En la salida de las coronas para el Valle de los Caídos. 
 Masiva presencia juvenil  :   
 Representantes de todas las Fuerzas Nacionales estuvieron presentes en el acto. 
 El Alcázar.    20/11/1978.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

NACIONAL.

EL ALCAZAR

En la salida de las coronas para el Valle de los Caídos

MASIVA PRESENCIA JUVENIL

Representantes de todas las Fuerzas Nacionales estuvieron presentes en el acto

Más de diez mil personas, según estimaciones aproximadas, asistieron anoche, junto al Arco del Triunfo

en la Ciudad Universitaria de Madrid, a la salida de las coronas que esta mañana fueron depositadas sobre

las tumbas de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera en el Valle de los Caídos. Según

numerosos comentarios, nunca hasta ahora se había registrado una presencia tan multitudinaria en el

emotivo acto, que este año por primera vez ofrecía una singular novedad, al salir en dirección a

Cuelgamuros una corona para el Caudillo junto con la que tradicionalmente Falange Española de las

JONS lleva caminando durante toda la noche para ofrendarla ante su Fundador.

Esta nueva significación integradora se tradujo, cómo referimos, en una concurrencia masiva de todas las

Fuerzas Nacionales que desbordó todas las previsiones con un marcado predominio juvenil. Militantes de

Fuerza Nueva, requetés y falangistas se fundieron en un solo y apretado haz de brazos en alto ante el paso

del conejo, después de que el capellán provincial de FE de Madrid rezara un responso en medio de un

respetuoso silencio. José María Alonso Collar, jefe provincial de la Falange, pronunció la oración por los

Caídos y Raimundo Fernández Cuesta.jefe nacional, dirigió una breve alocución en la que puso de

relieve, sobre todo, cómo se mantiene la capacidad de convocatoria del naciosindicalismo precisamente

cuando tantos malintencionados augurios preveían que con la desaparición de Franco sucumbiría también

la propia Falange. Fernandez Cuesta subrayó que no ha sido así, y que el pensamiento de José Antonio

junto con ¿a. fertilidad de la obra de Franco constituyen hoy, por el contrario, una prometedora alternativa

de fu turo.

El breve discurso de Raimundo Fernández Cuesta fue acogido entre aclamaciones a España, al Ejército y

a ia unidad nacional, al mismo tiempo que se hacían ondear centenares de banderas nacionales, de la

Falangeyde´ la Tradición. Tras cantar el Cara al Sol, se inició la comitiva que descendió por la carretera

de La Coruña. Iniciaba la marcha el señor Alonso Collar y otros mandos de la Falange madrileña, seguido

de numerosos militantes y de miembros de las Juventudes de FN y FE que portaban las coronas colocadas

sobre una Bandera de España y de la Falange. Cientos de personas saludaron brazo en alto el cortejo

mientras se entonaban diversas canciones falangistas. Muchos automóviles mostraban por las ventanillas

la enseña nacional siguiendo a la marcha.

Una vez concluido el acto, los millares de asistentes se disolvieron sin provocar incidentes aplaudiendo a

los numerosos y desproporcionados efectivos de la Policía Armada situados en las inmediaciones.

Con la salida de una corona para el Caudillo junto con la de José Antonio, las Fuerzas Nacionales quieren

dar testimonio de unidad en la lealtad y el recuerdo a estas dos fisuras señeras de nuestra historia por

encima del carácter exclusivamente falangista que hasta ahora revestía este acto, al entender que Franco y

el Fundador de la Falange están unidos, no sólo por una significativa coincidencia en la fecha de su

muerte, sino también por una idéntica ambición nacional. Es de señalar que la marcha fue obligada a

desviarse por la carretera de Castilla hasta Aravaca sin pasar por Puerta de Hierro, como venía siendo

habitual.

 

< Volver