Tertulia electoral en ABC     
 
 ABC.    05/06/1977.  Página: 12,13,14. Páginas: 3. Párrafos: 46. 

ABC. DOMINGO, 5 DE JUNIO DE 1977. PAG. 12

TERTULIA ELECTORAL EN A B C

Los candidatos

Estuvieron en la mesa de nuestra tertulia: Antonia García García (F. E. de las J. O. N. S.) Carmen García

(Unión del Centro Democrático); Carmen García Bloise (Partido Socialista Obrero Español), Delia Rivera

(Federación Democracia Cristiana), Maite Gallego (Partido Socialista Popular), Ana María Pérez Palacio

(Alianza Popular). Carmen García Bloise (P. S. O. E.):

«FORMALIZAR LA IGUALDAD ENTRE EL HOMBRE Y LA MUJER»

—¿Cuál es la política especifica de su partido con respecto a la mujer?

—La. política específica de la mujer viene enmarcada en los problemas que hay «ue resolver para que

exista realmente Igualdad de oportunidades. Esto significa que no entendemos que sea un medio propio a

los socialistas el separar la opción en favor de la emancipación de la mujer de la opción en favor de la

emancipación de la clase oprimida hoy.

Somos, no obstante, conscientes de que vivimos en una sociedad fundamentalmente machista, herencia

seguramente de una educación recibida, que ha reducido la función de la mujer al papel de hembra y no al

de ciudadana. De cierta manera, la mujer consciente o inconscientemente se ha acoplado en este papel de

ser protegido, pero la sociedad que avanza hacia un modelo igualitario no se conforma ya con el papel

marginado que la reserva el sistema capitalista.

Entendemos, pues, que uno de los papeles esenciales de los partidos políticos y en consecuencia de las

próximas Cortes Constituyentes, habrá de ser el de formalizar la igualdad entre el hombre y la mujer, no

solamente con leyes que muchas veces se quedan en meros textos testimoniales, sino buscando las

garantías de que esas leyes se aplicarán obligatoriamente por quienes tienen el deber de aplicarlas.

—Alguna vez se ha acusado al P. S. O. E. de no ofrecer a la mujer puestos de privilegio. ¿Es esto cierto?

—No, del año 72 al 74 había una mujer en la Ejecutiva y en el 76 se volvió a elegir una mujer. Con esto

queda borrado cualquier acusación que se nos pueda hacer a este respecto.

Delia de Rivera (F. D. C.):

«CUANDO LA MUJER TIENE CULTURA POLÍTICA ES MAS AVANZADA QUE EL HOMBRE»

«Creo que no hay problemas específicos de los hombres y de las mujeres, son problemas conjuntos.

La mujer tiene unas reivindicaciones sociales desde todo punto de vista justas, pero si somos conscientes

tenemos que darnos cuenta que todo esto hay que conseguirlo codo a codo con el hombre.

Si propugnamos una nueva constitución sabemos que en esas Cortes la absoluta mayoría van a ser

hombres, por lo tanto, va a ser necesario hacerles comprender a esos hombres que las reivindicaciones de

las mujeres no repercuten exclusivamente en ellas, sino en la consecución de una sociedad mejor, más

armónica, más justa; comenta Delia de Rivera, candidata al Congreso por la Federación de la Democracia

Cristiana.

¿En qué medida la mujer española ha llegado a su madurez política como electora? ¿Hasta que punto la

mujer española casada va a mantener su criterio a la hora de elegirr, con independencia de lo que haga el

marido?

—Las encuestas nos dicen que hay casi un 40 por 100 de indecisos, supongo que estarán repartidos entre

hombres y mujeres. Esto nos llevaría a la conclusión de que pedir madurez política a la mujer, en un país

donde durante cuarenta años ni se ha hecho ni se ha hablado de política es pedirle peras al olmo.

Por supuesto que creo que hay una gran inmadurez política en las mujeres, pero no es menos cierto que

también la hay en el hombre. En principio dicen que la mujer es más conservadora que el hombre, aunque

mí experiencia personal me hace dudar bastante de esta afirmación. Creo que cuando la mujer tiene una

cultura política es generalmente más avanzada que el marido, refiriéndonos, clara está » la mujer casada´.

Antonia García García (Falange Española):

«LA MUJER ESTA MARGINADA, PORQUE ES EL HOMBRE QUIEN OCUPA SUS PUESTOS»

—¿Cree verdaderamente que la mujer no está discriminada en el aspecto laboral con respecto al hombre?

—Efectivamente, la mujer a veces está marginada, pero no porque existan unas leyes que la marginen,

sino porque la mayoría de los casos es el hombre el que ocupa loa puestos o los cargos donde hay que

darte el trabajo a la mujer; por ejemplo, el hombre, por lo general, es el que cree que la mujer, por el

hecho de ser. mujer, vale Buenos. Se parte de la antigüedad. Tuvo que venir Cristo a decir que la mujer

erm criatura igual «ue el hombre.

La sociedad tiene que ir evolucionando poco a poco hasta que el hombre pueda aceptar a la mujer como

un complemento de su vida y «o como un instrumento a su servicio.

—Hay muchas mujeres marginadas. & causa de esta sociedad que durante cuarenta años ha sido y sigue

siendo machista. y estas mujeres no tienen preparación. ¿Se ocupa su partido de este problema?

—Mi partido lo primero que se preocupa es de formar a la mujer como persona íntegra, entonces

formaremos, como se ha llevado haciendo a través de tantos años por Sección Femenina, a la mujer que

ha querido estudiar educándola en sus colegio»; a la mujer «ue ha querido trabajar, enseñándola en MIS

talleres, y a la mujer del campo a «ne vaya a las granjas y sepa utiliza? los productos de) campo y a sacar

el mayor rendimiento a los productos naturales de esa región. También Sección Femenina ha fomentado

la artesanía popular y, gracias a ella, no se han perdido las obras artesanas de tanto valor tradicional que

existen en nuestra Patria.

—¿Es necesario un control de la calidad de la enseñanza —puesto que usted es directora de un colegio—

y cómo se puede hacer para oue los colegios estatales sean mejores que los privados?

—Dotándoles de los medios necesarios materiales y humanos para que cualquier niño español se sienta

orgulloso de ir a un colegio del Estado y no tenga, que acom-plejarse porque no vaya a un colegio de

«pago». Si lo* colegios privados implantan una enseñanza superior porque tienen más medios —como

son negocios—, pueden seleccionar al personal que más le vaya a rendir y pueden en sus aulas marcar el

número de alumnos, siempre la ventaja la lleva la enseñanza privada.

Carmela García-Moreno Teixeira (de la Secretaría para la Problemática de la Mujer, de Unión del Centro

Democrático):

«LOGRAREMOS QUE ESPAÑA DEJE DE SER MACHISTA»

Para Carmela García-Moreno Teixeira, de la Secretaría para la Problemática de la Mujer de U. C. D. y

coordinadora de Castilla la Nueva. Albacete y Melálla: «Nosotros somos moderados en la forma, pero

progresistas en el fondo. Procuramos que los ataques «ue se producen sean los menos posibles a las

personas, y que ae dirijan a las ideologías contra las que combatintos 7 a las que respetamos. Esto se lleva

a efecto por la U. C. D., aunque, desgraciadamente, por parte de la derecha y de la izquierda recibimos

ataques de todo tipo. Quizá las personas que- por su ideología son más conservadoras atacan más

violentamente contra nosotros.»

—¿Cuál es el papel que desempeñará te mujer, después del 15 de Junio, en España?

—Por nuestro número, iniciativa y parte activa que tomamos lograremos que la sociedad española deje de

ser machista. y conseguir «ve podamos luchar el hombre y la mujer juntos.

Información elaborada por:

Ángel Antonio González, Carlos Dávila, José María Fernández-Rúo, Carmen Fuentes, Gonzalo Garcival,

Obdulio Martín Bernai, María José Méndez, Piedad Moreno, Luis Pediró, Herminio Pérez Fernández y

Roberto Velázquez.

Moderador de la tertulia: Miguel Angel Nieto.

Fotos: Teodoro Naranjo.

Coordinador: Jesús Ramos.

Relacione* Públicas: Rafael Muñoz Lorente y Alicia Conde.

ABC. DOMINGO, 5 DE JUNIO D E 19 7 7. PAG. 13

Maite Gallego (candidata en Madrid por el P. S. P.):

«LAS REIVINDICACIONES FEMENINAS ESTÁN INCLUIDAS EN EL PROGRAMA DEL P.S.P.»

—¿Qué papel ocupa la mujer dentro de un partido de Izquierda como el P. S. P.?

—En el P. S. P. el papel de una mujer es idéntico al de un hombre cuando la capacidad de ambos es igual.

No hay que olvidar, sin embargo, acondicionamientos culturales a los que estamos sometidos hombres y

mujeres.

—Sin embargo, el porcentaje de mujeres militantes y responsables del partido es más bien bajo, ¿no?

—Desde luego, minoritario. Las mujeres militantes somos menos que tos hombres, aunque en algunos

lugares como Madrid, por ejemplo, la diferencia es menor. Y debo decir que hay mujeres en puestos de

cierta responsabilidad en el P. S. P.

—Si salieras elegida, ¿llevarías al Parlamento reivindicaciones específicamente femeninas?

—Las reivindicaciones específicamente femeninas están Incluidas en los presupuesto* del P. S. P.

—¿Existe algún grupo específicamente feminista en el seno del P. S. P.?

—Hay una Comisión de estudios del tema feminista, en todos sus aspectos, formados por mujeres y por

algunos hombres.

—¿Cuál es tu opinión respecto de los grupos feministas Independientes que funcionan en España?

—Al menos yo, personalmente, pienso que la generalidad de las mujeres de mi partido respetamos

totalmente a las organizaciones feministas y les reconocemos toda su importancia. Pensamos que han

desempeñado y desempeñan un papel muy importante en la lucha por la igualdad de la mujer.

Sin embargo, yo no puedo concebir el feminismo separado del socialismo, porque una serie de medidas

imprescindibles para conseguir la igualdad de la mujer y su participación plena en la sociedad creo que

solo son posibles dentro del socialismo.

Ana María Pérez Palacio (Alianza Popular):

«LA FAMILIA, FUNDAMENTO DE LA SOCIEDAD»

«La familia es el fundamento no sólo de (a sociedad, sino también de un pueblo y de todo el país. Si nos

falla la familia o no existe como tal se produce un resquebrajamiento de toda la vida social y política del

país. Es como la célula primaria de la sociedad», afirmó Ana María Pérez Palacio, candidato de Alianza

Popular al Congreso por Castellón.

«Veo tan fundamental la familia —añadió— y su proyección que luego, cogiendo Individualmente a cada

ser humano, siempre será un reflejo de lo que ha sido su hogar, su familia, salvo rarísimas excepciones,

que son las que confirman la regla.»

«Desde el punto de vista de mujer y madre de familia —tengo tres hijos— concibo la familia dentro de la

línea cristiana y humanista.»

Coloquio

PRESENCIA DE LA MUJER EN LA POLÍTICA ESPAROLA

Seis mujeres fueron protagonistas de la XV tertulia electoral, celebrada en la Casa de A B C. Cinco de

ellas candidatos, en la» próximas elecciones, para las nuevas Cortes. La concurrencia de público fue

numerosísima y puede decirse que el interés y la expectación ante la singularidad del coloquio subieron

de punto.

DE izquierda a derecha se sentaron en el estrado doña Antonia García García, de F. E. de las J.O.N.S.;

doña Carmen García Moreno, de Unión del Centro Democrático; doña Carmen García Bloise, del Partido

Socialista Obrero Español; doña Delia Rivera, de la Federación Demócrata Cristiana; doña Maite

Gallego, del Partido Socialista Popular, y doña Ana María Pérez Palacio, de Alianza Popular. Esta última

se presenta candidato al Congreso por Castellón de la Plana. Lae demás. —salvo doña Carmen García, de

U. C. D., que no aspira a un escaño— acuden también a las elecciones por sus respectivos partidos en

Madrid.

LA MUJER Y LA POLÍTICA

El debate, lógicamente, se inició por aquí. ¿Qué hace, que puede hacer la mujer de «este país» expresión

que suscitó alguna suspicacia en un señor asistente dentro del juego político?

Para Carmela García, de Ü. C. D., la mujer española ha tenido hasta ahora poca participación en la

política, porque al existir un único partido, sólo las mujeres que pertenecían a él pudieron Intervenir en

ese terreno. Ahora que la mujer va a Integrarse en una sociedad más justa, más libre y más democrática

tendrá una participación política creciente, dijo.

Carmen García, del P. S. O. E., aseguró que durante los últimos cuarenta años ni las mujeres ni todos los

hombres han tenido acceso libre a la política. «Vamos al Congreso —dijo— a cambiar la vida, qu» es

tanto como cambiar las leyes; para crear una sociedad mejor.»

También Delia. Rivera, de F. D. C., entendía que «cuarenta años de autocracia no han permitido saber si

la mujer española tiene madurez política, pero aseguró que las mujeres no están en las listas de candidatos

como tales mujeres, sino como políticos, que los partidos han considerado con suficiente preparación para

la lucha electoral».

«La mujer ha estado condenada a ser un ciudadano de segunda categoría— se lamentaba Malte Gallego,

del P. S. P.—, relegada a las tareas domésticas. Por eso no abundan las mujeres encabezando listas de

candidaturas. Nosotros queremos participar en la política, en la vida d* nuestra sociedad, pero no como

mujeres, sino como ciudadanos de la misma categoría que el hombre.»

No estaba de acuerdo Ana María Palacio, de Alianza Popular, por entender que 1a mujer española ya

había votado en dos referéndum. Afirmó que muchas mujeres se sienten postergadas, pero no hacen gran

cosa por dejar de serlo; muchas mujeres, por comodidad —dijo—, prefieren que se lo den todo hecho.

«Yo soy esposa, madre y trabajo. Y no me siento políticamente marginada.»

La polémica estaba planteada. Antonia García García, de F. E. de las J. O. N. S., aseguró que así como la

incorporación de la mujer al trabajo fue una conquista que costó mucho tiempo, porque para algunas

clases sociales estaba mal visto que la mujer trabajara fuera de casa, con la política ocurrirá lo mismo.

«Poco a poco hemos ido incorporándonos a las tareas políticas —dijo—, con el deseo de hacer algo por

los demás.»

EL DIVORCIO Y EL ABORTO

Estos dos temas fueron suscitados por uno de los asistentes. Los comentarios de las candidatos fueron

diversos: mientras paira Delta Rivera (D. C.) la ley del divorcio es necesaria, para Carmen García (P. S.

O. E.) el divorcio sería un remedio para una situación de fracaso matrimonial. Ambas consideraban que

ningún partido político puede ser abortista, pero entendían que si el hecho existe debe regularse y, sobre

todo, combatirse mediante una mejor educación de la mujer, que haga innecesario llegar a ese límite.

Para Antonia García, de F. E.-J. O. N. S., y Ana María Pérez, de A. P., ni el divorcio ni el aborto son

aceptables. Son cosas muy graves. Si defendemos los derechos humanos, diría la primera, no podemos

aceptar el aborto, porque el primer derecho es el de la vida.

LA ENSEÑANZA

El tema de la enseñanza fue también muy polémico. Todas las candidatas estuvieron de acuerdo en que la

solución a este problema tiene una imprescindible base económica, por lo que sería preciso empezar por

una reforma fiscal efectiva y a fondo

Otras muchas cuestiones fueron ampliamente tratadas: la reforma de la Seguridad Social, para que preste

mejor asistencia incluso en materia psiquiátrica; la creación de jardines de infancia, para que la mujer

trabajadora pueda dejar en ellos a sus hijos; la situación de la mujer que prefiera no trabajar y quedarse en

casa a cuidar de sus hijos, pero no puede hacerlo porque su sueldo es necesario para el hogar; el posible

salario del ama de casa; la modificación del Código Civil y del Código Penal (Carmen García), en materia

de bienes gananciales, adulterio, patria potestad, que suponen discriminaciones palmarlas para la mujer.

Resumen: una tertulia con temas muy trascendentes, que nuestras seis invitadas abordaron con

ponderación, exponiendo los criterios —lógicamente diferentes— de los distintos partidos políticos que

representan. En definitiva, contraste de pareceres.

AVISO IMPORTANTE

Ante la avalancha cié peticiones de lectores, suscriptores y amigos para asistir a nuestra «tertulia

electoral», nos vemos obligados á notificarles que nos es materialmente imposible acceder a sus deseos.

Desgraciadamente, hemos rebasado las posibilidades de nuestro archivo y biblioteca y en ningún caso,

por razones de seguridad y de mínima comodidad de los asistentes podremos ampliarlas, ya que han

quedado totalmente cubiertas las Invitaciones hasta la fecha electoral.

 

< Volver