Cristianismo y marxismo tienen visiones opuestas del hombre y de la Historia     
 
 ABC.    13/03/1977.  Página: 27. Páginas: 1. Párrafos: 1. 

Cristianismo y marxismo tienen visiones opuestas del hombre y de la Historia

El marxismo y el cristianismo tienen una visión radicalmente apuesta del hombre

y de la Historia, ha dicho don Pedro de la Herrán, doctor en Derecho, en el

transcurso de una conferencia dada en Montelar (Centro de Educación Permanente

de la Mujer), en el ciclo de Teología. El marxismo y el cristianismo no son

complementarios ni tienen una entidad: se ha afirmado que pueden coexistir

porque ambos pertenecen a dos órdenes distintos. El cristianismo, se ha dicho,

es una vivencia religiosa´ exclusivamente y no puede dar fórmulas al mundo. Está

orientado a una realidad supraterrena. El marxismo, en cambio, es la ciencia, la

praxis, la vida. Para que esto fuese cierto, afirmó el conferenciante, tendrían

que existir dos realidades perfectamente diferenciables: el más allá y la tierra

que pisamos. Y, sin embargo, la realidad y la vida es todo uno, no se pueden

dividir en dos campos. El mundo actual está apuntando hacia el mundo futuro,

hacia la salvación. Un cristiano que renunciara a hacer la historia, es una

ficción.

Regalar la historia al marxismo es regalarle todo: el mundo, la vida de los

hombres. Además, el marxismo sí que se pronuncia sobre el espíritu y la vida

eterna; se pronuncia con una negación radical: es un nuevo modo de entender la

realidad donde no hay ningún sitio para Dios.

 

< Volver