Bilbao: Escandalo en Correos  :   
 Un funcionario, colaborador de la Policía. 
 Pueblo.    18/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

BILBAO:

ESCÁNDALO EN CORREOS

BILBAO. (PUEBLO.)—El escándalo ha saltado en la Junta Provincial de Representantes de Correos y

Telégrafos de Vizcaya al poner en conocimiento público la siguiente nota: «Ha aparecido un sobre en el

pabellón postal de Abando, el día 24 de marzo pasado, a nombre de un funcionario de esta corporación

postal, diciendo: (nombre de un funcionario), «declaro haber recibido de la Brigada Regional de

Información de la Jefatura Superior dé Policía de Bilbao la cantidad de mil pesetas por los trabajos de

colaboración efectuados por el mismo durante el pasado mes de marzo. Bilbao, a 23 de marzo de 1977.

Firmado (lugar para la firma del funcionario).»

Un funcionario, colaborador de la Policía

La Junta Provincial de Representantes afirma conocer el nombre del citado funcionario, que no da a la

publicidad por pudor y ética profesional. El escrito aparece avalado por el sello de la entidad y quince

firmas.

Al mismo tiempo se anunció la celebración para ayer, domingo, de una asamblea provincial de

funcionarios de las corporaciones postal y telegráfica, con el fin de preparar la entrevista que la Junta

Provincial de Representantes de Correos y Telégrafos de Vizcaya va a mantener con el director general.

Puestos al habla con un miembro de la Junta. Provincial dé Representantes de Correos y Telégrafos, nos

comunicaba que de momento no piensan emprender ninguna acción. Se está a la expectativa de las

reacciones que provoque la nota hecha pública para actuar más adelante según convenga.

En lo que respecta a la asamblea celebrada ayer, cinco puntos destacan entre las reivindicaciones

formuladas:

— Amnistía total administrativa.

— Diez mil pesetas mensuales de aumento lineal.

— Pagas extraordinarias al 100 por 100 de los haberes.

— Crear un Ministerio de Comunicación, dejando de depender del de Gobernación.

— Jubilación a los sesenta años, siendo opcional a los treinta años de servició.

 

< Volver