Tras largo diálogo entre católicos y ortodoxos. 
 No se ha conseguido una fecha común para la celebración de la Pascua     
 
 ABC.    27/04/1977.  Página: 33. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABC. MIÉRCOLES, 27 DE ABRIL DE 1977.

la Iglesia m el mundo de hoy

TRAS LARGO DIALOGO ENTRE CATÓLICOS Y ORTODOXOS

NO SE HA CONSEGUIDO UNA FECHA COMÚN PARA LA CELEBRACIÓN DE LA PASCUA

Ciudad del Vaticano, 26. (Efe.) Loa cristianos no celebrarán por ahora la Pascua

en una fecha común, como estaba previsto que se hiciese, a partir de 1978, en´

el segundo domingo de abril.

La Idea" de esta celebración, en una fecha fija y no móvil, como se

viene,realizando desde hace casi dos mil años, había surgido porque, el año

próximo, coinciden casualmente la Pascua católica con la ortodoxa y de las

comunidades católicas orientales.

Pero el proyecto, después de meses de deliberaciones entre representantes de las

diversas Iglesias cristianas, rio llegó a buen puerto. Un portavoz vaticano

aseguró que «ha sido relegado, pero no se puede decir que se renuncie

definitivamente a la idea».

Las razones, siempre en los mismos medios, son que los dirigentes ortodoxos no

parecen haber acogido con entusiasmo a la Idea, impidiendo un.acuerdo en los

plazos establecidos previamente.

La Pascua se establece según ilh antiguo cálculo lunar y se hace coincidir con

el domingo siguiente al primer- plenilunio de la primavera, y, en 1978, se daba

la coincidencia de que correspondía a la misma fecha que la Pascua de las

Iglesias ortodoxas, el 10 de abril. .

Ante la falta de un acuerdo, los católicos celebrarán la Pascua

Independientemente de los ortodoxos y según el cálculo lunar. El presidente de

la Congregación para la Unión de los Cristianos, cardenal Jan Wíllebrands, hará

llegar a todos los presidentes de las conferencias episcopales una carta,

explicándoles que las Iglesias orientales han pedido un «nuevo período de

estudio y reflexión», debido a «serlas dificultades pastorales».

En cambio, los protestantes y los anglicanos, según se indica en el Vaticano,

han expresado inmediatamente plena adhesión a la Idea de una Pascua cristiana

común, que tal vez pueda ser una realidad en la próxima década de los ochenta:

destinará a ceremonias religosas .preconcilieres.

El prelado suspendido «a divinis» por el Vaticano ofició la bendición ante unas

ochenta personas. La pequeña capilla «tradicionalista» se encuentra en Stein, en

el suroeste de Holanda, ya menos de 40 kilómetros de la ciudad belga de Lieja.

El prelado no pronunció ninguna homilía en el transcurso dé .la misa de

bendición, que ofició con la ayuda de otros dos sacerdotes. El obispo de la

diócesis a que ¡orresponde Stein, monseñor Roermond, había prohibido la

ceremonia, pero el anciano obispo dijo que era su deber celebrarla.

 

< Volver