La producción española de vehículos y maquinaria agrícola     
 
 ABC.    31/03/1959.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC MARTES 31 DE MARZO DE 1959.

LA «PRODUCCIÓN ESPAÑOLA DE VEHÍCULOS Y MAQUINARIA AGRÍCOLA.

Según tía.bs recogidos por eí Ministerio de Industria, la producción española de

vehículos durante el año 1958 puede resumirse sí:

Automóviles de turismo, ´31.500 unidades; camiones y furgonetas, 8.900;

motocicletas y motocarro?, -148.000; bicicletas, 194.000; tractores, 1.380.

Si´se comparan estas cifras con las1 correspondientes´al año 1957, resultan

aumentos del 30 por 100 para los automóviles de turismo; del 48 por 100, para

los camiones y furgonetas; del 18 por loo, para. las-motocicletas y motocarros,

y del 3 por loo, para las bicicletas. Solamente la fabricación de tractores se

mantuvo estacionaria.

En los años 1953-1954, en que la fabricación de automóviles -se inició en

España, los importados eran insuficientes para. atender la apetencia del

mercado.^aunque se compraban en el .extranjero unos 8.000 vehículos por año. En

los cinco años transcurridos de 1954 a 1958 se han. producido por S. E. A. T. y

F. A. S. ´A. 83.500 unidades; o sea, cerca del- doble de los que como.promedio

se importaban.

La fabricación de automóviles es una industria compleja, que exige divisas no

sólo para 3a adquisición de.maquinaria de .fabricación, sino también por cuanto

deben importarse, en mayor o menor grado, piezas y componentes, ya que aun los

países con técnica más avanzada dependen del exterior en determinados elementos

que sólo producen algunas industrias muy especializadas, abastecedoras de casi

iodas las fábricas del mundo. Podría caber por- ello la duda de si, en estas

condiciones, la fabricación de automóviles. ofrecerá un saldo favorable a la

balanza de pagos del país; las cifras que siguen ilustran claramente este

propósito.

El capital invertido en la compra en el extranjero de máquinas para el montaje

de las ¡fábricas sumó un total de 161 millones de dólares. Se ha hecho, •

además, un estudio muy detenido, en el que se ´han tenido en cuenta todos los

gastos en divisas, directos e indirectos,, para la • fabricación, más los

correspondientes a la .gasolina, aceite y neumáticos, que se estima hicieran al

circular los 83.500 coches entregados en e! quinquenio citado. Este gasto en

divisas asciende a 39,4 millones de dólares; y si a esta cantidad se añade la

invertida en maquinaria, tendremos un total de 55,5 millones de dólares.

Si no se hubiesen montado las fábricas y se hubieran seguido importando los

mismos 8.000 coches por año, y si al precio de adquisición se añade el coste-en

divisas de la gasolina, aceite y neumáticos que se ocasiona con la circulación

de estos coches, se hubiera efectuado un gasto en los cinco años de 99,0

millones de dólares.

La diferencia entre las dos cifras, o sea, 43,5 millones de dólares, sería el

exceso que hubiéramos gastado de seguir importando coches, en vez de fabricarlos

en el país, y, además, el mercado sólo hubiera dispuesto de la mitad del número

de vehículos.

El promedio anual es importante, pues resulta ser en dicho período de 8.7

millones de dólares. Ahora bien, las.fábricas de automóviles van consiguiendo

una participación cada vez mayor de la industria auxiliar española, y para, los

50.000 coches que han de fabricarse como promedio anual en el período de 1959-

1963, el ahorro computado sobre las mismas bases señaladas antes será ya de 12,3

millones de [dólares por año.

Algo análogo cabe decir respecto a la ¿prisfrucción de camiones. En ellos las

im-

portaciones realizadas son también un porcentaje muy reducido de su valor

global, y una vez compensado en el primer año de fabricación´ el gasto efectuado

en divisas para la adquisición de maquinaria, la economía asciende a 30 millones

de dólares anuales en números redondos, para una- producción que se espera será

de 3.700 camiones en 1959, y que aumentará considerablemente en años sucesivos.

En cuahto a las motocicletas, si se trajera a colación el número de vehículos de

esta naturaleza que utilizan los franceses o los italianos, el correspondiente a

España resultaría todavía bastante bajo. Esto no obstante, el desarrollo

adquirido en pocos años por Ja fabricación nacional´resulta verdaderamente

espectacular. En 1948, Jas motocicletas fabricadas no pasaron de -1.300. El

hechores importante, tanto desde el punto de vista económico como social, ya que

.ha ´permitido poner al alcance de muchos millares de trabajadores este medio de

transporte. En 1958, una parte de .las motocicletas construidas. se exportó.

Resulta a todas luces muy escasa la actual fabricación española >3é tractores.

Nuestras necesidades anuales pueden estimarse en cerca, de las 10.000 unidades,

cifra que deja al descubierto la urgente .necesidad de desarrollar este sector

dé la motorización, al que el Ministerio ha estimulado, siendo varioS los.

proyectos en ejecución.

 

< Volver