La producción española de abonos nitrogenados     
 
 ABC.    21/03/1959.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

A B C SÁBADO 21 DE MARZO D E 1959.

LA PRODUCCIÓN ESPAÑOLA DE ABONOS NITROGENADOS.

Al sobrevenir el Glorioso Movimiento Nacional existían en España dos fábricas

de´ compuestos nitrogenados- de síntesis situados, respectivamente, en La

Felguera (Asturias) y Sabíñánigo (Huesca). La pequeña ´ capacidad de producción

de estas instalaciones y las dificultades interiores y exteriores que se oponían

a su funcionamiento normal nos hacían depender casi totalmente del extranjero en

un´ renglón tan fundamental para la economía española como el ´suministro -de

abonos nitrogenados. Puede´ decirse, en consecuencia, que esta industria básica

comienza a desarrollarse en • nuestro país terminada- la Guerra de Liberación.

Este desarrollo ha sido posible merced a la protección-que el Estado ha

dispsnsaflo a la misma, protección iniciada con el decreto de 10-de febrero de

1940, en virtud del cual se declaró de´ "interés nacional" la fabricación de los

citados compuestos. Los Insultados dé tal política quedan reflejados en las-

cifras siguientes, relativas a las producciones -alcanzadas en 1958 y- su

comparación con las correspondientes al año 1951 en que .empezaron a producir

las primeras fábricas importantes: . Sulfato amónico: 1951, 34.00Q:toneladas;

1958, 175.000; aumento, 414 por 100. Nitrato amónico calcico: 1951, 14.000

toneladas; 1958, 78.000; aumento, 457 por 100. Cianamida calcica: 1951, 2.000

toneladas; 1958, 4.600; ´aumento, 130 por 100.

El año 1935 los consumos1 de la agricultura española fueron cubiertos mediante

la importación de 600.000 toneladas de sulfato amónico y nitratos. Estos

consumos son actualmente mucho mayores. El pasado año la producción nacional de

fertilizantes nitrogenados antes mencionada fue de 257.600 toneladas. A pesar de

éste notable progreso, nos vimos obligados a importar. 859.000 toneladas de

nitratos y sulfato amónico; es decir, un 75 por 100, aproximadamente, de lo

consumido, en el entendimiento de que .la carencia de pro- > ducción nacional

hubiera ocasionado un gasto suplementario de divisas (sin tener en cuenta el

destinado a la adquisición de süperfosfatos del orden de trece millones de

dólares.

Existen actualmente en España seis importantes fábricas _ de abonos

nitrogenados, pertenecientes a seis empresas, a las cuales hay que añadir las

pequeñas .instalaciones productoras de sulfato amónico establecidas en coquérías

y fábricas de gas. En algunas de estas fábricas sé llevan a cabo actualmente

importantes ampliaciones, buena parte de las cuales surtirán efecto dentro. del

año en curso. Por su parte, la Empresa Nacional Calvo Sotelo ´empezará, .también

a producir en el presente año nitrato amónico, calcico y sulfato amónico en

´sus. dos nuevas fábricas de Puertolláno y Puente, de García Rodríguez. Por todo

ello, se estima que en 1959 la producción de abonos nitrogenados alcanzará la

cifra - de´ 350.000 toneladas, con un aumento del 35 por 100, aproximadamente,,

sobre la obtenida"en 1958. En el aspecto económico, hay que subrayar, además,

que las condiciones técnicas en que se desenvuelve esta industria permite

trabajar a un nivel de precios próximo al internacional, y, prácticamente sin

más gasto en divisas que e´l correspondiente a-la importación de algunos

repuestos,, cuyo importe no excede del 2,5 por-100 del valor de la producción.

Para cubrir con la .producción nacional las necesidades presentes y futuras del

agro español se precisa,´ sin embargo, continuar avanzando por el ^camino

emprendidó. El llamado "problema del nitrógeno" se resolverá en un plazo

relativamente corto, mediante la instalación de nuevas fábricas,. como son lasr

proyectadas por varias empresas. Hay, además, en cursó de tramitación otros

importantes proyectos. El-plan es. por consiguiente, muy amplio. Su realización

permitirá .que .hacía 1962 la producción española, de´fertilizantes

nitrogenados, de síntesis se acerque mucho a la demanda normal del mercado, con

un ahorro de divisas que, en números redondos, podemos cifrar alrededor´de´los

cincuenta millones de dólares anuales, cifra inferior al gasto total en

divisas.que representa la construcción de las fábricas que han de permitir esta

producción.

 

< Volver