Autor: Aradillas, Antonio. 
   Está en tela de juicio (la fiabilidad del arzobispo de Madrid)     
 
 Pueblo.    30/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ESTA EN TELA DE JUICIO

(la fiabilidad del Arzobispado de Madrid)

Mi querido director:

Como muy. bien dice el R. P. Patino en la réplica suya recientemente acogida en

PUEBLO (sábado 23 de abril de 1977, página 2), lo que está en tela ¿e juicio del

Arzobispado de Madrid es la cuestión de la fiabilidad.

Al observador objetivo—y concretamente al lector de PUEBLO—no se le aparece

clara esa fiabilidad cuándo comprueban las siguientes anomalías:

• Que la Curia de Justicia, responsable de los tribunales, permanezca callada

mientras que en su lugar hable la Curia de Gobierno, cuyo responsable es el P.

Patino.

• Que el 30 de diciembre se anuncie «a bombo y platillo» la gratuidad de las

causas matrimoniales en los tribunales del Arzobispado, mientras que la

puesta en práctica ie esta decisión no se tome hasta pasados más ile tres meses

y por un «medio tan discreto» para el ciudadano normal como es el de la

Inserción del correspondiente decreto en el «Boletín Oficial del Arzobispado»,

que, aun siendo el periódico oficial de la diócesis, tiene una tirada editorial

prácticamente inoperante para la población de Madrid.

• Que en la rueda de Prensa convocada por el Arzobispado hace más de tres

meses para, anunciar la gratuidad de las costas se dijese que éstas serian

suplidas por las donaciones voluntarias de los clientes de los tribunales,

mientras que en el decreto que ahora pone en práctica aquel anuncio se

contradiga, diciendo expresamente que queda prohibida cualquier entrega de

dinero, aunque sea a título de «limosna» ¿Por qué a esta rectificación no se

le da la misma publicidad que se dio en diciembre último al anuncio de que

se admitirían donativos? Para el ciudadano normal, lo que vale es lo que se

publicó en aquella rueda de Prensa.-De esta otra rectificación «discreta» ni -

se entera. Pero si llega a enterarse es cuando padece la fiabilidad.

• Nos consta que algunos—no todos— los tribunales eclesiásticos han

estado cobrando las costas durante el tiempo comprendido entre el 30 de

diciembre, en que se anunció la gratuidad, y el presente mes de abril, en que se

decreta, oficialmente la gratuidad «comefeetos del primero de enero del año en

curso». Nos consta incluso que alguno de dichos tribunales cobró ya en este

tiempo la totalidad de las costas correspondientes a los pleitos introducidos

durante estos tres meses. ¿Qué va a pasar con esas costas ya cobradas? ¿Se van

a devolver a los litigantes, puesto que la gratuidad tiene efectos desde el

primero de enero? ¿No resulta chocante para la «imagen de la fiabilidad» que en

el decreto actual no se diga asi de un modo expreso?

• Nos consta asimismo que algunos de los tribunales— no todos—han reaccionado

a la puesta en vigor de la gratuidad de las costas reduciendo su ritmo de

trabajo, en una especie de huelga de pastoral calda. Y esto es lo que el

litigante percibe en su experiencia como justiciable de la Iglesia. Le da ello

una imagen de fiabilidad?

Sinceramente, creemos que la Imagen responde a los hechos y no a las palabras.

Mientras los responsables ´de estos hechos no los enmienden con otros de signo

contrario, estará en cuestión la fiabilidad de la Iglesia. De todas formas, en

mi articulo se apunta además hacia otro tema que ha quedado inédito en la

réplica del P. Patino, extrañándome la suya sólo en esta ocasión y no al haber

sido aquí formuladas denuncias concretas tan graves contra los tribunales

eclesiásticos.

Afectuosamente le saluda,

Antonio ARADIULAS

 

< Volver