Los católicos ante las elecciones  :   
 Orientaciones doctrinales de los obispos de la provincia eclesiástica de Burgos. 
 Ya.    01/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

los miélicos unte ks elecciones

Orientaciones doctrinales de los obispos de la provincia eclesiástica de Burgos

Los obispos de la, provincia eclesiástica de Burgos han publicado una

declaración sobre "Las católicos ante las elecciones", de la que, en síntesis,

recogemos las sigruientes puntualizaciones:

* "A nadie se puede imponer por la fuerza la fe, pero al ésta es profesada

con libertad y responsabilidad, es \ preciso obrar de modo coherente1

con ella."

* "Desde una perspectiva negativa, el cristiano no puede colaborar -con

sistemas e ideologías que Ignoren o atenten contra el destino trascendental

del hombre y contra su dignidad. Y así, como acaba de recordar la

Comisión Permanente, hemos de negar nuestro apoyo a aquellos partidos o

programas que niegan los derechos fundamentales y las libertadas del

hombre; a los que propugnan la estatificación de la enseñanza,

contra el derecho de los padres a elegir la escuela que prefieran para sus

hijos; a los que hacen del lucro el motor esencial y exclusivo de su programa

económico, de la concurrencia la ley suprema de la economía y "de la propiedad

privada de los medios de producción un derecho absoluto.

Y de la misma manera, el creyente ha de rechazar programas que, como el

marxista, propugnan

un materialismo ateo, una dialéctica de violencia y lucha de clases y una visión

de la vida incompatible con nuestra fe." * "Positivamente, la actuación del

cristiano no debe limitarse a emitir su voto. Ha de cuidar que su voto,

clarificado en un clima de sosiego y. de´ paz interior, pueda garantizar

aquellos derechos y libertades del hombre cristiano." "Ante legítimas opciones

políticas el sacerdote tiene derecho » asumir la suya. Pero, como cualquier

opción política es contingente, el sacerdote, testigo de las cosas futuras, debe

mantener cierta distancia respecto a cualquier empeño político. Incluso su

ministerio puede exigirle renuncias, al ello es preciso, para mantenerse como

signo válido de la unidad y para anunciar en su plenitud el Evangelio de

Jesucristo."

 

< Volver