Autor: Taboada, Carlos. 
 Partidos y asociacionismo de vecinos, por el cambio. 
 Desaparecerán las calles políticas     
 
 Ya.    30/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Partidos y asociaciones de vecinos, por el cambio

Desaparecerán las calles «políticas»

Carlos Taboada

MADRID, 30 (D16).—Los partidos políticos y asociaciones de vecinos mánifestaron a D16 que aspiran a

denominaciones de calles cuyo contenido sea políticamente neutro, y expresión del sentir popular de los

habitantes de la localidad.

En todos los pueblos existen nombres de calles que hacen mención expresa al general Franco, al Día de la

Victoria Nacional o a cualquier protomártir dé la unidad de España y al catolicismo, que luchó contra. la

República.

En Cataluña, el País Vas. co y Galicia se .empiezan a grabar los rótulos de las calles en las

correspondientes lenguas nacionales. El Partido Socialista de Eus-kadi (PSOE) se dirigió a todos los

Ayuntamientos vascos exigiéndoles que varíen "la denominación de las vías públicas que tengan su

procedencia en la ú¡-tima guerra civil"

Desde Alianza Popular hasta los comunistas, a favor

Alianza Popular (AP) piensa que "lo ideal, será 11egar progresivamente a nombres de calles, que tengan

valor permanente, y lo menos posible conectado a la política cambiante". Aunque el grupo derechista

considera "que sería de un efecto lamentable el lanzarse ahora a un cambio sistemático, con la inevitable

división de opiniones y el apa sionamiento infecundo que ello acarrearía".

El partido del presidente Suárez, Unión de Centro Democrático (UCD), todavía no tiene una idea formada

al respecto. Como grupo en el poder, que se enfrenta con problemas más urgentes y menos simbólicos,

opina "que es un asunto que no tiene relevancia especial y que será la voluntad popular la que determine

en su momento sobre el tema".

La Federación Madrid-Región del Partido Socialis ta Obrero Español (PSOE), según expresó un portavoz,

"apoyará los cambios de nombres de calles que tiendan a una mayor pacificación de la convivencia entre

los españoles y las iniciativas superen la división entre vencedores y vencidos".

El Partido Socialista Popular (PSP) "no tiene interés en que se mantengan algunos nombres de calles que

fueron impuestos, y que significan la perduración del régimen franquista. Los alcaldes elegidos

democráticamente tendrán que nacerse eco del sentir popu lar para que los nuevos nombres signifiquen

algo para los que allí viven".

El Partido Comunista de España (PCE) no es partidario de que tengan que cambiar los nombres de las

calles cada vez que suceda una variación política, " aunque habrá que revisar algunos.

Madrid, a parte de poseer la mayor avenida céntrica dedicada al "generalísimo", sufrió numerosos

cambios en los nombres de las calles a raíz de la guerra civil.

A José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange, se le asignó la Gran Vía, que ha persistido

coloquialmente en su nombre originario. Franco dedicó a su cuñado Serrano Súñer ¡a calle, que desde

siempre se llamó de la Encarnación.

El franquismo regó todos los pueblos con nombres de sus prohombres, con muchas esculturas ecuestres

del general con el bastón de mando y gesto vencedor. Todos los organismos oficiales estaban plagados de

lotos del anterior jefe del Estado.

 

< Volver