"Cada afirmación de vida lleva consigo un acto de fe"  :   
 El profesor Moltmann expuso la visión de los derechos humanos en la óptica de un creyente. 
 ABC.    30/03/1977.  Página: 35. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ABC. MIÉRCOLES 30 DE MARZO DE 1977.

la lglesia en el mundo de hoy

"CADA AFIRMACIÓN DE VIDA LLEVA CONSIGO UN ACTO DE FE"

El profesor Moltmann expuso la visión de los derechos humanos en la óptica de un

creyente

El profesor Jurgen Moltmann ha pronunciado, dentro del ciclo «Fe e ideología»,

una conferencia en la parroquia de Santo Tomás de Aquino, en la Ciudad

Universitaria, de Madrid.

El conferenciante, según Logos, dividió su disertación, que tituló «La fe y los

derechos humanos», en tres puntos fundamentales: dignidad y derechos humanos,

dimensiones de la semejanza divina del hombre y humanización del hombre.

IMAGEN DE DIOS. — Respecto al primer punto, el profesor Moltmann llegó a la

conclusión de que los derechos individuales y sociales y el derecho a la

existencia son los verdaderos derechos´ humanos, y que no se puede hablar de

ellos si falta alguna dimensión de los mismos. El conferenciante, como creyente,

afirmó a continuación: que si los derechos humanos se fundan en la misma y única

dignidad del hombre, ésta, a su vez, se basa en la condición del hombre de ser

imagen de Dios en la tierra y que al ser la dignidad del hombre una e

indivisible, los derechos humanos se presentan como un todo.

En el segundo punto analizó cómo imagen de Dios es todo hombre en todas sus

relaciones, haciendo hincapié en que la «presencialización de Dios hace del

hombre un misterio e incluso un sacramento contra lo que no se puede atentar».

«El control del ejercicio político del poder mediante separación de poderes, lav

fijación del tiempo de gobierno, la directa participación del pueblo, son los -

medios que se han desarrollado históricamente para que en la esfera política se

respete la imagen de Dios en el hombre, su dignidad y misterio divino.»

APORTACIÓN DEL CRISTIANISMO.— Más adelante, afirmó que «si la lucha por la

supervivencia del hombre se lleva a cabo a costa de la naturaleza, entonces la

muerte ecológica de la naturaleza conducirá al final a la muerte universal de la

Humanidad». «Hoy no existe más que un crecimiento razonable: el crecimiento de

la justicia económica dentro de las fronteras ecológicas.»

En el tercer punto,, el más importante, pues supone la síntesis de los

anteriores en una unidad superior, consignó el hecho de que los derechos del

hombre son eficaces en la medida que los hombres son verdaderamente hombres y

obran como tales. Detrás de la cuestión política sobre cómo pueden realizarse en

la tierra los derechos humanos subyace la cuestión más profunda de cómo puede el

hombre superar su real inhumanidad. El profesor Moltmann apuntó la aportación

del cristianismo en tres direcciones: en primer lugar, en la fuerza creadora de

la fe> A este respecto dijo: «Cada afirmación por la vida lleva consigo un acto

de fe; es decir, la certeza que la vida es mejor que la muerte, que el bien

triunfará sobre el mal y que de la cruz es posible que surja la resurrección.»

HUMANIZACIÓN DEL HOMBRE. — En segundo —añadió—, en la fuerza salvadora de la

comunidad. Partiendo del hecho de que vivimos en un mundo dividido, eri clase,

razas, naciones, en donde la separación, expulsión, «guethos», son el rostro de

nuestro mundo, aboga por una vida de comunidad en donde el común denominador sea

el reconocimiento del otro como otro.

Y en tercer, en «la acción libradora de la esperanza». De la fuerza creadora de

la fe y-´del poder salvador de la comunidad —Indicó— surgen las acciones

liberadoras de la esperanza. Sólo se es libre para la esperanza cuando se ha

superado el temor a uno mismo; únicamente permanecemos en la esperanza si

empleamos nuestras fuerzas en la liberación de aquellos que están faltos de

futuro. La acción liberadora de la esperanza es más que un derecho humano, es la

fuerza fundamental del hombre que quiere trabajar por este mundo incomunicado.

El conferenciante terminó su- disertación con esta frase, síntesis de la

conferencia. «La lucha por los derechos humanos gana únicamente si se consigue

la humanización del hombre.»

 

< Volver