Capilla ardiente     
 
 Arriba.    05/06/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Capilla ardiente

BARCELONA. (Europa Press.) A las siete de la tarde quedó ins-talada en el cuartel de la avenida de

Madrid, número 11, sede de la Jefatura de la Cuarta Zona de la Guardia Civil, la capilla ardiente de los

dos guardias asesinados en la mañana de ayer a la puerta del propio acuartelamiento.

A las siete y media habían des. filado ante los cadáveres de sus compañeros centenares de guardias civiles

y empezaban a llegar al cuartel las primeras autoridades barcelonesas.

Dolor en Ubeda

Las padres de Rafael Carrasco Lamas, uno de los dos guardias civiles asesinados en la mañana de ayer en

Barcelona, don Diego y doña Isabel, se enteraron del atentado contra su hijo por una llamada telefónica

de otro de sus hijos, llamado Ángel, quien hizo saber a sus padres que su hermano Rafael había sido

herido gravemente en un atentado mientras estaba de servicio.

Ángel dijo, asimismo, a sus padres que se pusieran en camino hacia Barcelona, a donde llegaron a última

hora de la tarde de ayer, vía Madrid.

La anterior profesión del guardia civil asesinado era la de repostero. Está casado con Dolores Porcel

Leiva, de treinta y cuatro años de edad, natural de Córdoba y residente en Barcelona.

El señor Carrasco Lamas era muy querido en su pueblo natal, de manera especia] en los medios del

gremio de hostelería.

Hoy, trarlado de los restos mortales

Los restos moltales de los dos guardias civiles asesinados en Barcelona serán trasladados a sus respectivas

poblaciones natales, Ubeda, el señor Carrasco Lamas, y Málaga, el señor López Cazorla, después de un

funeral de «corpore insepulto» que tendrá lugar en la capilla castrense de Barcelona, a las once de! me.

diodía de hoy.

Los dos cadáveres, acompañados por familiares de cada una de las víctimas, serán trasladados en la

misma caravana hasta Bailen. Desde el cruce próximo a esta localidad, el del señor Carrasco viajará a

Ubeda y el de su compañero a Málaga.

 

< Volver