciones, no pocos fieles piden a los obispos una orientación-pastoral.

Ya en otras ocasiones la Asamplea Plenaria y la Comisión Episcopal de Apostolado

Social lian expresado el pensamiento de la, Iglesia en esta materia, con

criterios y orientaciones que siguen siendo´ válidos. En línea con estos

documentos, la Comisión permanente lia reflexionado sobre la participación

política de los cristianos y el compromiso político de los obispos, sacerdotes y

religiosos.;

IGLESIA Y PARTIDOS POLÍTICOS

La Iglesia no desea- el poder político ni apoyar en él su acción pastoral. Y por

consiguiente no entra en el juego de los partidos policios. Más aún, deseamos

que la Iglesia, en cuanto tal, en conformidad con la doctrina concillar y

teniendo en cuenta nuestra experiencia histórica/ se mantenga en una actitud de

independencia respecto & los distintos partidos políticos.

CRISTIANOS Y POLÍTICA

Los cristianos tienen obligación de participar en la política. La preocupación

activa y responsable por el bien común es también expresión necesaria de la fe y

del amor de aquellos que creen en Jesucristo.

Como tantas veces hemos afirmado, los cristianos, en su calidad de ciudadanas,

son -Ubres para optar por aquel partido político o por aquel programa que. según

su recta concencia, es el que mejor garantiza el bien de la persona humana y de

la sociedad en la totalidad de sus exigencias y de los derechos legítimos,

«entre los que debe enumerarse también el de poder venerar a Dios, según • la..

recta norma de su conciencia, y profesar la religión en privado y en público«

(«Pacem In Terris, 14»).

Se ha de tener siempre en cuenta, de otra parte, que:

1- Nadie debe pretender que su opción sea la única válida, según el Evangelio.

2- Los cristianos deberán excluir todo apoyo a aquellos partidos o programas que

sean incompatibles con la fe. como por ejemplo los que pretenden construir un

modelo de sociedad determinada, en.la que se suprimen los derechos •

fundamentales y. las libertades del hombre; o en la que el lucro sea el

motoresencial del progreso económico, la concurrencia de la ley suprema de 1ª

economía y la propiedad privada de los medios de producción un derecho absoluto

(Cf r. «Populorum Progressio», 26). Igualmente no deberán colaborar con los. que

empleen la violencia," el odio y la mentira para conseguir sus fines.

OBISPOS, SACERDOTES Y RELIGIOSOS

Especial consideración nos merece la participación política de obispos,

sacerdotes y religiosos por razón de su ministerio y de la. misión específica

que la Iglesia les ha confiado. Como cualquier ciudadano, tenemos pleno derecho

a asumir nuestras propias opciones. Y- ello resulta indiscutible- cuando se

trata de derechos y deberes como el del voto, en unas elecciones libres.

-

Consideramos, sin embargo, que tanto los obispos como los sacerdotes y los

religiosos no deben asumir funciones de mílitancia activa y de liderazgo en los

partidos políticos o de representación política en los organismos públicos. Y

esto es-válido para las diferentes opciones. La madurez de los seglares, nuestra

función de ser signo válido de unidad y la libertad

IDEAS FUNDAMENTALES DE LA NOTA EPISCOPAL

KM La Iglesia no desea el poder 1- político, ni quiere apoyar en él su acción

pastoral. No entrará, por tanto, en el libre juego de los partidos políticos.

2- Los cristianos tienen obligación de participar en política. Preocuparse por

el bien común es también una expresión de su fe.

3- Nadie debe pretender que su opción política es la única válida según el

Evangelio.

4- Los cristianos son libres en su opción por un partido político o por otro. •

Pero deben excluir todos los que sean incompatibles con su fe, supriman los

derechos del hombre,, se organicen .sobre el lucro ó defiendan la violencia. 5-

Ni los obispos, i los sacerdotes deben asumir funciones de militancia activa o

de liderazgo en ningún partido político o de representación política en los

organismos públicos.

6- La Iglesia es independiente, pero no neutral en política. Seguirá promoviendo

la dimensión trascendente do la existencia humana, defendiendo los. derechos de

los ciudadanos, apoyando a los más pobres y siendo conciencia crítica de la

sociedad y de los mismos partidos políticos.

profética que muchos de nuestros cristianos y el Evangelio mismo nos exigen en

estos momentos, nos obligan a obispos, sacerdotes y religiosos a no aceptar

cargos ni contraer compromisos que entrañen una opción política determinada.

SI • en circunstancias concretas y excepcionales, el bien de la comunidad

exigiera tales compromisos, se ha de obtener, previamente, el consentimiento del

obispo, consultado el Consejo presbiteral y—si el caso lo requiere— también la

Conferencia Episcopal (Cfr. Sínodo de Obispos, 1971).

MISIÓN DE LA IGLESIA EN EL CAMPO POLÍTICO

• Cuánto se ha dicho no significa que la Iglesia deba permanecer neutral en el

campo de lo político. La Iglesia, fiel a su Fundador, está obligada, ante todo,

a recordar .y promover la dimensión trascendente de la existencia humana que

mira a Dios como Creador y Salvador.

Asimismo la- Iglesia, en la medida de sus posibilidades y utilizando siempre

medios conformes con el Evangelio y de acuerdo con su misión pastoral, tiene

que:

• Defender los derechos humanos de de todos los ciudadanos.

•. Apoyar a los más pobres, débiles y marginados.

• Promover integralmente el desarrollo de la persona humana.

• Ser conciencia crítica de la sociedad y de los propios partidos políticos.

• Formar la conciencia cristiana de los creyentes sobre la política.

• Trabajar por la causa de la paz y de la justicia.

• Relativizar las ideologías.

Por liltimo. la Iglesia ha de ser la comunidad fraterna en la que los fieles de

distintas Ideologías políticas puedan ayudarse a mantener su Identidad

cristiana. a sostenerse en el compromiso temporal que surge de su1 fe y a

someter a critica profética desde el Evangelio las propias opciones políticas.

En una palabra, la Iglesia ha de ser espacio de comunión, signo de unidad para

el mundo, lugar en el que «e Intenta vivir en plenitud las notas del Reino de

Dios: paz y amor, verdad y justicia, libertad y santidad.

 

< Volver