Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
 El arzobispo de Tarragona. 
 "La Iglesia no debe intervenir en el debate sobre el divorcio"     
 
 Informaciones.    18/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL ARZOBISPO DE TARRAGONA

«La Iglesia no debe intervenir en el debate sobre el divorcio»

BARCELONA. 18 (INFORMACIONES por Margarita Sáena-Dtez}.

DESPUÉS de cuarenta años de silencio público en torno a los argumentos que

avalan, en la inmensa mayoría de países del mundo occidental, la conveniencia de

una legislación justa del divorcio, se celebró el sábado por la tarde en el

Palau Blaugrana 2 de Barcelona el primer mitin divorctsta de la posguerra.

La importancia del acontecimiento radica, asimismo, en que casi todos los

partidos políticos —desde la derecha liberal a la izquierda mandsta— se

adhirieron a la reivindicación pública del derecho al divorcio y, especialmente,

en la carta enviada por el arzobispo de Tarragona, monseñor Pont I Gol,

presidente de la Conferencia Episcopal Catalana, que habla escrito en nombre

propio y de los obispos de Lérida y Gerona, asi como en el del abad del

monasterio de Poblet; en ella se confirmaba que "si se llegaba a admitir el

matrimonio civil, que es un acto de administración que tiene cjue estar al

alcance de todos, los creyentes ya saben lo >jue tienen que hacer".

El arzobispo de Tarragona anadia en el mensaje,, que fue escuchado con

expectación y -respeto, su opinión respecto á la actitud quédeberla tomar la

Iglesia católica en la posible campaña que los partidos pueden emprender sobre

el tema del divorcio: "MI opinión personal es que la Iglesia no ha de entrar en

lucha, como los partidos políticos, sobre el divorcio." Esta carta y la que

envió don Josep Tarradellas fueron subrayadas con loa aplausos más fuertes de la

Jornada.

Ante un público heterogéneo, tanto por la edad, sexo o clase social de más de

tres mil personas, las ponentes —Julia Santiago, María José Calvo y Ana Merca-

dé— trataron del tema desde diversos aspectos, reivindicando, al mismo tiempo,

la recuperación de todos los derechos democráticos, especialmente los referidos

a las mujeres. En este sentido se lamentaron de que el actual Gobierno no haya

autorizado todavía la legalización de las organizaciones feministas, y

reclamaron, como paso Indispensable para la Implantación de una ley de Divorcio,

la abolición inmediata de las leyes que discriminan a la mujer.

El divorcio fue planteado "como un derecho democrático de la pareja que debe ser

defendido en contra de una ley que quiere mantener la unidad externa de la

pareja sin importarle si existe o no unidad en el seno de la misma". También fue

solicitado el derecho a una familia libre y democrática, destacando como factor

desintegrador de la misma una unión matrimonial hipócrita. El restablecimiento

de la ley eugenésica del aborto, aprobada por la Generalitat de Catalunya y la

venta Ubre de anticonceptivos fueron las últimas reivindicaciones realizadas

antes de qu« terminara el acto, que fue clausurado con el canto de "Els

Segadors".

Cuando los asistentes comenzaban ya a dispersarse, en uno de los ángulos del

Blaugrana 2 apareció un soldado con un megáfono en la mano, oue comenzó a

dirigirse al público con frases : apresuradas, que denotaban un considerable

nerviosismo. El orador espontáneo dijo pertenecer a la denominada Asociación de

Soldados Demócratas de Cataluña v aludió brevemente a la situación y objetivos

de sus compañeros.

 

< Volver