Bajo la presidencia de los primados de las dos Iglesias. 
 Treinta cardenales y numerosos obispos anglicanos rezan juntos en el Vaticano     
 
 ABC.    30/04/1977.  Página: 29. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

BAJO LA PRESIDENCIA DE LOS PRIMADOS DE LAS DOS IGLESIAS

TREINTA CARDENALES Y NUMEROSOS OBISPOS ANGLICANOS REZAN JUNTOS EN EL VATICANO

Ciudad del Vaticano, 29. (Efe.) El Papa Pablo VI y el arzobispo d« Canterbury y

Primado de la Iglesia anglicana, doctor Donald Goggan, efectuaron un «encuentro

ecuménico» o celebración conjunta de la liturgia / de la palabra de Dios, en la

Capilla Sixtina del Vaticano.

A la celebración litúrgica asistieron 30 cardenales y numerosos arzobispos y

obispos de ambas confesiones religiosas, el Cuerpo diplomático

acreditado ante la San- • la Sede y cristianos de diversos credos.

El Papa y el Primado anglicano hicieron juntos la entrada en la capilla,

seguidos de. los demás religiosos participantes en la ceremonia, en fila de a

dos, uno católico y otro anglícano. Durante la celebración los fieles católicos

ocuparon uno de los laterales de la capilla y los anglícanos la otra.

• - .

Pablo VI y el doctor Coggan se sentaron en dos sillones rojos colocados .ante el

altar y comenzó el rito con el solemne canto del Credo.

El Pontífice, a continuación, pronunció la oración por el mundo, a la que siguió

el canto del Padrenuestro y el rezo de la bendición.

LA DESEADA UNION.—Antes de recitar las oraciones por -la paz en la Iglesia, el

arzobispo de .Canterbury y «1 Papa pronunciaron sus alocuciones. El primero en

hacer uso ´de la palabra fue el doctor Coggan, quien recordó los anteriores

encuentros entre el arzobispo de Canterbury, Fischer, con el Papa Juan XXIII, en

«1 año 1960, y del arzobispo Michel Ransery con Pablo VI, en 1966.

Después, auspició que los trabajos de las

RENOVACIÓN ESPIRITUAL.—Para distinguir «los signos de los tiempos» hay que

llamar constantemente a los hombres religiosos —añadió— a una constante

renovación espiritual -y al estudio de las Sagradas Escrituras. Y mientras los

más estudiosos expertos religiosos hacen esto —dijo también—, los cristianos,

deben rezar por la esperada unidad.

Finalmente, se mostró dichoso de saber que tanto los católicos .como los

anglicanos están rezando y trabajando por la unidad que pidió Cristo Jesús.

Concluidas estas palabras, se recitaron la» oraciones de Jos fieles, leídas

alternativamente por un católico y un anglicano, & las que respondieron

conjuntamente .todos los fieles.

.

Una vea terminada la ceremonia,. Pablo VI y el arzobispo de Canterbury se

abrazaron, gesto que imitaron muchos de las. presentes..

Comisiones mixtas católieo-anglicanas consigan que las dos comuniones .unidas

en´ el bautismo lo puedan ser también en´la difusión del mensaje evangélico en

el mundo. Concluyó diciendo que «pueda el Reino de Cristo venir, que se haga su

voluntad, y que llegue a nosotros la deseada profunda unión. Saludamos al. Papa

con afecto y gratitud»,

UN TESTIMONIO COMÚN.—Pablo VI mostró su alegría con la solemne celebración

conjunta, la que consideró «muy importante» de cara a un mundo atormentado por

las divisiones. «No puede existir verdadero ecumenismo —dijo— que sea digno de

tal nombre, sin una verdadera conversión interior.»

«Venerable hermano —continuó—> vuestra presencia aquí es una muestra viviente de

esta fe y esperanza que un día nos unirá.»

Recordó después palabras del Concillo Vaticano u, en las que se insta a la

unidad para «no dar mal ejemplo al mundo», directrices que están siendo seguidas

por católicos y anglicanos «en su deseo de dar un testimonio común». Dijo el

Papa que los jóvenes son los que más necesidad y esperanza tienen de esta unidad

y los que con mayor ansiedad expresan su amor por la unidad en Cristo.

 

< Volver