Elecciones a Cortes. Nota de Justicia y Paz. 
 La visión global de los programas, criterio ético para las elecciones     
 
 Informaciones.    07/06/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

NOTA DE JUSTICIA Y PAZ

La visión global de los programas, criterio ético para las elecciones

También deben tenerse en cuenta las necesidades de cada mo-mento histórico

La Comisión Justicia y Paz, ante las próximas elecciones, ha hecho público un comunicado, dirigido

particularmente a los creyentes, en el que se subraya la exigencia cristiana de participar en la promoción

del bien de la comunidad y la defensa y desarrollo de los derechos humano». "A cada creyente le toca, en

conciencia, discernir—dice el documento—si la actual convocatoria electoral es o no medio adecuado

para la persecución de dichos objetivos."

Indica a continuación que ningún partido político comprende "de modo pleno y total todas las exigencias

que el Evangelio propugna" para una sociedad más justa, más libre más igualitaria y más solidaria.

"Ningún partido puede alzarse con la pretensión de que sus programas y soluciones políticas constituyan

la" fórmula crisitana por excelencia.

El documento destaca luego que "en la elección y determinación de las personales opciones políticas, el

creyente ha de tener

en cuenta las exigencias del Evangelio porque también el ámbito político entra en estas exigencias. Añade

luego que "seria injusta una división de "buenos" y "malos" entre los diferentes partidos. Todos ellos, en

medida desigual, presentan valores y contravalores. "No hay partidos to-talmente acordes con el Evan-

gelio ni partidos totalmente en desacuerdo con él", por lo que no cabe esperar total armonía de ninguno de

los partidos con el Evangelio ni descalificar a ninguno como total y absolutamente incompatibles con la

fe. El creyente deberá ponderar aquí y ahora la opción política más adecuada para el bien de la sociedad y

en una visión global de los valores y contravalores de cada partido.

Tras indicar la necesidad de aseguramiento y estudió con otras personas, el documento termina diciendo

que "el creyente no debe olvidar que la opción es personal y que su responsabilidad es in-transferible a

otras instancias o personas".

 

< Volver