En la reunión de Arciprestes. 
 Contestaciones al cuestionario que les fue facilitado     
 
 El Alcázar.    11/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 39. 

En la reunión de Arciprestes

CONTESTACIONES AL CUESTIONARIO QUE LES FUE FACILITADO

LAS contestaciones de todos y cada uno de los Sres. Arciprestes, que fueron

contestando por turno a ésta y las restantes preguntas del cuestionario, se

centran, fundamentalmente, en los siguientes puntos:

1.—Qué observáis en vuestras feligresías en relación con la nueva situación

política.

• Se nota un total apolicismo en buen húmero de gentes, descononocimiento.

• En algunos se observa miedo, inquietad, preocupación, deseo de paz.

• Los mayores propenden generalmente a cierto conservadurismo.

• Los jóvenes son abiertos; tendenci eü socialista moderada.

• Un sector numeroso del pueblo desea qne haya cambio político.

• Cierto temor a la pérdida del bienestar o de la situación.

• Existe expectativa, más que esperanza.

• Se atisba algún radicalismo en sectores extremos, de doble signo.

• uno estima que la iglesia española está enfeudada en la derecha.

2.—Qué problemas concretos se plantean hoy a los sacerdotes que atendéis

directamente alas comunidades cristianas de nuestra diócesis: políticos y

sindicales.

• Hasta ahora no han aparecido problemas • grave» y concretos, aunque se

prevé su aparición en un futuro inmediato

• Los sacerdotes nos encontramos poco preparados para intervenir. Urge que se

oriente y se informe, debidamente, ya que puede observarse una gran

indeterminación y falta de ideas claras. Se precisa formación e información.

• En el campo sindical, paro encubierto y pocas ganas de trabajar.

• Hay gran necesidad de aunar criterios y actuaciones

• Se presiente división en el pueblo, con la aparición de partidos.

• Desconfianzas hacia los sindicatos, por abusos y caciquismo.

•-Temor de que los espabilados manipulen y manejen a la gente.

• Necesidad de descubrir la parte positiva de sentido cristiano que tenga cada

partido político.

• Crece el anticlericalismo y se agudiza el problema económico.

• Se insinúan ideas deletéreas sobre el matrimonio, aborto, divorcio, destape,

etc.

• Necesitamos luz y preparación. Saber donde está la raya que no se debe pasar.

.

• Uno dice que algunos ex-clérigos militan en organizaciones marxistas.

3.Qué se piensa en vuestros ambientes sobre el socialismo en sus diversas

tendencias.

• Existe, por lo general, bastante desconocimiento y confusión sobre lo que es y

significa hoy el socialismo, sus fines, sus programas y los contenidos de su

ideología. Los más jóvenes lo conocen teórica y superficialmente. Algunos

otros, especialmente los de mayor edad, lo identifican con el PC. Es en los

jóvenes donde tiene mayor ambiente y vivencia. Como reacción contra el pasado

algunos ven en el socialismo la solución de los problemas. Creen que se

impone - Imparablemente en el país y aunque muchos lo* consideran nefasto, o al

menos peligroso, otros lo miran como la panacea de todos los problemas

económicos y laborales.

• Por ignorancia o táctica, muchos prefieren no hablar de él

• Abriga sentimientos de revancha y lucha.

• Los obreros de empresas e industrias tienen una mentalidad más socialista, los

del campo en menor grado

• A veces se confunde con socialización cristiana, sin matizar más.

• De la situación de las personas en la vida y de su estado económico depende la

´aceptación del socialismo; lo prefieren los trabajadores y económicamente

débiles

• Muchos aceptarían un socialismo moderado.

• Cada uno lo enfoca según sus tendencias políticas.

• Presenta´ aspectos •• positivos en el terreno económico.

4.—Ante la pluralidad de opciones políticas, que posturas cristianas han de

apostarse.

• El sacerdote de momento y por lo general :no tiene suficientemente ideas

claras, ni está debidamente preparado para afrontar airosamente esta nueva

situación que se le plantea. Por supuesto que su opción fundamentares la. del

evangelio y debe respeto y tolerancia a todas las ideologías y doctrinas qoe

estén conformes con los principios de la fe cristiana. Se constata la

necesidad de un documento claro y uniforme de la Jerarquía eclesiástica, al,

respecto. El sacerdote debe manifestarse siempre como sacerdote, dejando la

política para los políticos; nuestro ministerio es hacer siempre el bien.

• Se debe procurar que el cristiano no dé su nombre a partidos totalitarios de

cualquier signo, que no se conforme con la fe cristiana, sino que debe apostar

por el que mejor garantice los valores religiosos y morales, decidiéndose por el

que esté más conforme con el contenido de su fe.

• Se necesita prudencia, cautela y respeto para no herir a las personas.

• Que la Iglesia no se comprometa con ningún partido. Los cristianos, debieran

mantener unidad de criterios, a la hora de actuar y aconsejar, teniendo en

cuenta que el materialismo ateo e intransigente no es compatible con la fe

cristiana.

 

< Volver