En Úbeda y Málaga. 
 Entierro de los dos Guardia Civiles asesinados en Barcelona     
 
 Arriba.    07/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

LA GUARDIA CIVIL

Dos guardias civiles han sido asesinados en Barcelona, El hecho empieza a ser tan frecuente que ¡a

noticia se expresa en un lenguaje sin alarma. El dramático, el helado acontecimiento consiste en que !a

muerte de guardias civiles ha dejado de ser un excepcional acontecimiento. Para mi han muerto dos

hombres del pueblo, carne y sangre real de nuestro pueblo real, y me angustia su muerte menos de lo que

me angustia su vida. Yo creo, y he tenido ocasión de sentirlo y quiero decirlo, que la comunidad española

mantiene a la Guardia Civil en un terrible, un injusta exilio de afecto y que, ante una inmensa impavidez

social, los guardias civiles siguen muriendo.

Espartanos de una sociedad opulenta, morir es parte de su oficio. Su vida es severidad, diligencia y

pulcritud exacta en e! servicio, salarios de asambro, austeridad como pauta de vida, silencio, soledad.

Cualquier día. de cualquier manera, van a morir en e! cumplimiento de su deber. Como en los accidentes

de tráfico, se podría prevenir cuántos números, cuántos efectivos, cuántos miembros..., cuántos hombres

de la Guardia Civil van a morir el próximo año, tan lleno de promesas, al servicio de nuestro país y para

que éste pueda vivir sus nuevas esperanzas en paz.

Hay en España doscientos partidos, miles de asociaciones para todos los fines pensables, una corriente

poderosa de atención a Ia comunidad, una enérgica llamada a la solidaridad. De ese abundante cauda! no

se prodigan las veraces palabras de condolencia, los gestos humanos ni ios sentimientos de gratitud para

los guardias civiles que con sus vidas preservan las nuestras. Una reflexión que no quiere ser desolada

debe recordamos que. además del otorgamiento de medallas a titulo postumo, todos tenemos deberes

contraídos son las vidas de los que aseguran el orden. No es, en absoluto, una cuestión de ideologías, es,

exactamente, un asunto elemental de ciudadanía,

Fernanda LANZACO

 

< Volver