Militancia de cristianos en partidos eurocomunistas     
 
 Ya.    19/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Militancia de cristianos en partidos eurocomunistas

De "Razón y Fe":

"En relación con el eurocomunismo y con la militando, en el de creyentes

sinceros, esta y otras referencias que sé podrían hacer aconsejan en primer

término Tu cautela y la prudencia. ¡Imaginamos la trascendencia que podría tener

para la Iglesia nn comunismo internacional verdaderamente laico, temporal, ni

ateo ni creyente por su propia naturaleza, sino simplemente situado en un plano

político, distinto del nivel de la fe?

Sallemos que ante esta pregunta aparecen las reacciones airadas, muchas veces

doloridas y enormemente respetables, asi como las acusaciones encendidas de

simplismo e ingenuidad. Está la: férrea dictadura del partido único en Rusia y

en los demás países donde el comunismo se ha instalado en el poder; está la

eliminación en esos mismos países del pluralismo político que propugnan

estratégicamente en otros pagos los eurocomitnistas europeos; está la

persecución sutil y despiadada y la falta de libertad religiosa real; está la

tradición anticlerical y antirreligiosa todavía presente en las publicaciones y

en las ideas de la mayor parte de los militantes eurocomunistas.

Pero, junto a ello, aparecen realidades de otro signo que es -preciso no

olvidar. En primer término, la distinción de niveles y un cierto pluralismo en

la interpretación •del universo marxista: empieza un marxismo que se afirma

científico, metodológico y político, al ´mismo tiempo que desvinculando de la

ideología atea y metafísicamente materialista; empieza a hablarse de una praxis

marxista de lucha de clases que declara distanciarse de la aspiración a la

dictadura del´ proletariado !/ del partido único y de la tendencia, por lo

mismo, a la construcción de una sociedad totalitaria y violenta.

En segundo lugar, y como mostró ya el. propio Múrense en su análisis de la

ideología soviética, la crítica revolucionaria, cuando se transforma en dogma,

cumple el mismo papel alienador que la primitiva crítica marxista había

reprochado a la religión. Es decir, que la propia teoría marxista de ía

alienación se vuelve contra todo dogmatismo, incluido el dogmatismo marxista.

Esto está propiciando la aparición de la autocrítica no condicionada en el seno

del marxismo y es por su propia naturalesa un germen que pudiera brotar y

desarrollarse en un determinado pluralismo.

Algo de todo esto nos dicen también algunas recientes declaraciones, más o menos

explícitas, de partidos eurocomunistas, afirmando^ además, superar así ¡a

antigua disociación con la que se pretendía que el cristiano comunista

amandonase sus creencias al ingresar en el partido. Pero no conocemos el grado

de asimilación de las nuevas ideas por las masas del partido hasta condicionar

sus reacciones espontáneas.

Por eso, continúa en pie y firme la pregunta: al llegar esas masas y ese partido

al poder, ¡no sorprenderían a los incautos con alguno de esos bruscos giros de

timón en que tan experto lia sido siempre el comunismo f Mas también cabe que lo

positivo que apunta en el proceso pudiera devenir en un cambio de actitudes y

mentalidad de trascendencia verdaderamente histórica.

Es imposible, en el ´corto espacio de un artículo editorial, entrar a fondo en

toda la problemática que ahora simplemente apuntamos. Pero recogiendo

simplemente nuestras conclusiones, ´afirmamos lo siguiente: no somos entusiastas

de la militancia de cristianos en partidos eurocomunistas, entre otras cosas por

los graves riesgos que esa militancia comporta para la fe de la generalidad de

tales cristianos, tal como parece haberlo demostrado, hasta ahora, la

experiencia. Mas, por otra parte, tenemos conciencia de que´ el futuro de la

Iglesia podría alumbrarse también ahí, en esa temeraria aventura del militante

cristiano-eurocomunista. No somos quién, en definitiva, para ´condenarle ni

creemos conveniente que nadie en la Iglesia le condene. Prestémosle, por el

contrario, toda nuestra comprensión y nuestro apoyo en tan dura y difícil

travesía."

 

< Volver