En unas declaraciones a Radio Vaticana. 
 Monseñor Yanes reitera la independencia política de la Iglesia     
 
 ABC.    27/04/1977.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EN UNAS DECLARACIONES A RADIO VATICANA MONSEÑOR VANES REITERA LA

INDEPENDENCIA P01ITICA DE LA IGLESIA

Ciudad del Vaticano, 26. (Efe.) La Iglesia mantendrá una posición, de

independencia respecto a las posiciones políticas, y nadie tiene derecho a

intentar acaparar la autoridad eclesiástica en beneficio de un programa político

frente´ a las elecciones españolas.

Así lo confirmó en una entrevista a Radio Vaticano el secretario de la

Conferencia Episcopal Española, monseñor. Elias Yanes Alvarez.

Para el prelado español, «desde el punto de vista- de Ja fe cristiana, son

posibles diversas opciones políticas, pero con un límite: que no se opongan en

programas y métodos de acción al contenida evangélico».

Al resaltar «ue «Ja concordia de un programa político con la enseñanza

eclesiástica social díbe ser, para un cristiano, un criterio dé orientación en

el momento de sus opciones», monseñor Yanes Indicó que «los cristianos deben

apoyar valores como la libertad. la moralidad, la estabilidad de la familia, el

derecho a I» vida, incluido el de los no nacidos; el pleno respecto de la

conciencia religiosa de cualquier persona».

«líos cristianos —explicó el secretarlo d« la Conferencia Episcopal— deberán

rechazar su apoyo "a partidos y programas" Incompatibles con la concepción

cristiana de la vida y de la fe, como aquellos qu« niegan derechos o libertades

fundamentales del hombre.»

A este respecto puntualizó algunos puntos de fricción, corno la promoción de la

estatalización de la enseñanza, el libre derecho de los padres a eteglr las

escuelas de sus hijos, el pretender el lucro como motor esencial y exclusivo del

Interés económico o la competitividad, ley suprema dé la económica.

«También los cristianos no pueden dar su colaboración —dijo monseñor Yanes— a

los. grupos, partidos o programas que empleen la violencia, el odio o la mentira

para conseguir sus fines.

En resumen, la Iglesia se orienta hacia la necesidad de apoyar con el voto los

valores morales coherentes con el Evangelio, aunque deja a la responsabilidad d»

los fieles la tarea de analizar el contenido aufl ofrecen los partidos y

discernir si en el mismo existen o no dificultades para su aceptación desde el -

punto de vista cristiano.

 

< Volver