Comunicado final de la Permanente de la Conferencia Episcopal. 
 No a los partidos incompatibles con la fe cristiana     
 
 El Alcázar.    23/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Comunicado final de la Permanente de la Conferencia Episcopal

NO A LOS PARTIDOS INCOMPATIBLES CON LA FE CRISTIANA

MADRID, (Europa Press).—A última hora de la tarde, de ayer, el secretario del

episcopado español entregó a los medios informativos el siguiente comunicado de

la reunión de la comisión permanente de la Conferencia Episcopal Española:

"La comisión permanente de la conferencia episcopal española se ha reunido en

Madrid durante los días 30 al 2 del presente mes.

LA PRÓXIMA ASAMBLEA PLENARIA

La asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal tendrá lugar, como estaba

previsto, en la semana del 20 al 26 de junio. Se tratarán en ello, además de los

ya referidos temas económicos, los del momento actual de Caritas Española y los

problemas relativos a la enseñanza religiosa en el ámbito escolar.

ANTE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES

La Comisión Permanente ha estudiado si procedía publicar alguna nota orientadora

anta las próximas elecciones, ponderadas diversas1 razones en pro y en contra,

ha decidido no publicar ningún nuevo documento, por considerar que los obispos

españoles han hablado ya con suficiente claridad en diversas ocasiones.

Especialmente en la nota publicada el 2 de febrero de este mismo año por la

Comisión Permanente, asi como cruel documento de • la Comisión Episcopal de

Apostolado Social de julio de 1976 y en la nota pastoral de los obispos del Sur

de España de diciembre del mismo alta.

4.a Comisión Permanente, para la debida información de los cristianos ha

encargado al secretariado del episcopado que procure la divulgación de los

criterios expresados en dichos documentos, entre ellos destacan los siguientes:

• Todos debemos ser conscientes de la ´gran responsabilidad y del deber de.

participar con el voto en elecciones como las que van a tener lugar en

España.

• Ningún programa político es capaz de realizar plena y satisfactoriamente los

valores esenciales déla concepción cristiana de la vida.

A nadie le es lícito arrogarse en exclusiva a favor de su parecer político la

autoridad de la Iglesia. Desde el ámbito de la fe cristiana caben diversas

opciones políticas con, tal de que no sean opuestas, ni en programas ni en

métodos de acción, a los contenidos evangélicos.

Por la* misma razón, los cristianos deberán .negar su apoyo a aquellos partidos

o programas incompatibles con la fe como, por ejemplo, los que niegan los

derechos fundamentales y las libertades del hombre, los que propugnan la

estatificación de la enseñanza contra el derecho dé los padres a elegir la

escuela que prefieren para sus hijos, y los que hacen del lucro del motor

esencial y exclusivo del programa económico de la concurrencia, la ley suprema

de la economía, y en. la propiedad privada denlos medios de producción, un

derecho absoluto, sin límites ni obligaciones correspondientes.

igualmente los cristianos no deberán colaborar con los que emplean la violencia,

el odio y la mentira para .conseguir sus fines. Muy al contrario, deberán cuidar

de modo especial ser hacedores de paz con •fidelidad" a la verdad y respeto a

las personas en las tensiones características de toda campaña preelectoral.

Como puede suceder que el programa dé un partido no traduzca su verdadero

proyecto, toda opción responsable, y muy especialmente la de un cristiano, debe

considerar además del programa de los partidos, la posibilidad de que detrás del

mismo se encuentre una ideología o un juego de intereses qua condicione la

opción por inspiraren concepciones incompatibles con el pensamiento cristiano.

 

< Volver