El Obradoiro de la Catedral de Santiago. 
 Puede volar  :   
 El artefacto explosivo continúa en una de las columnas. 
 Pueblo.    07/06/1977.  Página: 44. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El Obradoiro de la catedral de Santiago

PUEDE VOLAR

El artefacto explosivo continúa en una de las columnas

MADRID (P U E BLO, de nuestra Delegación).—Casi día y medio lleva colocado un artefacto, al parecer

explosivo, sobre una columna superior del cuerpo central de la fachada del Obradoi-ro, de la catedral de

Santiago. Inexplicablemente, el artefacto aún no ha sido desactivado, lo que está causando un profundo

malestar no sólo entre la población santiaguesa, sino en toda Galicia y el resto del país. Piensan que si

pudo colocarse el artefacto es incomprensible que no haya podido retirarse, ya que el peligro a que está

expuesta esta joya artística y espiritual, conocida en el mundo entero, es inminente. En cualquier

momento puede hacer explosión dicho artefacto, provocando incalculables daños a la catedral santia-

guesa, que, como decimos, es una auténtica joya arquitectónica. Por otra parte, también es unánime la

condena del atentado. Toda Galicia condena el acto de bar-barie, a cuya condena se reciben constantes

testimonios en igual sentido de diversas ciudades españolas.

El artefacto explosivo colocado en la catedral de Santiago de Compostela fue descubierto hacia las siete y

media de la mañana de ayer y continúa en el mismo lugar en que apareció, entra las dos torres de la fa-

chada principal del Obra-doiro, sin ser desactivado.

EL artefacto, del que pende ana bandera anarquista, es de forma cilindrica mide veinte centímetros de

largo por cinco de diámetro, está sujeto a la columna con esparadrapo y de él salen dos cables eléctricos.

Se encuentra a una altura de unos veinte metros.

Avisada la Policía por unos transeúntes, que se sorprendieron al ver la. bandera negra, ayer tarde se tras-

ladaron a Santiago los equipos especiales de artificieros del parque de Artillería del Ejército, destinados

en La Coruña. Tras colocar un entramado de madera sobre unas barras metálicas, procedieron a

radiografiar el artefacto.

Sin embargo, sin que se sepa cuál fue la razón, los artificieros no quitaron ni desactivaron el artefacto,

dejando esta labor, según se nos ha informado esta mañana, para intentarlo hoy de nuevo. ´

 

< Volver