Cardenal Tarancón: "La fe exige definirse"  :   
 "El cristiano no es un anti por sistema, pero la fe exige el alejamiento de las ideologías que no se conforman con ella". 
 ABC.    06/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

CARDENAL TARANCON: «LA FE EXIGE DEFINIRSE»

"El cristiano no es un anti por sistema, pero la fe exige el alejamiento de las

ideologías que no se conforman con ella"

Bajo el título genérico de «El sí y el no», Inicia esta semana uña nueva serio

de cartas el cardenal Tarancón. £1 título de la presente semana —«La fe exige

definirse»— señala el tenor de la serie, en la que el arzobispo dé Madrid trata

de señalar aquellas cuestiones en las que el cristiano tiene obligación de tomar

una postura y definirse.

Los párrafos fundamentales d« esta primera carta son los siguientes:

Se ha criticado a. la Iglesia de haber utilizado en no pocas • ocasiones una

postura abiertamente negativa.

Más que en aclarar y defender su doctrina, se entretenía en excomulgar a unos y

en llamar la atención sobre todas las afirmaciones que parecían más o menos

heterodoxas.

Incluso se ha dicho con Insistencia que la: educación cristiana era la educación

del NO, ya que se Insistía principalmente en lo que no se debía hacer, en lo que

era necesario evitar.

•Como consecuencia de esa postura negativa, dicen, se ha fomentado excesivamente

la actitud «anti». de tal manera, que, se consideraba cristiano al que se

declaraba «anti» unas cuantas corrientes que se, consideraban perniciosas.

Juan XXIII. sin embargo, cambia claramente de estilo. Y el Concilio Vaticano II,

asumiendo decididamente la postura del «buen Papa Juan», abrió las puertas de la

Iglesia a todas las realidades externas, reconociendo el valor positivo de los

bienes temporales ,y del mundo y aceptando la parte de verdad que existía en

actitudes y ambientes extraños a la Iglesia; y aun

reconociendo explícitamente que el Espíritu Santo" obra también fuera de la

Iglesia,: No es todo malo, vino a decir claramente, lo que está fuera de la

Iglesia católica: hay cosas buenas en las´ otras religiones y en la realidad

terrena..

Contra aquella tostara del NO. que era excesiva, se ha producido ahora la

actitud del SI, _con Idéntica exageración a la de antes: Como si todo fuese

bueno, todas las opiniones fuesen correctas, todas las renglones verdaderas, y

todas las corrientes filosóficas, sociales y políticas mereciesen la misma

consideración e Idéntico respeto.

Y si era peligrosa, por excluyente. la postura de excomunión, no. es menos

peligrosa, por slncretista* la postura moderna de conformismo con todas las

ideologías y sistemas, con tal que sean expresión de la llamada «base».

No se puede olvidar que toda afirmación Incluye alguna negación. La profesión de

la Pe incluye el alejamiento de las afirmaciones que no se conforman con ella.

El espíritu evangélico rechaza aquellas conductas que no se conjugan con él. El

cristiano debe rehuir todas las medidas que no estén dé acuerdo con el

Evangelio. • La vida del cristiano está ^-debe estar— entretejida de síes´y de

noes. Y st falla un cristiano por no aceptar todas las exigencias del SE a la

Palabra de Dios, también falla cuando no sabe decir NO por cobardía o

simplemente por condescendencia culpable.

Es cierto que la postura «anti» no e* cristiana. Tampoco 1» es la conducta

indefinida o débil Que no compromete a nada.

 

< Volver