Regiones: Panorama electoral. Bilbao: aumenta la propaganda electoral. 
 La tensión decrece     
 
 Pueblo.    07/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

BILBAO: Aumenta la propaganda electoral

LA TENSIÓN DECRECE

BILBAO. (PUEBLO, de nuestra Delegación.)

Después de un fin de semana tenso —recordemos que se acercaron a diez los atentados diversos regis-

trados de mayor o menor alcance— y de la celebración de medio centenar de mítines electorales, también

agitados algunos, entramos en la recta final de las elecciones.

La tensión, decimos, ha bajado. Y" ha subido en el mismo grado el lanzamiento de octavillas, colocación

de pósters, pegatinas y grandes cartelones, entre los que batió el récord hasta el momento el colocado en

la bilbaína y céntrica plaza de Arriaga por Euzkadiko Ezkerra, y que ocupaba todo un edificio de cinco

pisos. Allí sigue.

Los que no paran tanto son los carteles murales, ya que a veces, sin haberse terminado de secar el en-

grudo, ya hay otros colocados encima. Y si pueden ser los que anuncian actos a celebrar, pues... mejor

que mejor.

—¿Y qué costará toda esta guerrilla absurda, que a nada conduce, si no es a gastar a lo tonto?

Mucho nos tememos que el comentario, oído a una señora cargada con su cesta de la compra bien repleta,

sea compartido por muchos ciudadanos, y esr pecialmente por aquellos que no están implicados en uno u

otro partido e incluso que aún no saben a quién van a votar, ya que el número de indecisos en estos

momentos se estima en un .28 por 100. ¿Quién sabrá arrastrarlos en esta semana de cara al día 15? Tal

vez se observe una intensificación propagandística acusada por parte de la Unión de Centro Democrático.

—Téngase en cuenta que hemos sido los últimos en empezar la campaña electoral, y tal vez sea justo, por

los propios electores, que nos coloquemos al mismo nivel de los demás.

Así se expresaba uno de los candidatos al Senado, al tiempo que nos ofrecía la razón de ser de la U.C.D.:

se ha constituido como coalición electoral para ofrecer una posición clara en el centro político español,

moderada y decidida a la vez; ni marxista ni autoritaria, con el propósito de llevar a cabo la reforma

profunda que exige la consolidación definitiva y pacifica de la democracia en España.

 

< Volver