Autor: Martín Descalzo, José Luis. 
   El problema de las vocaciones sacerdotales en España sigue siendo preocupante  :   
 Pero -señaló el cardenal Tarancón en una rueda de prensa- comienzan a descubrirse nuevas fuentes vocacionales de adultos. 
 ABC.    18/03/1977.  Página: 30-31. Páginas: 2. Párrafos: 19. 

ABC. VIERNES 18 DE MARZO DE 1977. PAG. 30.

la Iglesia en el mundo de hoy

£1 PROBLEMA DE LAS VOCACIONES SACERDOTALES EN ESPAÑA SIGUE SIENDO PREOCUPANTE

Pero —seríalo el cardenal Tarancón en una rueda cíe Prensa— comienzan a

descubrirse nuevas fuentes vocacionales de adultos

El problema de las vocaciones sacerdotales en España sigue -siendo

verdarderamente preocupante. Esta podría ser la primera conclusión que se deduce

de las cifras, que ayer fueron ofrecidas a los informadores en una rueda de

Prensa, que el cardenal Tarancón celebró en vísperas del Día del - Seminario,

que en casi toda España se celebra coincidiendo con la festividad de San José.

Estas curas resultan especialmente dolorosas para España. Mientras Europa nace

ya varias décadas venía experimentando un neto descenso de las vocaciones

sacerdotales, España registraba en las dos primeras décadas de la posguerra una

verdadera .«inflación» .de seminaristas. Nuestro país se presentaba en el mundo

como «reserva vocacional de Europa» y se construían enormet edificios para

albergar a Jos aspirantes al sacerdocio.

No faltaron algunas voces—quien firma estás notas lo. escribió hace veinte años—

que subrayaron que esta «inflación» tenia visos de artificial y que España

experimentaria próximamente la misma crisis que las´demás naciones, europeas.

Mucho antes del Concilio, mucho antes de la crisis religiosa dé los últimos

años, podían percibirse datos que, de no modificarse la pastoral vocacional,

terminarían por condicionar ese a!to número de aspirantes al sacerdocio. Se

percibía, por ejemplo, que cerca de un.80 por 100 de los seminaristas .no sólo

provenían de familias numerosas, eino que eran, de -hecho, terceros, cuartos o

quintos hijos de esas familias. Era previsible que al acortarse el número de

esas familias numerosas los hogares españoles se mostrarían menos favorables

para el fomento de la vocación de´sus hijos.

Se observaba que tres cuartas partas de los seminaristas provenían -de familias

de agricultores, en un momento en que la proporción de industriales y de -

servicios crecía.

Era fácil comprobar que, mientras los pueblos españoles-«producían* 50

seminaristas cada 10.000 habitantes, las grandes ciudades sólo aportaban dos por

el mismo número de habitantes.

Llamaba la atención el hecha de que en aquellas provincias en que había mayor

número de institutos laborales, profesionales o culturales, ante la mayor

competencia y mayor facilidad para un desarrollo Intelectual de los muchachos,

decrecían las cifras de. los seminarios. .Resultaba, pues, fácilmente previsible

—y algunos señalamos hasta Jos porcentajes científicos y numéricos— que al

unirse toda esa serle de factores nuevos —ur- . banismo. decrecimiento d.e la

fámula numerosa, aumento cíe las oportunidades de estudio—decrecería la

proporción de aspirantes al sacerdocio. SI a ello sé añade la «pérdida de

prestigio-social» cjue ha experimentado el clero, ia crisis espiritual.en muchas

familias, las dificultades- económicas que viven los sacerdotes y hasta la

sensación de Inestabilidad política (pues está científicamente demostrado Que

las vocaciones decrecen en. los tiempos de cambio y crecen en los momentos de

estabilidad politica, tanto si se trata de Gobiernos de derechas como de

izquierdas^ hoy registran, por ejemplo. Chile y Polonia), se podían prever los

datos que hoy resultan seriamente preocupantes.

ALGUNAS CIFRAS, —r El número de sacerdotes no lia descendido aún muy

notablemente en España. A pesar del. descenso de vocaciones y de los bastantes

cientos de sacerdotes secularizados, los 25.8*2 sacerdotes que España.tenía (sin

contar a los religiosos) en 1968 han bajado sólo en 1976 a 23.327.

Pero este dato se hace mucho más preocupante de cara al futuro: si en 1968 había

en los seminarios mayores (siete últimos cursos de carrera) 7.091 seminaristas,

esa cifra baja en sólo nueve .años a 1.750.

SI se tiene en cuenta .el alto número de abandonos que siempre bari registrado

los seminarios, se puede prever que el número de ordenaciones en los próximos

años será muy bajo y, consiguientemente, que se .registrará en pocos años un

notable envejecimiento del clero. España, que contaba hace diez años con el

clera más Joven de Europa, con. una altísima proporción de sacerdotes jóvenes,

ha .entrado ahora en cifras normales y comienza a aproximarse a las medias del

clero francés.

LOS NUEVOS CAMINOS.—Junto a éstos datos preocupantes, casi angustiosos de cara

al futuro de la Iglesia en España, comienzan a registrarse algunos datos de

esperanza que no deben Ignorarse. Fuentes de sacerdotes, hasta ayer

desconocidas, comienzan a abrirse.

Hasta hace muy pocos años se consideraba, por ejemplo, que la unica fuente de alimento de Jos seminarios mayores eran los seminarios ¡menores. Pero en la actualidad percibimos que, de los 1.750 seminaristas mayores que existen, sólo 1.105 provienen de los seminarios menores, mientras que otro tercio viene de las escuelas profesionales, centros de estudios de Bachillerato o directamente del mundo del trabajo.

Al mismo tiempo comienzan a existir vocaciones sacerdotales que no pasan directa y propiamente por los seminarios. El cardenal Tarancón comentó ayer el caso de Madrid, donde junto a 69 alumnos en el seminario mayor existen hoy otros 39 aspirantes ál sacerdocio que se preparaos fuera de seminario. Se trata de adultos trae sienten un día la llamada al sacerdocio y que compaginan su preparación para el mismo compaginándola con su trabajo.

VOCACIONES ADULTAS. — El interés de esta experiencia multiplico las preguntas de los informadores sobre ella. El pasado año. aclaró el cardenal, se recibieron más de 50 peticiones en este sentido. No todas son aceptadas, pero si aquellas que ofrecen só´idas garantías.

Estos 39 aspirantes al sacerdocio adultos de Madrid oscilan en su mayoría, entre veintitrés y treinta y cinco años, pero algunos —cuatro de ellos— pasan de los cincuenta. Entre ellos hay bastantes profesionales: un médico,,un profesor de Universidad, varios "profesores ´de. E. G. B. y de escuelas profesionales.. Otros son administrativos, obreros

industriales. y universitarios.

Todos ellos residen fuera del seminario, prosiguen sus estudios o su trabajo

civil y cursan la teología en diversos centros madrileños (Comillas. C. E. D.. e

incluso estudios teológicos en´ la Universidad a Distancia).y mantienen

contactos permanentes con los superiores del seminario o con sacerdotes

designados como tutores de esa vocación. Algunos conviven con grupos de

sacerdotes, y casi todos ellos trabajan -en parroquias o comunidades cristianas

madrileñas: Y experiencias pared- . das a esta madrileña tienen hoy lugar en

varias ciudades españolas (Barcelona. Sevilla, Córdoba, etc.) con. idéntico

éxito.

MOMENTO DE BÚSQUEDA EN LOS SEMINARIOS.—Otra parte . de la. rueda de Prensa giró

en torno al momento ac. tual del seminario de Madrid y de los seminarlos

españoles en general. El cardenal Tarancón señaló que existe una gran variedad—

dentro de "unas normas y un espíritu común— en los seminarios españoles, sin que

pueda afirmarse sin más que los de tipo más conservador tienen´ hoy mayor número

de vocaciones.

Este, dijo el cardenal, es todavía un momento de búsqueda, aunque han sido

superados ya los momentos de tensión. Los seminarios caminan hacia una

estabilidad dentro de la libertad y.el respeto a la.per.. sonalidad de los

seminaristas.. Ciertas experiencias —como las de Jos seminaristas, dispersos por

"pisos— se han-superado, ya y fueron, en general, un fracaso. En cambio, parecen

tener mucho- más futuro los intentos de aproximación de los seminaristas a las

comunidades.parroquiales. ´. • En los´, aspectos económicos! el cardenal señaló

aue el seminarlo era claramente deficitario. La ayuda estatal a] de Madrid es

soló de 1.250.000 pesetas al año para edificio, biblioteca y profesorado, con lo

que tiene que pagarse a los 20 profesores y seis educadores del menor ya los 37

profes del mayor. De hecho, el importe de .os estudios por alumno y año es hoy

de unas 75^000 pesetas, que ha de completar la diócesis, las familias de" los

seminaristas y él esfuerzo de los propios muchachos, muchos de los cuales

trabajan en verano oara ayudarse en sus estudios.

El cardenal presentó finalmente la pastoral que ha publicado sobre el tema del

seminarlo, y de la que. Informaremos en otra crónica. Y subrayó la necesidad de

afrontar él problema del seminario y las´ vocaciones con serenidad y esperanza,

sin que se. siembren pesimismos .y- derrotismos en un problema que .es.

evidentemente difícil, pero que no puede resolverse con lamentos. Es la

comunidad cristiana—-toda ella,—quien tiene la palabra y debe, resolverlo.—J. L.

MARTIN DESCALZO.

Partió de la afirmación de Pío XII —«No lamentos, sino acción»— que serviría de

eje de su pensamiento.

En una primera parte de su conferencia, el cardenal primado.resumió el

diagnóstico que sobre el mundo de hoy y sobre España ofrece Pablo VI SU sus

discursos.

En cuanto á la visión del mundo —y Siempre sobre textos del Papa—, presentó los

siguientes valores positivos: avance en la Justicia social; mayor difusión de la

cultura: conciencia progresiva de la necesidad de defender los valores humanos;

respeto a la pluralidad d$ culturas, y crecimiento de la conciencia de unión

europea.

Junto a estos valores positivos apuntó también .las lacras de nuestro mundo de

hoy en la visión del Papa; egoísmos nacionalistas: carrera´ de armamentos:

terrorismo y violencia: degradación de las costumbres públicas y privadas:

legislaciones permisivas;, persecuciones a la religión.

LUCES Y SOMBRAS EN LA IGLESIA.— A continuación presentó a Pablo VI como el gran

cantor de la esperanza en que llegue a nacer una época´ de gran pureza

evangélica. Signos. precursores de. este renacimiento serían, según Pabló VI: -

la reforma litúrgica: el afán social de muchos cristianos: el diálogo non el

mundo y la. cultura profana: el deseo de Independencia de. todo .poder humano en

la predicación del evangelio; los puentes ecuménicos aue se están tendiendo.

Datos negativos en este panorama serían. según el Papa: la Indisciplina en todos

los sectores; el relativismo.dogmático: la. falta de- fidelidad a la tradición;

las enseñanzas .morales desorlentadoras de algunos teólogos y moralistas; el

desprecio de la piedad "popular; la- disminución de vocaciones, y el peligro de

desorientación en que sé. encuentra la juventud.;

¿ESPAÑA CATÓLICA?—En la segunda parte de su conferencia, el cardenar primado

recordó cómo. Pablo VI, cuando habla de España, .sigue hablando siempre de

«España católica», con el deseo de que los hechos justifiquen esta expresión.

Pero, se preguntó .el .purpurado, ¿realmente hay motivos para esperar: que

España´ siga siendo una .nación . católica? Señaló a continuación que. no´

Intentaría siquiera responder a esta pregunta, pues creía que lo Importante no

era en este momento hacer cabalas, sino aportar cada uno su esfuerzo. «Esta- —

,dijo— na es hora.de cabalas,, ni de lamentos.-slno.de acción.»

Mas´tampoco se refirió a un programa de acciones concretas, y centró su examen

en lo que definió corno «acción • interior».. Esta hora es, ante todo, la hora

en que todos los- españoles mostremos nuestra fe profunda en" la radical

originalidad del cristianismo, Señaló cómo en un momento en que muchas

Ideologías arañan pedazos de cristianismo para vestirse con ellos, muchos

presentan al mismo .cristianismo como un sustitutiyó. Aludió nomo ejemplo al

.eurocomunismo —al que definió como «farsa con, la. que se trata de engañar a

las gentes»^ y en el que vio un esfuerzo por presentarse con partículas de

cristianismo —respeto al hombre y al espíritu,- aceptación de la libertad—

porque han visto que sin esos valores, que son cristianos, no penetrarán en el

mundo de hoy.

Concluyó subrayando los valores de siempre: santidad, fe, defensa de la familia,

reorganización de la acción católica, como tareas prioritarias en esta hora de

España.

CARDENAL PRIMADO: "NO ES HORA DE LAMENTOS, SINO DE FE Y DE ACCIÓN"

Monseñor González Martín subrayó la necesidad de que los cristianos tengan una

fe profunda en .• la radical originalidad del • cristianismo

En los salones del Instituto Nacional de Previsión —abarrotados—. pronunció ayer

una conferencia el cardenal primado dentro del ciclo organizado por la

Asociación de Universitarias- Españolas. Aunque el ´tema se titulaba «La pastura

de la Iglesia ante la situación actual española», el cardenal´ González Martín

prefirió subrayar valores esenciales, por lo que su conferencia podía ser tan

válida .para hoy cono para hace veinticinco años o dentro de otros tantos;

 

< Volver