Autor: Colchero Sainz, José Virgilio. 
 Elecciones a Cortes. 
 La pasionaria no se confiesa políticamente     
 
 Informaciones.    07/06/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

LaPasionaria no se confiesa políticamente

MIERES. (Del enviado especial de Logos, José V. Colchero.)

Este mitin de Dolores Ibarruri ha constituido una especie de ti-mo en la campaña electoral, pues después

de casi dos horas de oír a candidatos de segunda lila, la número uno de la lista comunista por Asturias

habló solamente dos minutos, sin decir nada de su programa político. Quienes —unos por devoción, otros

por curiosidad—han venido a Mieres a oír a La Pasionaria han quedado decepcionados. En un campo de

fútbol en la parte baja de la ciudad minera se concentraron el sábado a última hora de la tarde casi quince

mil perso-nas para conocer el pensamiento actual de la presidente del PCE. Ella pronunció hace sólo un

año y cuatro meses en el Kremlin, con motivo del XXV Congreso del Partido Comunista Soviético, el

más prosoviético de los discursos de los dirigentes de la Europa occidental, sin el menor asomo de

"eurocomunismo".

Dolores Ibarruri, ahora candi-data al Congreso de Diputados por Asturias, se limitó en Mieres a "dirigir

un saludo". La Pasionaria ya no da mítines. Sin em-bargo, su presencia mítica electriza a la militancia.

Cuando se levanta para dirigirse a los micrófonos, en el valle de Mieres se oye un griterío entusiasta, que

la aclama.

´Tiene una voz clara y fuerte —que, pese a su edad, sube de tono como una cantante de ópera—idónea

para campañas electorales. Su voz podría ser una herramienta útil para los mítines. Pero no se trata de la

forma física de decir las cosas, sino del contenido de las mismas. Y. La Pasionaria no está dispuesta a

"hacer eurocomunismo" y a renegar de Moscú, que es lo que el PCE necesita para mejorar su imagen con

vistas a las elecciones. Para que Dolores Ibarruri no tire piedras contra su propio tejado electoral y contra

el de Santiago Carrillo, el partido le tiene, por lo Visto, medidas las palabras. El martes estará en la

provincia de Madrid, en Torrelodones, "mareada" por Carrillo. Quizá se explaye un poco más que aquí,

en Mieres, aunque hubiera debido hacerlo desde el principio de la campaña electoral en Asturias, que es

donde se presenta como candidata.

Al concluir su breve intervención hablamos un momento. Es amable. Tiene don de gentes. Dice que le

emociona estar en Asturias. Le recuerdo que he estado muchas veces en Moscú, y me comenta con

agrado: "¡Qué bien!" De política no quiere hablar: "No, ahora no, estoy cansada, muy cansada. Soy tan

mayor." Y así, escudándose en su avanzada edad, La Pasionaria elude el "confesarse" políticamen-te en la

campaña electoral, como correspondería a un aspirante a diputado en unas elecciones democráticas.

En sus dos minutos de intervención en Mieres dijo a los asturianos que les defenderá con entusiasmo en el

Parlamento, que "luchará en lo que sea y como sea por el pueblo" y que está segura "de que Asturias dará

un ejemplo de democracia". Les pidió que lucharan por la "victoria de la democracia".

 

< Volver